Ven, conoce la provincia de Granada.

El vergonzoso abandono de la Zona Norte acapara las quejas del Defensor

Ciudadanía - M.A. - Miércoles, 27 de Junio de 2018
Los cortes de luz en los barrios del Distrito Norte siguen sin solución, como refleja el informe anual que la Oficina de Manuel Martín entregará este viernes al pleno del Ayuntamiento, en el que la pobreza energética y las dificultades para pagar hipotecas y alquileres demuestran que la crisis económica sigue golpeando a la ciudadanía.
Manuel Martín, este miércoles en rueda de prensa.
IndeGranada
Manuel Martín, este miércoles en rueda de prensa.

 

"Me avergüenza que un año más el principal y más grave problema son los cortes de luz en la Zona Norte". Con estas palabras el Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, ha expresado su profundo enojo por el problema que llevan padeciendo varios años familias que, a pesar de pagar sus recibos, están sin luz. Es un problema "de extrema gravedad", una situación "que va de mal en peor". 

Si en 2015 estas quejas relacionadas con el suministro eléctrico en el Distrito Norte suponían el 12 por ciento del total de las reclamaciones recibidas por el Defensor de la Ciudadanía, en el último informe que llevará al próximo pleno del Ayuntamiento de la capital representan el 15 por ciento de las 10.897 personas atendidas el pasado año.

Ese número de personas es más del doble que el año anterior; en concreto un 108 por ciento más. Recurrieron al Defensor al sentir vulnerados sus derechos, solicitando mediación o información. 

Y donde esos derechos siguen vulnerándose es en la Zona Norte, con cortes de luz en invierno que son "inhumanos", según Martín, que aunque reconoce que es un problema "muy complejo", expresa una vez más su indignación. "No podemos dejar para mañana lo que debemos y tenemos la obligación de hacer hoy", añade para exigir a Endesa que elabora un informe detallado sobre la situación, y a la Junta, a través de la Consejería competente, que "tome cartas". 

Esa pobreza energética también está presente en el segundo bloque de quejas, las relacionadas con la crisis, que suponen el 12 por ciento de las actuaciones de la Oficina.

Aunque el escenario ha cambiado y la crisis ya no es tan aguda, sus "secuelas" siguen ahí y son muy graves las consecuencias. En palabras del Defensor, han dejado "una fractura social y una regresión en derechos sociales". Hay problemas para pagar las hipotecas, los alquileres y los recibos del agua y la luz. El Defensor de la Ciudadanía de Granada intervino en 2017 con 256 familias para ayudarles en cuestiones relacionadas con pérdida de su vivienda y logró suspender el desahucio o reestructura la deuda hipotecaria en un 9,30 por ciento de esos casos; la dación en pago en un 2,32; y que se revisaran las cláusulas suelo en un 79,07 por ciento.

Preocupación por la actitud "insolidaria" de los bancos

El Defensor, que cree necesario "blindar el Estado del Bienestar" y que subraya que la insuficiencia presupuestaria no puede ser "una excusa para suprimir derechos", ha expresado su preocupación porque ha detectado una actitud "insolidaria" por parte de las entidades financieras. "Parecía que estaban más sensibles", pero hay casos "sangrantes", advierte. 



Las propuestas del Defensor de la Ciudadanía de Granada

Otro elemento importante en el informe anual lo constituyen los problemas de convivencia derivados de la instalación de terrazas en establecimientos de hostelería, uso de bicicletas, despedidas de soltero, apartamentos turísticos y consumo de alcohol. El Ayuntamiento, concluye, "debe velar por el uso racional del espacio público". Hay muchas quejas en este apartado (11 por ciento). La Oficina del Defensor de Granada presentará en breve dos guías elaboradas para ayudar a los ciudadanos. De un lado, una bajo el título Granada contra el ruido, y de otro, una dedicada a la convivencia en comunidades de vecinos.

La sanidad también tiene un importante eco ciudadano. Las quejas representan el 10 por ciento, fundamentalmente por Urgencias saturadas y demoras en la atención por parte de especialistas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas. 

Preocupa también al Defensor el retraso en la resolución de la Dependencia y en general la burocracia que alarga trámites como el salario social.

El resto de preocupaciones ciudadanas que refleja el informe están relacionadas con la salud mental (9%), personas discapacitadas (5%), protección del patrimonio histórico (2%) y también la desconexión ferroviaria (8%). 

Consulta el informe completo en el siguiente enlace: