Loading

Profesionales muestran su repulsa ante las amenazas a un médico del centro de salud de Iznalloz

Ciudadanía - E.P. - Martes, 5 de Diciembre de 2017
Concentración en Iznalloz.
Junta
Concentración en Iznalloz.

Profesionales, representantes del Distrito Sanitario Granada Metropolitano y vecinos de la localidad de Iznalloz han mostrado este martes su "más rotunda" condena a las amenazas sufridas hace unos días por un facultativo de la Unidad de Gestión Clínica de Iznalloz, durante el desempeño de sus funciones.

Para hacer visible su repulsa ante este tipo de hechos se han concentrado a las puertas del centro de salud de Iznalloz, donde tuvo lugar el suceso, según detalla en una nota el Gobierno andaluz.

Tras tener conocimiento de esta agresión verbal, el Distrito Sanitario Granada Metropolitano activó el Plan de Prevención y Atención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que pone a disposición de sus profesionales asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico en caso de que lo demanden.

La directora gerente del distrito sanitario, María Aguilera, se ha desplazado a Iznalloz junto a otros responsables sanitarios para ofrecer al facultativo su apoyo personal además del institucional.

El Plan de Prevención y Atención de las Agresiones del SAS fue impulsado en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo fundamental de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.

La agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene recogida en el Código Penal como delito de atentado contra la autoridad, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los 3 años de prisión.