Recicla la ropa que ya no usas.
Cambio climático

Rebeldes por el clima

Ciudadanía - José Miguel Muñoz - Domingo, 14 de Abril de 2019
Granada es una de las primeras ciudades españolas a donde ha llegado Extinction Rebellion, el movimiento ciudadano global contra el cambio climático que a partir de este lunes intentará forzar a los gobiernos a tomar medidas drásticas para frenar el calentamiento global a través de acciones de desobediencia civil.
Activistas de Extinction Rebellion Granada, durante la manifestación del 8 de marzo.
xr granada
Activistas de Extinction Rebellion Granada, durante la manifestación del 8 de marzo.

Londres, mediados de noviembre de 2018. Activistas contra el cambio climático se aferran con pegamento a las puertas del Ministerio de Energía e Industria, intentan bloquear el acceso a Downing Street, residencia de la primera ministra británica, Theresa May, y cortan cinco puentes sobre el Támesis, en unas protestas en las que participaron unas 6.000 personas. Hubo más de 70 detenidos. Ha nacido Extinction Rebellion, un movimiento ciudadano que pretende forzar a los gobiernos a tomar medidas urgentes y efectivas para frenar el cambio climático y la grave crisis ecológica a la que se enfrenta el planeta. 

Un movimiento que en pocos meses se ha hecho global, ha llegado a España y también a Granada, una de las primeras ciudades donde se ha formado un grupo de XR, siglas que identifican a Extinction Rebellion. 

Mapa con los grupos de Extinction Rebellion en todo el mundo. Hay más de 350. XR

En los últimos meses han aumentado las manifestaciones y la concenciación social sobre la gravedad del cambio climático a través de nuevos movimientos como el estudiantil de #FridaysForFuture, pero Extinction Rebellion va más allá de las meras manifestaciones de protesta en las calles.

Una decena de activistas de Extinction Rebellion Granada participa este lunes en Madrid en una acción de desobediencia civil no violenta, que, al igual que sucederá simultáneamente en cientos de ciudades de todo el mundo, es el punto de partida de la International Rebellion, la rebelión internacional contra el cambio climático, un plan de acciones de protesta a nivel global que no cesarán hasta que los gobiernos tomen medidas drásticas para reducir a cero las emisiones de CO2, principales causantes del calentamiento global. No pararán hasta que:  

  • "El gobierno y los medios de comunicación digan la verdad sobre la situación de extrema gravedad y urgencia climática y ecológica en la que nos encontramos. 
  • El gobierno apruebe leyes y políticas vinculantes para reducir las emisiones de carbono a cero neto para 2025. 
  • Se acepte que una asamblea ciudadana monitorice y asegure los cambios necesarios".
En Granada, otros miembros de XR, acompañados de diversos colectivos, realizarán este lunes una concentración de apoyo a estas acciones, en Plaza Nueva a las 18.00 horas, donde el poeta, ensayista y filósofo Jorge Riechmann leerá en público la Declaración de Rebelión, un documento que ya han firmado más de 150 científicos e intelectuales españoles en el que se alerta de los graves efectos del cambio climático, ahora y en el futuro, del fracaso por la falta de compromiso de los gobiernos para frenarlo y de que ha llegado la hora de la sociedad civil global: "Nos declaramos en rebelión frente a nuestros gobiernos por su negligencia criminal, al no abordar con urgencia la crisis climática, ecológica y de civilización a la que nos enfrentamos; crisis que, según la opinión casi unánime de la comunidad científica mundial puede llevar no solo a millones de especies a la extinción, sino incluso a la extinción de la propia especie humana". Y concluye: "Ante el fracaso de los poderes políticos y económicos de la globalización, se nos llama a toda la ciudadanía planetaria a un esfuerzo y un empeño común como nunca antes se había visto, sabiendo que de nuestra unión y perseverancia depende nuestra vida y la de las generaciones futuras, así como la existencia de la toda la Comunidad de la Vida en la Tierra".

Extinction Rebellion está liderado en Granada por Grian Cutanda, escritor, psicólogo y doctor en Ciencias de la Educación por la UGR, de 61 años, creador de la ONG Avalon Proyect. “Llevo mucho tiempo viendo cómo nos estamos encaminando hacia el desastre, hacia el colapso de nuestra civilización. El mundo científico lleva advirtiéndolo desde hace casi 50 años, pero los intereses económicos de las grandes corporaciones, de los bancos y de los gobiernos a sueldo de los mercados han cerrado las puertas a toda iniciativa que intente evitarlo”, explica Cutanda, con una larga trayectoria de acción y activismo social.

"Solo la sociedad global puede detener la inmensa insensatez de gobiernos, mercados e instituciones internacionales"

“Yo me sumergí en el activismo en 2003, cuando fundamos Avalon Proyect, Iniciativa por una Cultura de la Paz, viendo que ni gobiernos ni mercados iban a hacer nada. Luego, estuve en los equipos de organización de la campaña climática en Escocia en 2014 y 2015. Y ahora, cuando surgió Extinction Rebellion, y vi que pretendía ser un movimiento global de la sociedad, me dije que había que estar ahí. Necesariamente tenía que participar en esto, porque hace muchos años que tengo claro que solo la sociedad civil global puede detener la inmensa insensatez de gobiernos, mercados e instituciones internacionales. Había que estar ahí, en esta lucha global y había que estar desde el principio”, cuenta. 

Personas de diversas procedencias

A XR Granada se han sumado muchas personas concienciadas con la crisis climática y ecológica, de diversas procedencias. Como David Sánchez, abogado de 41 años, especialista en Derecho Animal, que ha sido coportavoz de Equo Granada y cabeza de lista del partido por la provincia en las pasadas elecciones andaluzas, y que ha dejado la política para pasar a la acción social directa. “Desde la sociedad civil se pueden cambiar más cosas que desde la política”, afirma. 

También está Nina, de 47 años, psicopedagoga que trabaja con personas con diversidad funcional, colaboradora de Avalon Proyect y que ya hizo sus pinitos activistas cuando hace unos 20 años participó en la ocupación de los entonces abandonados Jardines de Narváez, en Loja. 

Y personas de otros países, como Jennie Nyberb, sueca de 25 años titulada en Ciencias Ambientales, temporalmente en Granada y que también ha participado en protestas contra el cambio climático en su país. O la francesa Coline, estudiante en Granada de Fisioterapia, que, al cuestionarle por qué se moviliza contra el cambio climático, su respuesta es: "La pregunta no debe ser esa, es por qué todo el mundo no se está movilizando ya, porque nos afecta a todos". 

Miembros de XR Granada, en la plaza del Carmen. xr granada

En las últimas semanas miembros de XR Granada han dado diversas charlas en facultades universitarias para explicar la gravedad del cambio climático, promover la concienciación social y dar a conocer el movimiento ciudadano. Han asistido a manifestaciones y concentraciones de otros colectivos como #FridaysForFuture o 'Di no a las torres'. Pero ahora son ellos los que pasarán a la acción.

Los activistas de XR Granada que participan este lunes en Madrid en una acción, aunque pacífica, ilegal, se exponen a multas de 600 euros e incluso a ser detenidos

La decena de activistas de Extinction Rebellion Granada saben que este lunes participarán en Madrid en una acción que, aunque pacífica, será ilegal -mantenida en secreto por el colectivo-, en la que se exponen a multas de 600 euros e incluso a ser detenidos. "Lo sabemos y además con la Ley Mordaza es mucho más fácil que nos sancionen o detengan", reconoce Cutanda. "Pero estamos dispuestos a asumir el riesgo", afirma, no sin algo de temor en el rostro. 

Pensar en los hijos o nietos

Cutanda lanza un mensaje a todas aquellas personas concienciadas por la situación climática y ecológica, pero que hasta ahora no han pasado a movilizarse, a la acción social: "Les diría que, si no les preocupan los miles de millones de vidas en peligro, que al menos piensen en sus hijos o en sus futuros nietos. En un artículo de la Academia de las Ciencias de Estados Unidos, dos científicos de las universidades de Texas y California decían que, en estos momentos, hay 1 probabilidad entre 20 de que la especie humana se extinga, y preguntaban si nos subiríamos en un avión si nos dijeran que tenemos 1 probabilidad entre 20 de que se estrelle (la probabilidad real de accidente aéreo es de 1 entre casi 10.000), para luego añadir: nunca nos subiríamos a un avión con tales probabilidades de accidente, pero estamos dispuestos a meter a nuestros hijos y nietos en ese avión".

Grian Cutanda -en la imagen, durante una protesta por el clima en Escocia- es un personaje peculiar y polifacético. Licenciado en Psicología por la Universidad de Valencia y doctor en Ciencias de la Educación por la UGR, es también autor de 14 libros, uno de ellos escrito junto al exministro de Trabajo Manuel Pimentel. El primero de sus libros, 'El jardinero', de 1996, se convirtió, sin ninguna promoción publicitaria, en best seller mundial, con 26 ediciones en castellano y traducido después a una decena de idiomas. Como psicológo, ayudó al piloto Luis Climent a obtener el Campeonato de España de Rallyes 1996 y el Mundial de Equipos Privados en 1999. Después orientó sus inquietudes al activismo social y la educación para la paz y la sostenibilidad, fundando la ONG Proyecto Avalon - Iniciativa para una Cultura de Paz, organización respaldada oficialmente por el el exdirector de la Unesco Federico Mayor Zaragoza. Además, fue músico de varias bandas de rock en los 70 y entrenador de rugby, entre otras cosas.