El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
En este 8 de marzo, cuatro voces feministas por la igualdad

Pioneras del feminismo

Ciudadanía - M.A. - Viernes, 8 de Marzo de 2019
Cada derecho conquistado para avanzar en igualdad tiene detrás una larga e incansable lucha que han abanderado feministas como Emilia Barrio, Milagros Mantilla, Natividad Bullejos y Pilar Palomo. Cuatro mujeres que son referentes del feminismo a las que ha reunido El Independiente de Granada para hablar de igualdad, de derechos y de las tareas pendientes en una sociedad que nos exige, más que nunca, no bajar la guardia para no dar ni un paso atrás.
De izquierda a derecha, Milagros Mantilla, Natividad Bullejos, Emilia Barrio y Pilar Palomo, en una de las estancias del Centro de Mujeres Mariana Pineda de Granada.
IndeGranada
De izquierda a derecha, Milagros Mantilla, Natividad Bullejos, Emilia Barrio y Pilar Palomo, en una de las estancias del Centro de Mujeres Mariana Pineda de Granada.

El punto de partida de esta conversación, que se desarrolla en la sede del Consejo Municipal de la Mujer de Granada -el Centro Europeo de las Mujeres Mariana Pineda- son las II jornadas estatales del movimiento feminista español, que se celebraron en diciembre de 1979 en el Manuel de Falla. 

Emilia Barrio recuerda el impacto que tuvo en la ciudad, en la prensa -con medios estatales que acudieron a cubrir el encuentro, que reunió a cerca de 3.000 mujeres-. También el fondo, sobre los contenidos y el propio feminismo, estableciéndose la división entre el feminismo de la igualdad o feminismo de la diferencia, y el debate de independientes o doble militancia. 



Emilia Barrio Rodríguez
Es vicepresidenta del Consejo Municipal de la Mujer y consejera del Consejo Social de la Ciudad de Granada. Profesora, doctora en Historia e historiadora, ha sido analista política en programas informativos de Canal Sur Radio durante 20 años. 
Posee una larga trayectoria en la lucha por la Igualdad, el Ecologismo, el Pacifismo...Trabajando ininterrumpidamente en diversos Movimientos Sociales de Granada desde la Transición Democrática hasta hoy.

Movimientos sociales en los que ha participado:

Asamblea de Mujeres de Granada (desde 1979 hasta 1987).

Seminarios permanentes de Coeducación.

Colectivo Ciudad Alternativa de Granada y redes de Ecofeminismo.

Fórum de Política Feminista de Granada: 20 años. Forma parte de éste colectivo desde los comienzos hasta hoy . Presidenta en varios períodos y presidenta del Fórum Andaluz de Política Feminista durante dos años.

Había, añade para explicar el éxito de aquella convocatoria, "unas ganas de cambio brutales y un aplastamiento que teníamos las mujeres brutal con las leyes, con la Iglesia, con todo el mundo en contra de la libertad, machacándonos y pisándonos". 

Esas jornadas de 1979, que reunieron a feministas de toda España, se utilizaron como "forma de visibilizar luchas", apunta Pilar Palomo, que lo califica como un "hito muy importante en la historia del feminismo en España". 



Pilar Palomo Blanco
Abogada feminista, profesora y graduada social, se licenció en Derecho en la Universidad de Granada. Participa en el Movimiento Feminista desde la década de los 70, ha sido presidenta del al Grupo de Abogad@s Expert@s en Violencia de Género, Socia de la Asociación de mujeres Juristas Themis.
Actualmente compatibiliza su actividad como asesora jurídica con la docencia en temas jurídicos, la tutoría externa en la Facultad de Derecho de Granada y las colaboraciones con diversas publicaciones. Experta en temas de género, imparte charlas y conferencias, viene colaborando con diversas plataformas de mujeres y organismos de igualdad. Con despacho abierto más de 30 años en Granada y en Valladolid desde el 2014. Madre de dos hijos, Aitor y Álvaro Palomo.

Para organizar el encuentro "contamos con un apoyo muy fuerte estatal. No habríamos podido solas", explica Pilar Palomo, que recuerda que el movimiento feminista había comenzado a crecer en España a través de coordinadoras. 

Para ese momento en el que se celebra ese encuentro estatal ya están las primeras asociaciones de mujeres en marcha. Lo recuerda bien Natividad Bullejos, que puso en marcha la primera de ellas, en Maracena. 

"Se decidió crear asociaciones más cercanas a las mujeres. El principal objetivo era sacar a las mujeres de sus casas. Los hombres estaban organizados en los partidos, pero las mujeres no, no participaban en nada. De hecho mi asociación fue la primera de Granada y casi de Andalucía", afirma Natividad, que recuerda las dificultades para que el entonces llamado Gobierno civil autorizara su puesta en funcionamiento. Tampoco olvida algunas de las preguntas que le hacían mientras tramitaba su creación: "¿Una asociación de mujeres, será una asociación de amas de casa?".

Luego vendría su trabajo para poner otras en marcha en el Área Metropolitana y años más tarde, los Centros de la Mujer. De nuevo con el de Maracena como vanguardia.



Natividad Bullejos Cáliz
Nacida en Maracena, su compromiso social comenzó muy pronto, siendo una referencia en la lucha contra el franquismo. Con poco más de 20 años, como militante de las Juventudes Comunistas se dedicó al reparto de prensa clandestina y a recoger dinero para ayudar a los presos políticos. Su militancia en Comisiones Obreras Juveniles es también temprana. Durante las movilizaciones de los trabajadores de la construcción de Granada de 1970, fue la única mujer que repartió información del conflicto de la construcción durante la Semana Santa de ese año que tuvo como consecuencia la detención del grupo de unos 20 jóvenes, excepto ella misma, a quien nadie delata. Impulsó la Asociación de Mujeres de Maracena, la primera de la provincia y ayudó a poner en marcha otras asociaciones del Área Metropolitana.
Su militancia en el PCE le lleva a ser concejala de esta formación en 1983 y, posteriormente, en el siguiente mandato, por el Partido de los Trabajadores de España.

La Asociación de Mujeres de Granada en el Club Larra, era en su inicio alegal, según precisa Emilia Barrio, cuando recuerda que, junto a Pilar Palomo y Maribel Guijarro, fue juzgada por escándalo público e incitar a la inseguridad ciudadana en 1980. Habían elaborado un comunicado reivindicando que en la Facultad de Letras hubiese "iluminación, vigilancia y atención a las mujeres", todo ello a raíz de un caso de violación. Al firmar ese comunicado, que se publicó en el diario Patria, "a  mí me mandaron a detener en el Colegio de la Virgencia". "Nos absolvieron y volvieron a apelar", apunta. 

A partir de esos hitos el movimiento feminista echó a andar en España "de manera transversal". Con la implantación de las autonomías y la sectorialización del femismo trabajando en Educación, Salud o el campo del Derecho. "Ahí se focaliza", aclara Emilia Barrio para indicar que, si bien "las unitaristas estaban en contra" de esa sectorialización, esto "enriqueció mucho el feminismo porque si no llegamos a entrar en esos campos, no tendríamos la acumulación de conocimientos que tenemos ahora".

Un momento del encuentro en la sede del Consejo Municipal de la Mujer. indegranada

"Hoy por hoy sigue habiendo miedo al feminismo"

En la conversación se plantea la siguiente pregunta: ¿Por qué ha existido cierto rechazo al decir que se es feminista? Natividad Bullejos, que evoca las dificultades que encontraba en los pueblos para trasladar estos mensajes, asevera: "Cuando dices que feminismo es igualdad, lo entienden". 

Pilar Palomo abre una carpeta y saca varios artículos. Los trae preparados porque, como señala, siempre sale esta cuestión. Uno es suyo, de 2006; otro de Mar Esquerra, de 2014; y un tercero de una autora peruana. En su artículo recuerda que en 1902 muere Elizabeth Cady Stanton. Su compañera de toda la vida le sobrevive y va a enterrala. Los periodistas le preguntan que qué es el feminismo y ella responde: "50 años de feminismo y todavía me lo preguntan". 

"Hay mucha ignorancia sobre el feminismo, absolutamente articulado por el propio patriarcado, que trata de asemejarlo a una lucha en contra el hombre y no contra el patriarcado, con lo cual hay mujeres que se descolocan porque yo no voy en contra del hombre", apunta. 

"Venimos de una herencia del franquismo, cuando era un insulto llamarte feminista"

"Precisamente los docentes tuvimos que hacer esa pedagogía", añade Emilia Barrio. Recuerda que "venimos de una herencia del franquismo, cuando era un insulto llamarte feminista. El franquismo acaba con todos los logros de la República, cuando el feminismo fue potente y dejó una impronta en la igualdad. Además, éramos activistas y mucha gente no se identificaba con eso. También el franquismo estaba vivo sociológicamente hablando", reflexiona para señalar también que los medios de comunicación, durante muchos años, solo daban cabida a "estereotipos" de mujeres feministas y si hubieran llevado un modelo "más amplio" -había desde catedráticas a mujeres de base con un discurso estupendo- no se habrían creado "pautas y prejuicios". 

Lo primero, se señala en este punto de la conversación, es ir al diccionario, que recoge que es un movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. "Está dicho todo", apunta Nati Bullejos, mientras que Pilar Palomo recuerda que se trata de "un estereotipo mundial, no solo español". "Un miedo al feminismo, a la mujer diferente".

El feminismo ha estado en todas las conquistas. En la despenalización del adulterio y, posteriormente, de los anticonceptivos. En la ley del divorcio y en la del aborto, que fue un debate "muy duro", como precisa Emilia Barrio. Un trabajo "constante y continuo" que hizo que a partir de los noventa se fuera "impregnando mucho más la sociedad". "Y después el boom de últimamente, que viene del trabajo de atrás", coinciden en señalar.  

La violencia de género, mucho tiempo para visibilizarla y considerarla un asunto de Estado

Especial hincapié se hace en todo el trabajo para visibilizar la violencia de género, sacarla al debate público y que se considerara un asunto de Estado. "Nos llevó nuestro tiempo teorizar desde todos los puntos de vista. Enfoque de género en Derecho, en Psicología, en Medicina, en Educación... Era imprescindible para sacar a la calle esto. Porque se veía como un tema privado. Pero lo que pasa en la familia puede ser delito, desde la violación hasta pegar. Ahí en los 80 y 90 hubo mucho trabajo de fondo, costó", se avanza en la conversación, en la que se recuerda el caso de Ana Orantes, quemada viva por el que fuera su marido en Cúllar Vega, y cómo dio visibilidad a estos casos. En 1986 Pilar Palomo abrió uno de los primeros despachos para atender a mujeres maltratadas. Y recuerda que parecía algo casi extravagante.

De izquierda a derecha, Emilia Barrio, Milagros Mantilla, Pilar Palomo y Natividad Bullejos. indegranada

"Cuando el feminismo sube, el patriarcado reacciona"

Sobre la fuerza que está tomando, una vez más, este movimiento, se apunta que hay una nueva generación que ha tenido acceso a las redes, algo de coeducación y ha tomado también conciencia sobre la violencia de género. "Nosotras tenemos que reaccionar cuando hay un intento de vuelta atrás. Ocurrió con la Ley del Aborto y el intento de Gallardón o con la violencia de género por no asumirlo como un asunto de Estado. No hay una razón, es multicausal", apunta Emilia Barrio

"Todo esto evidencia el espejismo de la igualdad. Creemos que como tienes artículos en la Constitución Española, ya estamos. Te dicen, eso será en tu época porque ahora somos iguales. Ese es el espejismo de la igualdad", son otras de las reflexiones que se hacen mientras se recuerda que sigue existiendo una brecha salarial. "Las políticas neoliberales necesitan de la vuelta de la mujer a la casa para incrementar sus ganancias. Se apoyan en el patriarcado", incide Pilar Palomo.

"Cuando el feminismo sube, el patriarcado reacciona", se concluye apuntando en el debate cómo los jóvenes están consumiendo pornografía, publicidad y programas sexistas. Y señalando también otros temas de actualidad como los vientres de alquiler y la prostitución. 

"Son demasiados frentes abiertos y no en todos profundizamos", indica Pilar Palomo, muy dura al analizar la existencia de una red de proxenetas mundial, la necesidad de poner el foco en los "puteros".  

Hay una coincidencia entre ellas en el rechazo a la prostitución. "Te conviertes en mercancía las feministas no podemos apoyarlo", afirma Natividad Bullejos. "Mientras haya una mujer que se está prostituyendo ninguna puede ser libre. Afecta a la libertad de todas porque crea un código moral", argumenta Emilia Barrio

"Estamos en contra de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres y la infancia y vamos a trabajar -nosotras- por la abolición, pero hay otros discursos -no tan mayoritarios- que están ahí" y defienden la legalización, admiten.


Milagros Mantilla de los Ríos Manzanares.
Diplomada en Trabajo Social y funcionaria de carrera del Ayuntamiento de Granada, y actualmente Jefa de Servicio de Igualdad de Oportunidades. Inició su militancia en grupos estudiantiles, feministas y políticos de izquierda. Perteneció a la Asociación de Vecinal Zaidín-Vergeles, siendo su primera vocal de la mujer en 1979, y participó en diversas asociaciones de madres y padres. 
Militante socialista desde 1988, con una participación activa, como feminista en el grupo de Igualdad, además de su vinculación a las políticas sociales. Perteneció a la Ejecutiva Local como Secretaria de la Mujer y fue Miembro del Comité Director del PSOE de Andalucía. Afiliada a UGT, ha sido concejala del Ayuntamiento de Granada por el PSOE de 1991 a 1999, siendo la primera concejala de la Mujer. 
Dentro del Ayuntamiento, en 1990 dirigió la elaboración del primer Plan Municipal de Igualdad entre Mujeres y Hombres.

40 años de ayuntamientos democráticos y mucho por andar

Milagros Mantilla, con una trayectoria muy ligada al ámbito local, incide en que este año se celebran los 40 años de ayuntamientos democráticos para recordar que al inicio de ese periodo eran 103 las alcaldesas y hoy son 1.565. "Parece que son muchas, pero no lo son", advierte. Es el ámbito de la Administración donde menos representatividad hay, aclara. Por qué. Porque ya en las listas cuesta que haya mujeres encabezándolas. Puede haber gobiernos paritarios y en cierto modo es algo "revolucionario", pero "queda mucho por andar".

"En la Federación de Municipios y Provincias constituimos el grupo de igualdad y ha habido encuentros importantes, en los que se hablaba de democracia paritaria", explica para incidir después en el papel de la mujer en la construcción de esos ayuntamientos democráticos. 

"Las mujeres siempre hemos estado a pie de tierra. Hemos estado en los barrios, reclamando colegios, parques o centros de salud". Un modelo de ciudad con perspectiva de género, reflexiona Milagros Mantilla para dejar claro que las mujeres "sí sabemos participar". 

En Granada se creó, en 1992, el Consejo de la Mujer, fue de los primeros de España. Este mes de marzo su sede ha albergado este encuentro para hablar de feminismo en el que Milagros Mantilla menciona a "las pioneras" en política local. "No teníamos referentes que hubieran estado en el poder", de ahí que subraye la importancia de las primeras concejalas en áreas como la Educación, la Cultura o los Servicios Sociales, y las alcaldesas.

Pilar Palomo, Natividad Bullejos, Emilia Barrio y Milagros Mantilla. indegranada

¿Por qué movilizarnos este 8 de marzo?

Emilia Barrio: "Porque seguimos en una sociedad patriarcal, abre muchos frentes que incluso nos pillan de sorpresa. Estamos con la violencia de género y la macropolítica nos viene con los vientres de alquiler. Seguimos luchando por la igualdad y para, a nivel político, poder neutralizar todo este ataque patriarcal que sigue funcionando en todo el mundo". 

Pilar Palomo: "Seguimos teniendo brecha salarial, la precarización en el trabajo, la discriminación en todos los ámbitos sociales. Aspiramos a la paridad, la ética de los cuidados, la conciliación, la corresponsabilidad...".

Natividad Bullejos: "En una palabra, en contra de una sociedad totalmente patriarcal y lo que vamos es a buscar un cambio en la sociedad en todos los ámbitos. Nos cuelgan que es una lucha de las mujeres, pero es una lucha por la igualdad. No queremos estar un paso por delante de los hombres, ni detrás. Hemos participado en todas las revoluciones pero después nos han arrinconado. Esta vez no, no vamos a pasar por ahí. Vamos a ser las protagonistas y esta vez no nos van a arrinconar".

Milagros Mantilla: "Por conseguir la ciudadanía plena. Es que estamos limitadas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos por todo lo que se está poniendo sobre la mesa. No podemos ejercer nuestros derechos, que están legislados, porque hay condicionantes en la vida diaria que nos impiden acceder a estos derechos y hay obstáculos que, si no estamos todo el día desvelándolos, es imposible que tengamos una vida medianamente en armonía, con nuestras obligaciones y responsabilidades. Tenemos que renunciar a aspectos profesionales cuando estás en tu plenitud intelectual y tienes hijos o hijas, entonces tienes que frenar tu carrera. El cientifismo que sigue aún con ese halo masculino que ahí no entran las mujeres y nos lo creemos. En la participación política, partidos e instituciones siguen siendo muy patriarcales, concebidas con poder jerarquizado, donde la palabra está acotada y hay una manera de intervenir que es la de los hombres. Porque la democracia que hemos dibujado y construido entre todas y todos y con el esfuerzo de muchas mujeres, como las compañeras que están aquí, sea también nuestra, que está por hacer".