Granada mil y una

Endesa atribuye los cortes a los enganches ilegales y recalca su inversión millonaria de los últimos años

Ciudadanía - Europa Press - Miércoles, 22 de Mayo de 2019

Endesa se ha mostrado "consciente" de lo que supone la falta imprevista de suministro para los ciudadanos que viven en la zona Norte de Granada y se ha solidarizado con todos los clientes "que sufren las consecuencias de los enganches ilegales, principalmente los originados por el cultivo de marihuana", al tiempo que ha recordado las acciones que está desarrollando para intentar garantizar la calidad del servicio eléctrico, más allá de las "inversiones millonarias realizadas en sus instalaciones".

Fuentes de la compañía han señalado a Europa Press que la inversión ha sido de más de 5,5 millones de euros en los últimos tres años, recalcando que sus acciones también buscan garantizar la seguridad de las personas, ya que los enganches ilegales ponen "en serio riesgo de electrocución e incendio" a quienes conviven con ellos.

Con esta finalidad, Endesa defiende que ha aplicado la tecnología "más vanguardista" a través detectores o sensores de potencia en las redes que permiten prever cuándo las infraestructuras eléctricas se ven saturadas por exceso de demanda.

Sin embargo, desde la compañía lamentan que todas las actuaciones en la mejora de la infraestructura "no están teniendo el resultado esperado, ya que por mucho que se refuercen las redes, éstas no son capaces de soportar el continuo sabotaje de los enganches ilegales".

Endesa entiende así que para solucionar el conflicto de esta zona hay que atajar la causa que lo origina mediante medidas de mayor calado social y en colaboración de todas las partes implicadas.

La compañía incide en que está actuando en una doble vía en colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado y con las administraciones competentes.

Por un lado, aumentar las intervenciones policiales para la detección del fraude eléctrico, con lo que se consigue desmantelar las instalaciones ilegales que son la causa de los cortes de suministro, principalmente por sobrecarga. Además, sostiene que la continuidad e intensidad de estas intervenciones provocan el desistimiento de los defraudadores reincidentes y de los potenciales.

Por otro lado, una vez se llevan a cabo las actuaciones para detección de fraude eléctrico, Endesa ve muy importante trabajar en el fomento de la regularización de los suministros eléctricos.

Ha recordado que esto se está haciendo junto a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) con los vecinos de Molino Nuevo interesados en regularizar su suministro eléctrico para facilitar la tramitación y contratación del servicio. Unos 122 vecinos de esta zona han realizado la remodelación de las centralizaciones de contadores de sus bloques de viviendas para adecuarlas a la normativa electrotécnica vigente y posibilitar la contratación del suministro eléctrico.

Endesa afirma que esta regularización en Molino Nuevo está teniendo una consecuencia directa en la calidad del suministro en la zona, ya que el centro de transformación que abastece a estos vecinos puede trabajar a cargas normales, según contratación, y "no ha vuelto a tener incidencias de suministro".