Un verano en el Parque de las Ciencias.
Han recaudado 2.500 euros para sufragar los costes judiciales

Vecinos y vecinas de la Zona Norte plantan cara en los Juzgados a Endesa por los cortes de luz

Ciudadanía - M.A. - Jueves, 6 de Junio de 2019
Hartos de la falta de respuestas por una inaguantable situación que incluso pone en riesgo las vidas de algunas las personas que dependen de una máquina para vivir, un grupo de vecinos, respaldado por colectivos sociales y una parroquia del barrio, han formalizado una demanda por vulneración de derechos fundamentales.
Vecinos y vecinas de la Zona Norte han formalizado este jueves la denuncia en los Juzgados.
IndeGranada
Vecinos y vecinas de la Zona Norte han formalizado este jueves la denuncia en los Juzgados.

En lo que va de año, los colegios de la Zona Norte han contabilizado 400 apagones. Solo en el mes de abril han sido 89. Los vecinos y vecinas de los barrios de este distrito sufren entre cuatro y seis interrupciones del suministro eléctrico cada día. Esa es la realidad que vienen padeciendo desde hace más de cinco años. Cinco años de reuniones con administraciones y la empresa eléctrica Endesa que no han aportado soluciones. 

Y por ello un grupo de vecinos, respaldados por colectivos sociales y una parroquia, se han organizado para demandar a Endesa. Este jueves han formalizado esa demanda ante los juzgados por vulneración, con grave afección a la vida, de derechos fundamentales.

El derecho a la salud, como advirtió el Centro de Salud de Cartuja al lanzar una alerta sanitaria por estos cortes de luz. En este distrito hay más de un centenar de personas electrodependientes, que necesitan de máquinas para vivir y estas interrupciones en el suministro eléctrico ponen en riesgo su salud. 

El derecho a la educación también se está viendo afectado, pues las clases han de suspenderse por estos apagones, especialmente en invierno, cuando el frío hace imposible estar en las aulas. 

También los Servicios Sociales se están viendo afectados, obligados a cancelar citas y actividades.

Los semáforos no funcionan, los comercios no pueden subir y bajar sus persianas y sufren pérdidas.

Vecinas de la Zona Norte muestran un recibo de la luz. indegranada

Por todo ello, como ha explicado Natalia García, portavoz de los colectivos y vecinos denunciantes, han solicitado medidas cautelares. La primera de ellas que se instalen sistemas de alimentación ininterrumpida en las casas de las personas electrodependientes que garantizan el funcionamiento de las máquinas de las que dependen sus vidas. También reclaman generadores en los colegios, centros de salud y dependencias sociales. Y que se incremente la potencia de suministro hasta garantizar que los vecinos y vecinas que pagan por un servicio que no reciben vean sus derechos cubiertos. Al respecto reclaman una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados, incluyendo el daño moral.

Esta demanda ha sido interpuesta por vecinos y vecinas gravemente afectados por los cortes de suministro de luz junto a entidades de la zona como Asociación Anaquerando, Fundación Lestonnac-Montaigne y Parroquia de la Paz, con el apoyo de Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). Han recaudado unos 2.500 euros, con aportaciones individuales de vecinos y vecinas, para sufragar los costes judiciales.



Natalia García, de APDHA y portavoz de de los denunciantes, el abogado Miguel Ángel Mancheño y el párroco de la Paz Mario Sixto Picazo Robles.

La demanda se presenta contra Endesa y quienes pudieran aparecer, a lo largo del procedimiento, como responsables o corresponsables de la situación vivida en Distrito Norte.

En este sentido, el abogado de la parte demandante, Miguel Ángel Mancheño, ha explicado a los periodistas que conforme avance la tramitación de la demanda se determinará si hay responsabilidad de las administraciones.  Mancheño ha confiado en que prospere esta acción judicial, que será más ágil que otros procedimientos al tratarse de vulneración de derechos fundamentales.

"En Distrito Norte no se están respetando los derechos fundamentales de las personas y no lo podemos seguir permitiendo", ha resaltado Natalia García, que es secretaria general de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía en Granada. 

Una vez sea admitida a trámite la demanda, Endesa tiene un plazo de 20 días para dar respuesta.

Al formalizar su denuncia han estado acompañados por la coordinadora provincial de IU, María del Carmen Pérez, el parlamentario de Adelante Andalucía Jesús Fernández, el concejal de IU, Francisco Puentedura, y el concejal electo de Podemos IU Adelante Antonio Cambril, además de la hasta ahora edil Pilar Rivas. También ha acudido el Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, que ha vuelto a insistir en la insoportable situación que padecen los vecinos y vecinas de la Zona Norte.