Piropos poéticos
Sus restos fueron echumados del cementerio de Reus

Huétor Tájar acogerá el entierro de su paisano Cipriano Martos, militante antifranquista asesinado hace 50 años cuyos restos se exhumaron en Reus

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 19 de Enero de 2023
El Ayuntamiento hueteño ofrece su colaboración a la familia de este vecino, asesinado al ingerir ácido sulfúrico tras ser detenido y torturado por la Guardia Civil en 1973.
Antonio Martos con el retrato de su hermano.
Ayto. Huétor Tájar
Antonio Martos con el retrato de su hermano.

El Ayuntamiento de Huétor Tájar ha ofrecido su colaboración a la familia del militante antifranquista Cipriano Martos, muerto tras su detención por la Guardia Civil al ingerir ácido sulfúrico el 17 de septiembre de 1973, para que sus restos puedan ser enterrados en esta localidad granadina casi medio siglo después de ser asesinado.

En caso de confirmarse, la familia de Cipriano Martos prevé trasladar sus restos para que reposen en el cementerio de Huétor Tájar junto a sus padres, “que murieron con toda la pena en el alma por no haber podido besarlo, ni tan siquiera verlo, cuando murió”, ha afirmado Antonio Martos

El cementerio de Reus, en Tarragona, ha acogido esta semana un acto institucional presidido por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés; la consellera de Justicia, Gemma Ubasart, y el alcalde de Reus, Carles Pellicer, además de los familiares del hueteño asesinado por el régimen franquista, entre ellos el hermano de la víctima, Antonio Martos.

Y es que, a falta de practicar las pruebas de ADN, los trabajos de excavación que se iniciaron el pasado mes de diciembre en la fosa 11 del cementerio de Reus para exhumar el cadáver de Cipriano Martos han dado sus frutos, ya que los restos encontrados son compatibles con la descripción física de Martos y con la ubicación que consta en los registros funerarios municipales de 1973.

En caso de confirmarse, la familia de Cipriano Martos prevé trasladar sus restos para que reposen en el cementerio de Huétor Tájar junto a sus padres, “que murieron con toda la pena en el alma por no haber podido besarlo, ni tan siquiera verlo, cuando murió”, ha afirmado Antonio Martos.

El alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado, se ha puesto en contacto con Antonio Martos para trasladarle su satisfacción porque, después de medio siglo, “la familia de Cipriano por fin ha podido conocer el paradero de su cuerpo y enterrarlo como se merece en su tierra, Huétor Tájar, para lo que ofrecemos a la familia toda nuestra colaboración”.

El caso del hueteño Cipriano Martos fue incluido en 2014 en la macroquerella ante la justicia argentina por crímenes del franquismo.