Loading
Convocados por Granada en Marcha

Movilización ciudadana reclama las canalizaciones de la presa de Rules, de las que dependen 10.000 empleos en la Costa

E+I+D+i - A.F. - Domingo, 12 de Noviembre de 2017
Convocados por la plataforma ciudadana Granada en Marcha y Agua para el Campo, un centenar de personas se ha concentrado este mediodía en la presa de Rules para exigir que se proceda a las obras de las canalizaciones, de las que dependen más de 10.000 trabajos en la Costa.
Concentración en la presa de Rules.
Imágenes de AndalucíaxSÍ
Concentración en la presa de Rules.
Lustros y lustros de retraso, las canalizaciones de la presa son fundamentales para garantizar el regadío, especialmente, para los subtropicales, un sector que espera que el agua llegue a sus plantaciones para poder crear riqueza y trabajo en la zona.
 
Así lo han puesto de manifiesto los responsables de las plataformas convocantes que se quejaron, además, de la maldición que acompaña a las infraestructuras en Granada, que se retrasan en el tiempo, como así pasó con la A-7, o el Metro, y como ejemplo paradigmático, con el AVE a Granada.
 
 
Los asistentes han exigido que se ultime “inmediatamente” el proyecto básico que debía estar ultimado en marzo pasado, requisito imprescindible a la adjudicación de las obras, que garanticen el regadío.
 
Con la movilización de este domingo en la presa de Rules, a la que se han sumado otros colectivos, como AndalucíaxSÍ, la Asociación por la Región de Granada. ARG, y cargos públicos de Podemos, Granada en Marcha volvió al lugar donde celebró su primer acto reivindicativo, el 28 de febrero de 2016.
 

Con motivo de la concentración del domingo,  la asociación ha elaborado un manifiesto que reproducimos en su integridad:

Por la canalizaciones de Rules ¡¡¡Rules Ya!!!

“El 20 de febrero de 1953 se declararon de interés nacional de los nuevos regadíos de Motril y Salobreña, con objeto de aprovechar los recursos hidráulicos disponibles del río Guadalfeo. 30 años después se produce la ampliación de los nuevos regadíos de la Costa Tropical y se finaliza el embalse de Béznar. En el año 2001 se declara de interés general la Presa de Rules y las conducciones derivadas del embalse para riegos en Motril-Salobreña. El 24 de Febrero del 2007, la Presa de Rules comenzó a embalsar. Más de diez años después, nada se sabe de las conducciones que han de llevar el agua hasta nuestros campos. Agua que significa riqueza y miles de puestos de trabajo para la zona.

El proyecto de canalizaciones está ralentizado desde hace años, y la razón es que no hay financiación. Tras transferir el Estado a la Junta de Andalucía las competencias que incluían la construcción de las tuberías, el proyecto se paralizó. Nunca se tuvo interés real en el mismo. La Junta, sencillamente, no hizo nada. Durmiendo el sueño de los justos quedaron los 10.000 puestos de trabajo y las 15.000 hectáreas de terreno que se podrían regar, llevando el agua incluso hasta la cota 400.



La Presa de Rules, cuya función primordial es garantizar el suministro de agua a la población, el riego (incluyendo 4.500 hectáreas de nuevos regadíos de cultivos subtropicales y hortícolas de primor de alto rendimiento) y el control de avenidas, sigue diez años después de comenzar a embalsar convertida en la mayor piscina de Europa. Para algunos, un gran disparate no haber tenido previstos los proyectos de conducción desde la presa hasta los campos y las ciudades en paralelo con los últimos años de construcción del embalse. 345 hectáreas anegadas, más de dos millones de metros cúbicos de hormigón para la construcción de la presa, una capacidad de almacenamiento de 118 Hectómetros cúbicos y un costo de cerca de 240 millones de euros. El agua necesaria está ahí, pero faltan las tuberías. Si no fuera dramático, parecería un chiste. Rules es hoy una obra sin función, un auténtico monumento a la incompetencia de las Administraciones Públicas. Mientras tanto, la presa se convierte en una acumulación enorme de sedimentos que acortará significativamente su vida útil.

Transcurrieron, desde el inicio de los trámites, 16 años en mover la primera piedra de la Autovía del Mediterráneo que conectaba la Costa granadina, y 15 años más hasta finalizar las obras (8 de octubre de 2015). 31 años para enlazar la Costa granadina por autovía. ¿Acaso estamos condenados los granadinos a soportar que, obras que deben durar siete u ocho años, tarden más de treinta? Imaginad que sería del desarrollo de la Costa Tropical con una autovía acabada hace 20 años, con unas conducciones desde Rules concluidas. Da pena y rabia soñar con un futuro que no ha llegado por la inacción y el enfrentamiento entre las distintas Administraciones y Partidos Políticos.

Ni PSOE ni PP se han esforzado en conseguir infraestructuras tan necesarias para el desarrollo provincial. Como decía una pancarta sostenida por agricultores de la Costa, “Menos promesas y más tuberías”.  Y eso es lo que hoy reivindicamos.

Tras la dejación de la Junta de Andalucía, en 2016 el Gobierno Central, tras seis años sin hacer nada, adjudicó por un importe de 280.000 euros el proyecto básico, que tenía que haber estado terminado en marzo de este año, pero que se ha retrasado. Y cuando esté terminado, quedará aún sacarlo a información pública, redactar los 12 proyectos de obra de cada uno de los subtramos, etc. El Gobierno Central no pone fechas al inicio de las obras, arguyendo que hay consignados hasta seis millones de euros en las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado hasta 2020 para pagar la redacción de estos proyectos constructivos. Es decir, hasta el 2020 para redactar los proyectos de los subtramos. Y, después, adjudicar cada uno de ellos, según disponibilidad presupuestaria, y realizar la obra. Volvemos a hablar de varios lustros. No nos parece serio.

Hay que decirle ya a este Gobierno que estamos hartos. Hartos de su ineficacia, de su desinterés, de su mirar para otro lado, de su imprevisión. Y a la Junta de Andalucía, hay que señalarle que se echa en falta su defensa de la Costa de Granada, que hace oídos sordos a nuestras necesidades, que se ha despreocupado durante años, que no solo no pone ni un euro en estos proyectos sino que, además, no hace presión política para que salgan adelante.

Anunciamos, públicamente, que vamos a hacer desde nuestra Plataforma un seguimiento exhaustivo a las actuaciones de Gobierno Central y Junta de Andalucía en relación a las conducciones de Rules, y que vamos a denunciar sistemáticamente todos los retrasos de la obra. De igual forma, vamos a ponernos en contacto con Comunidades de Regantes, Ayuntamientos, etc., afectados por la puesta en marcha de las conducciones de Rules para cooperar en la realización de cuantas acciones y movilizaciones sean precisas para ayudar a la agilización de un proyecto tan necesario para el desarrollo de la zona costera granadina y de nuestra provincia”.