Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano

Investigadas dos personas en Motril por el deplorable estado en que tenían a cuatro perros y una cerda en su cortijo

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 9 de Marzo de 2023
La cerda vivía en un habitáculo cubierto de excrementos y orines.
guardia civil
La cerda vivía en un habitáculo cubierto de excrementos y orines.

Uno de los perros, extremadamente delgado. g.c.

Una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y la Policía Local de Motril han descubierto las deplorables condiciones higiénicas y sanitarias en las que se encontraban cuatro perros y una cerda en un cortijo ubicado en el paraje denominado “Los Coscurros” de ese término municipal.

La Guardia Civil ha investigado a los propietarios de la explotación ganadera, un hombre de 58 años de edad y otro de 26, sin antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito de maltrato animal por el estado de abandono de sus animales.

Un testigo del mal estado en el que estaban los animales alertó a la Policía Local y ésta, a su vez, puso los hechos en conocimiento de la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril.

Los agentes del Seprona y los de la Policía Local inspeccionaron el cortijo y descubrieron cuatro perros y una cerda en pésimas condiciones higiénico sanitarias. Los cuatro perros estaban extremadamente delgados y tenían una falta absoluta de limpieza, vivían en medio de una enorme acumulación de excrementos. Para la cerda de cría los investigados habían habilitado un cercado de palés de unos tres metros cuadrados, en el que se acumulaban unos 20 centímetros de excrementos y orines, lo que impedía que el animal pudiera tumbarse a descansar.

La Policía Local intervino los cuatro perros y los depositó en el albergue municipal de animales de Motril a disposición de la Autoridad Judicial. Mientras que la cerda quedó a disposición de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, a través de la Oficina Comarcal Agraria de Motril.