Loading
Las mujeres expulsadas por llevar bañador completo ya había nadado antes en el mismo centro sin problemas

Relato de la expulsión ‘discriminatoria’ de la piscina del 'Antonio Prieto' de dos mujeres por llevar un traje de baño completo

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 7 de Noviembre de 2017
Ayer te adelantábamos que dos mujeres fueron expulsadas de la piscina del Centro Deportivo Municipal ‘Antonio Prieto’ por llevar traje de baño completo, pese a que la normativa lo permite. Hoy te contamos el relato del ‘espectáculo deprimente’ de un ‘trato discriminatorio’ por una testigo, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos (APDHA) en Granada, que denunció los hechos.
Centro Deportivo Municipal Antonio Prieto.
Indegranada
Centro Deportivo Municipal Antonio Prieto.

En este centro deportivo municipal de gestión privada se discrimina y expulsa a las personas por usar traje de baño de cuerpo entero”, señala la testigo de la APDHA en Granada, que detalla lo sucedió a las 14.00 horas del pasado domingo, 5 de noviembre.

En el recinto acuático del Centro Municipal, que gestiona INACUA, como concesionara, concretamente, en la piscina de aprendizaje había dos usuarias con niños pequeños.

"Las mujeres habían salido de la piscina pero se negaban a marcharse argumentando que habían preguntado expresamente y les habían dicho que podían utilizar su traje de baño, que no era la primera vez que se bañaban allí y que nunca habían tenido ningún problema"

“Las mujeres vestían un traje de baño que les cubría todo el cuerpo. La socorrista les ha pedido que se salieran de la piscina porque estaban molestando con su indumentaria a una señora que se estaba bañando, a lo cual ellas se han negado. En seguida, ha venido otra persona de más autoridad (tenía algo que ver con “atención al cliente”) que, gritando, les ha dicho que se fueran”.

La testigo, que nadaba en la piscina deportiva contigua, al advertir lo que sucedía se acercó.

“El espectáculo era deprimente: que si estaban molestando, que su ropa no era higiénica, que no podían estar allí… Las mujeres habían salido de la piscina pero se negaban a marcharse argumentando que habían preguntado expresamente y les habían dicho que podían utilizar su traje de baño, que no era la primera vez que se bañaban allí y que nunca habían tenido ningún problema”.

“Inmediatamente ha venido otra persona de más autoridad (esta vez era un hombre, el responsable deportivo o algo así) que, con algo más de calma que su compañera, les ha dicho que no se podían bañar con esa ropa porque no es higiénico y lo impiden las normas”.

“Yo le dije que las mujeres vestían un traje diseñado y utilizado exclusivamente para el baño y que, por tanto, el argumento de la higiene no se sostenía”

“A estas alturas yo ya había intervenido en calidad de usuaria del centro que estaba presenciando un acto discriminatorio. Al pedir explicaciones por esas normas me contestó que las tienen las piscinas que quieren tenerlas y que es cuestión de higiene”.

“Yo le dije que las mujeres vestían un traje diseñado y utilizado exclusivamente para el baño y que, por tanto, el argumento de la higiene no se sostenía”.

“A la salida del centro pedí en recepción que me enseñaran las normas pero no lo hicieron”.

“Hoy he sabido que en las piscinas municipales se puede hacer uso expresamente de este tipo de trajes de baño. Por lo tanto, no solo se ha cometido un acto discriminatorio, sino que también se ha actuado en contra de la normativa municipal”.

Cuando en septiembre, en el mismo recinto, situado en la Avenida Federico García Lorca, tres usuarias fueron expulsadas por el mismo motivo, el Ayuntamiento de Granada aclaró que “no hay restricción normativa alguna para el uso de esta prenda en la normativa municipal ni en la de la concesionaria, por ello se debe readmitir y permitir que los usuarios con dicha prenda utilicen las instalaciones siempre que no haya otros criterios de seguridad o higiene que lo limiten”.

Información relacionada: