Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
El Juzgado de Violencia hacia la Mujer acordó la apertura de juicio oral

Un mando de la Policía Local de Granada será juzgado por 'violencia psíquica habitual' hacia su expareja

Ciudadanía - M.A. - Martes, 20 de Octubre de 2020
La Fiscalía pide para él 3 años y 10 meses de prisión y 4 de privación de tenencia de armas, además de la prohibición de acercarse a ella, a la que envió mensajes muy duros y con descalificaciones a través de WhatsApp.
Vehículo de la Policía Local de Granada en una imagen de archivo.
P.V.M.
Vehículo de la Policía Local de Granada en una imagen de archivo.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Granada ha abierto juicio oral contra un mando de la Policía Local de Granada, el intendente J.J.M.J., por un presunto delito de violencia psíquica habitual hacia su expareja.

La Fiscalía pide para él 3 años y 10 meses de prisión, además de 4 años de privación del derecho de tenencia de armas y la prohibición de acercarse al domicilio y el centro de trabajo de la mujer.

Según consta en el auto de procedimiento abreviado dictado por el Juzgado y el posterior escrito de acusación de la Fiscalía a los que ha tenido acceso El Independiente de Granada, durante los seis años que duró la relación y prácticamente desde el inicio, el ahora acusado sometió a la que fue su pareja a situaciones de "aislamiento social" y profirió contra ella expresiones "humillantes". 

Le controlaba el móvil, advirtiéndole de que "tenía que amedrentar a los compañeros de trabajo" con los que habitualmente hablaba, y se dirigía a ella con frases como "no sirves para nada".

Otra fuente de "conflicto", según relata el Ministerio Fiscal, fueron las relaciones sexuales. "Si ella no accedía a sus pretensiones, el acusado se iba de la casa de manera impulsiva, lo que generaba la consiguiente angustia" en ella. "Como consecuencia de esas conductas, ella fue reduciendo su círculo social y los contactos con los compañeros de trabajo, y accedía con desgana a sus pretensiones sexuales en evitación de que ello fuese una fuente de conflicto". 

Cuando nació el hijo que tienen en común, la situación se agravó con comentarios como este: "las mujeres cuando parís os dais de sí y ya no valéis". En esta situación, la mujer tomó la determinación de dejar la relación.

Tras la ruptura, siguieron los mensajes. El escrito de acusación de la Fiscalía detalla algunas de esas expresiones, enviadas a través de WhatsApp, "con la clara intención de minusvalorarla" y cuestionando la manera en la que cuidaba al hijo de ambos: "vas a conseguir que se vuelvan a reír por tercera vez en los juzgados de tus neuras"; "una tirita usada pegada en el pantalón, lo tuyo sí que es de traca"; "que te creas esas historias después de haberte follado durante cinco años 5 ó 6 veces a la semana, estoy seguro de que ese problema no es mío"; "qué mala eres, no tengas dudas de que cuando mueras vas a ir al infierno si existe"; "en el cuartel te conocen como maléfica y no les falta razón".

A consecuencia de lo vivido, la expareja del intendente, según consta en el escrito de la Fiscalía ha desarrollado un trastorno adaptativo ansioso depresivo para el que necesitó tratamiento. Dejó secuelas y presenta ansiedad generalizada y estrés postraumático.