Granada mil y una
Granada Mil y Una

Cueva de las Ventanas de Píñar, un mágico paseo por la prehistoria

E+I+D+i - J. M. M. - Jueves, 11 de Julio de 2019
La única gruta visitable de la provincia es un espacio ideal para recorrer con la familia y conocer de forma amena cómo vivían nuestros antepasados. Un nuevo reportaje de la sección Granada mil y una con propuestas para disfrutar de la provincia.
Interior de la Cueva de las Ventanas.
turgranada.es
Interior de la Cueva de las Ventanas.

La Cueva de las Ventanas de Píñar es un lugar tan mágico como desconocido. Uno de esos tesoros naturales que alberga la provincia de Granada y que hay que visitar por muchas razones, y especialmente en verano.

Es la única gruta de la provincia abierta al público de forma habitual, todos los días del año, y con un gran valor arqueológico y didáctico. Es una cueva ideal para ir con la familia, ya que su recorrido está adaptado para hacerlo hasta con carritos de bebé y es accesible no solo a personas con movilidad reducida, sino también con diversidad funcional visual, auditiva y cognitiva, que pueden disfrutar de visitas guiadas y materiales adaptados, un caso único en España. Y los niños y niñas disfrutarán no solo del interior de la cueva, sino que se lo pasarán en grande antes incluso de entrar, ya que un divertido tren turístico les llevará a la entrada de la gruta desde el mismo pueblo de Píñar.

Tren turístico que lleva a los visitantes desde el Ayuntamiento de Píñar a la Cueva de las Ventantas, a menos de un kilómetro. Ayto. Píñar

Y, además, visitar la Cueva de las Ventanas en esta época es un respiro para los calores del verano, ya que la temperatura promedio en el interior permanece constante en unos 13 grados centígrados durante todo el año. 

La Cueva de las Ventanas, declarada Monumento Natural desde 2001, es una formación kárstica situada a más de 1.000 metros de altitud cerca de la Sierra de Arana. Está formada por varios niveles de galerías, con estalactitas, estalagmitas, coladas, pequeños lagos y formaciones calcáreas en las rocas, todo ello producto del paso del agua durante millones de años.

Cómo llegar a Píñar: La localidad, de unos 1.100 habitantes, está a algo menos de 50 kilómetros de Granada capital. Para llegar allí hay que coger la A-44 en dirección Jaén y desviarse a la derecha, en la salida 97 hacia la A-308 en dirección Iznalloz. Seis kilómetros después girar ligeramente a la izquierda hacia la A-323 y a poco más de un kilómetro girar a la derecha para continuar por la A-4001 hasta llegar a Píñar unos cinco kilómetros después. 

El recorrido turístico de la cueva, estimado en una hora de duración aproximadamente, tiene unos 500 metros, jalonado por unos 300 puntos de iluminación artística que convierten al espacio en un lugar mágico. Con una altura máxima de unos 40 metros, el itinerario se desarrolla por varios niveles que permiten disfrutar de una visita guiada, amena, divertida, sin grandes tecnicismos, fácil de entender para todos y enfocada a los más pequeños de la casa.

En la cueva se han recreado varios de los antiguos hábitat, entre ellos un cubil de hienas y un enterramiento del Neolítico. En todo el recorrido se pueden ver representaciones y recreaciones del paso del hombre por la cueva. Destacan los utensilios encontrados en la cavidad, junto con las recreaciones de enterramientos y de hogares neolíticos. En los bellos paisajes subterráneos se pueden aprender los procesos de formación de un cavernamiento a través de maquetas, paneles interactivos y ejemplos naturales a lo largo de la cavidad, y la visualización a escala real a lo largo del recorrido visitable de especies de fauna extintas, y la presencia humana en escenas de la vida cotidiana hacen este recorrido interactivo muy ameno e interesante. Fotos: turgranada.es

El origen de la ruta se encuadra en el Paleolítico Superior y la primera ocupación data de hace unos 20.000 años. Durante la prehistoria se usó como hábitat, principalmente en las zonas más próximas a la entrada, y también como lugar de enterraiento. Posteriormente visigodos, romanos y almorávides también la usaron y dejaron algunas vasijas en el interior. Tras la conquista, y hasta finales del siglo XIX, se utilizó como almacén y recinto para guardar el ganado caprino. 

Hace aproximadamente un siglo comenzaron las primeras investigaciones arqueológicas serias y en esos estudios además de materiales realizados por los humanos se han encontrado abundantes coprolitos de hienas gigantes y restos óseos de animales prehistóricos. 

La Cueva de las Ventanas alberga en su parte más profunda otro 'tesoro', un magnífico auditorio auditorio de música, con una sonoridad excepcional, en el que, además de celebrarse conciertos y ciclos de música, también se realizan bodas civiles. Tiene una capacidad para unas 200 personas. Foto: Ayto. Píñar

Información práctica:

  • Horario de visitas: todos los días del año de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 19.00 horas. 
  • Hay que adquirir las entradas en la oficina de información turística del Ayuntamiento de Píñar, en el centro del pueblo.
  • A la Cueva se accede con un tren neumático que sale desde la puerta del Ayuntamiento a cada hora en punto.
  • Para información y reserva: Tel: 958 394725 
  • Web: www.cuevadelasventanas.es

 

Granada mil y una es una sección en colaboración con 

Por si te perdiste la anterior propuesta:

 

 

 

 

 

 

.