Sierra Nevada, Copa del Mundo 24

La Zona Norte vuelve a sufrir cortes de luz de hasta 12 horas diarias y un colegio ha estado cinco días sin suministro

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 19 de Febrero de 2022
El Ayuntamiento exige a la Junta de Andalucía y a Endesa que impidan la vulneración de derechos fundamentales en el distrito.

Una de las muchas protestas contra los cortes de luz. archivo

El equipo de Gobierno de la capital granadina, a través de su portavoz y alcalde del distrito Norte, Jacobo Calvo, ha exigido a la Junta de Andalucía y a la empresa Endesa que "hagan mucho más de lo que hacen" para ayudar a solucionar el problema de los cortes de luz en los barrios de esa zona.

Calvo ha manifestado que “en un gesto más de irresponsabilidad del gobierno de la Junta y de la empresa Endesa nos hemos encontrado con que han permitido una flagrante vulneración de un derecho fundamental como es el de la Educación con el alumnado del colegio Luisa de Marillac, que ha estado cinco días sin luz. Es lamentable que tenga que recordar que la Junta tiene la obligación legal de velar por la educación de los menores, también en Norte, y que Endesa no puede seguir mirando para otro lado en una situación como esta”.

Para el edil socialista, “los niños y las niñas de Norte tienen el mismo derecho que los demás en todos los barrios de Granada a dar clase en las mejores condiciones posibles, y esas condiciones son una obligación del gobierno de la Junta de Andalucía que está discriminando y excluyendo a unos niños frente a otros, simplemente porque ni cumple ni da la cara en la zona Norte para acabar con el verdadero problema que provoca los cortes de luz”.

Cientos de quejas diarias

Calvo ha defendido que “el Ayuntamiento de Granada recibe a diario cientos de peticiones por muy diversas vías de vecinas y vecinos, en muchos casos personas electrodependientes a los que la vida les depende del suministro eléctrico, que se quejan de los cortes de luz y del trato que reciben de la empresa Endesa que se niega a crear un servicio personalizado de atención a las personas usuarias de esos barrios, tal y como estas familias exigen, para no tener que enfrentarse a diario a las respuestas automatizadas de las centralitas que lo único que hacen es desesperar más a quienes sufren horas y horas de cortes de luz”, con cortes de "entre 10 y 12 horas". 

El portavoz del Gobierno ha mostrado “el deseo y la voluntad evidenciados después de 8 meses de gobierno de querer ser parte de una solución que excede las competencias municipales, pero es imposible si los demás actores de toda esta ecuación no se implican mínimamente y, a pesar de las buenas palabras y de algunos gestos, ni la Junta de Andalucía ni Endesa parecen comprender la dimensión de un problema que afecta a la educación y a la formación de cientos de menores, a la salud y a la calidad de miles de personas”.

Calvo ha defendido que “el Ayuntamiento de Granada forma parte de una mesa contra los cortes de luz donde se ha expuesto por activa y por pasiva que se han de modernizar las instalaciones eléctricas para dar servicio al 75% de la población que paga sus facturas y a las que Endesa deja sin suministro. No vamos a tolerar la criminalización del barrio. Las calles Julio Moreno Dávila, Sánchez Cotán, Joaquín Corral Almagro, Pedro Machuca, Molino Nuevo y otras más del distrito, sufren la ineficacia de Endesa y la dejación de funciones de la Junta de Andalucía. Llevamos 8 meses intentando sumar, trabajando en la búsqueda de soluciones sin señalar a nadie, pero casos como el del colegio Luisa de Marillac hacen que sea imposible mantener esa actitud con quienes son desleales con todos los barrios de Norte”.

Para finalizar, Calvo ha recordado que, tanto en el Gobierno durante el mandato anterior, como en la oposición en los dos primeros años de este, el Grupo Socialista ha intentado de todo, incluso abrir la vía judicial contra Endesa, pero las denuncias interpuestas junto a grupos vecinales no fueron admitidas. En cualquier caso, una flagrante violación de un Derecho tan importante como el de la Educación ha sido vulnerado mientras la Junta, institución responsable, y Endesa, empresa suministradora, literalmente han mirado para otro lado. Este hecho lo vamos a poner en manos de nuestros servicios jurídicos para ver si son constitutivos de algún tipo de delito y volveremos a actuar contra quienes, ya no son parte de la solución, sino que se convierten en parte del problema”.