Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
Anima a los trabajadores de la tele municipal que creen una productora y opten al concurso

Torres Hurtado reconoce que la situación económica de TG7 está "desbordada" y ve necesario hacer "un parón"

Comunicación - IndeGranada - Jueves, 22 de Octubre de 2015
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), ha reconocido este jueves que la situación económica que atraviesa la radio televisión municipal TG7 está "un poco desbordada" y ha considerado necesario que este medio, que operará en los próximos meses con "servicios mínimos", haga un "parón" antes de reanudar su actividad normal.
 
Torres Hurtado ha señalado a preguntas de los periodistas que la decisión adoptada, que ha supuesto el despido de cinco trabajadores, es "la menos traumática" y además "necesaria", puesto que en estos cuatro meses en los que se operará en servicios mínimos se aprovechará para "aclarar las cuentas" del ente público.
 
La idea, según ha relatado, es hacer todos los pagos que se adeuden --la productora Central Broadcaster Media (CBM) reclama una deuda de 450.000 euros en concepto de servicios extraordinarios-- y cobrar algunas publicidades que se han realizado en este tiempo para, a partir de ahí, "empezar otra vez" de nuevo.
 
El regidor ha recordado que el 7 de noviembre cumple el contrato con CBM, por lo que se impulsará una nueva licitación para adjudicar los servicios externos de la televisión municipal. Ha confirmado que una de las condiciones que se plasmarán en el pliego del nuevo concurso es la obligatoriedad de absorber a toda la plantilla actual, incluidas las personas que cesarán su actividad en los próximos meses.
 
El regidor ha mostrado su compromiso con estos empleados, a los que ha animado a incluso, "si pueden", crear una productora propia y optar al concurso público.
 
Estas declaraciones se producen después de que el miércoles se anunciara que TG7 operará en los próximos tres o cuatro meses con "servicios mínimos", después de que la productora Central Broadcaster Media (CBM) haya transmitido su deseo de finalizar el contrato mientras la entidad local no reconozca una deuda de más de 450.000 euros en concepto de servicios extraordinarios.