Ven al Parque de las Ciencias
La vergüenza de Endesa

La zona Norte sufre la ola de frío con cortes de luz, que continúan ante la inacción de las administraciones

Ciudadanía - J.I.P. - Lunes, 20 de Enero de 2020
La vergüenza nacional protagonizada por Endesa y las administraciones competentes, como el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía, continúa, En plena ola de frío, arrecian los cortes de luz en la zona Norte, que afectan a clientes que pagan los recibos. No pararemos de denunciarlo.
La Zona Norte, a oscuras.
P.V.M.
La Zona Norte, a oscuras.
¿Qué poder tiene Endesa para que ni el Ayuntamiento de Granada ni la Junta de Andalucía les exija lo que un derecho de la ciudadanía? 
 
Es intolerable que enero de 2020 familias de la Zona Norte que pagan sus recibos tengan que afrontar la ola de frío con cortes en el suministro eléctrico que mal sirve Endesa, ante la inacción total de las administraciones competentes, como el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía.
 
El sábado pasado la luz y venía de forma intermitente, el domingo durante más de seis horas sin suministro en algunas zonas, lo que afecta a familias, algunas que dependen de la energía eléctrica para mantener la salud de algunos miembros. Aparatos inservibles. ¿Ni por eso despierta la conciencia de políticos en las instituciones?
 
Ya no es tiempo de buenas palabras, sino de acción y compromiso, como la del Defensor de la Ciudadanía, Manuel Martín, la única institución que no cesa en la denuncia.
 
La última, para (volver a) denunciar de que mientras por la borrasca Gloria, mantiene alertas rojas y naranjas, en función de las zonas geográficas del país, donde más golpea la ola de frío polar, en la Zona Norte existe y permanece la “alerta roja”.
 
“Una alerta roja es el más alto nivel de amenaza o alerta en diversos sistemas de información y es a menudo utilizado para indicar un determinado tipo de emergencia. Pues así están en el distrito norte, en alerta roja, literalmente en peligro. ¿Hasta cuándo?
 
Y seguiremos denunciando esta vergüenza nacional, que condena a un distrito de Granada a en ciudadanos de segunda, en pleno siglo XXI. No hay derecho.