No tienes excusa: recicla

El PP sostiene que los 'macrobotellones se adueñaron del Centro y el Albaicín' y no comparte el balance 'optimista' del gobierno socialista

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 4 de Mayo de 2017
Los populares lamentan "el efecto llamada que ha tenido saber que había barras y que se podía volver a beber en las calles, cosa que hicieron cientos de jóvenes sin que nadie se lo impidiera".
Fotografía distribuida por el PP con la gran afluencia de público en el centro.
PP
Fotografía distribuida por el PP con la gran afluencia de público en el centro.

El grupo municipal del PP cree que el Día de la Cruz en Granada ha servido para constatar dos cosas: "que los botellones masivos han vuelto a las calles y que el gobierno socialista que preside Francisco Cuenca no ha sido capaz de evitarlos". El PP dice que "ni entiende ni comparte" el balance "tan optimista y positivo" que se ha hecho desde el PSOE, después de haber constatado que en muchos puntos del Centro, del Albaicín y del Realejo se han congregado "cientos de jóvernes para beber en la calle". 

La portavoz del grupo, Rocío Díaz, ha destacado que "no sólo se bebió en torno a las tres barras que habían sido  previamente autorizadas, sino que también se organizaron espontáneos botellones en puntos como la Plaza Larga del Albaicín o el Campo del Príncipe, en el Realejo". "Nos quedamos anonadados cuando el PSOE se ha referido a estas concentraciones como 'microbotellones', cuando hay imágenes que revelan que no tuvieron nada de 'micro', porque había en ellos cientos de personas. Vimos riadas de gente con bolsas por la calle con rumbo a esos sitios", ha enfatizado.

"Nos preguntamos si ése era el Día de la Cruz que quiere el señor Cuenca: cientos de personas que salen exclusivamente a beber, sin importarles en absoluto que haya cruces y convirtiendo las calles en un estercolero. Calles cortadas o desalojadas, ruido y descontrol. En un solo día hemos retrocedido diez años, hay que remontarse todo ese tiempo para recordar una imagen igual”, ha destacado la concejal popular, a la que le gustaría que el alcalde explicara “dónde queda el Día de la Cruz para quienes les gusta pasear y visitar los lugares donde se exponen con tranquilidad, junto a su familia o sus amigos, esa estampa que tanto ha reiterado él mismo. ¿Es ésa la imagen que queremos dar de Granada?", ha insistido.

Fotografía distribuida por el PP con restos de basura anoche en el Albaicín. pp

Díaz no culpa de lo ocurrido a los bares ni tampoco a las barras, pero sí al "efecto llamada" que creó su regreso y "sobre todo la seguridad de que se podía volver a beber en la calle sin problemas", y agrega que, "dadas las circunstancias, casi se alegra de que sólo se autorizaran tres". "Siendo como ha sido, algunos puntos de la ciudad estaban llenos de bolsas, botellas, latas, restos de vómitos... así que de haberse abierto más la mano, no queremos imaginar qué hubiera podido pasar". 

La portavoz del PP no sólo ha criticado este "flagrante incumplimiento de la normativa", sino también que el gobierno local "no supiera planificar la situación". "Un ejemplo claro de esto es que sólo destinó a ocho policías locales para reforzar el servicio habitual de limpieza". "Los que hubo hicieron lo que pudieron, pero se vieron lógicamente desbordados. Es una cantidad irrisoria de agentes para tantas personas que se dieron cita en la calle", ha recalcado. 

Díaz considera que "este llamamiento implícito a beber sin control en la calle y a organizar botellones pese a estar prohibidos demuestra, una vez más, la falta de capacidad del gobierno socialista para enfrentarse a situaciones que demandan una actuación debidamente planificada y ejecutada". La concejal, además, ha lamentado que lo sucedido ayer pueda crear un "peligroso precedente" de cara a los próximos fines de semana.