Seamos ejemplares
Externalización de servicios

El Parque de las Ciencias saca a concurso la gestión del BioDomo al año de su apertura

E+I+D+i - IndeGranada - Sábado, 5 de Agosto de 2017
El Consorcio que gestiona el Parque de las Ciencias saca a licitación la gestión integral del BioDomo, el gran acuaterrario que constituye la quinta ampliación del museo científico y que se ha convertido en uno de los grandes atractivos, con más de 216.000 visitantes en su primer año de funcionamiento.

El BioDomo se inauguró en julio del pasado año. miguel rodríguez

El Parque de las Ciencias busca empresa para que se encargue de la gestión integral del BioDomo, el gran espacio inaugurado hace poco más de un año y que supuso la quinta ampliación del museo científico.

En este primer año de funcionamiento, el BioDomo ha recibido más de 216.000 visitantes y se ha consolidado, según destacó el Parque al hacer balance de ese primer aniversario, "como uno de los atractivos más destacados del museo".  

Según los pliegos administrativos consultados por El Independiente de Granada, la adjudicación se formaliza por dos años y se recoge previsión de prórroga por el mismo periodo. El presupuesto base de licitación es de 2,3 millones de euros -IVA incluido- y el valor total estimado del contrato, incluyendo una previsión de prórroga y modificaciones, asciende a 6,4 millones de euros.  

Es objeto de este pliego es la contratación por parte del Consorcio Parque de las Ciencias de la prestación de los siguientes servicios:

  • Mantenimiento de la colección biológica (zoológica y botánica) y las gestiones para las mejoras de las mismas.
  • Guía de grupos, recepción de visitantes, acompañamiento y presentación de las instalaciones de BioDomo en su recorrido interior.
  • Tratamiento de especies vivas y mantenimiento específico de museización, acuariología, terrarios y aviario.
  • Mantenimiento de infraestructuras e instalaciones generales, servicio de limpieza de BioDomo así como servicios de administración de la propia instalación.
Con una inversión 12,8 millones de euros -el 80 por ciento de fondos europeos y el resto apotado por el Concorcio que lo gestiona-, el Biodomo recrea hábitats de Asia y Oceanía, selvas tropicales de la Amazonia, Madagascar y del Indo-Pacífico, con 250 especies de flora y fauna, exclusivas de estos territorios, en un espacio de 18.000 metros cúbicos, que permite un recorrido abierto al público de cerca de 500 metros.

En el recorrido se pueden contemplar en el hábitat acuático, terrestre y aéreo, desde tiburones grises o peces payaso, hasta nutrias, tucanes o lemures de cola anillada, pequeñas arañas venenosas o los majestuosos baobab de Madagascar. Un ualabí de cuello rojo o los perezosos aferrados a un tronco o anfibios como la tortuga "Mata-Mata", que conviven con ranas cornudas, anfibios, mariposas y caimanes. 

El BioDomo gira sobre los ejes de la educación, la conservación y la investigación e intercala en el recorrido subacuático y terrestre laboratorios con profesionales de diferentes ámbitos dedicados a velar por las especies del Biodomo y a la investigación, junto a bioterios transparentes para que el público vea cómo se prepara la comida o la limpieza de los animales.
Explica la dirección del Parque en los pliegos para la adjudicación de la gestión integral de este espacio, que "la premisa fundamental" que ha de regir este contrato, en las tres partes que está dividido, es "el bienestar animal y vegetal", y por ello considera "de vital importancia la permanente y continua comunicación y colaboración entre todas ellas, así como con la propiedad". 

"Se establecerán reuniones de seguimiento periódico (semanal o quincenal) para evaluar la prestación del servicio y permitir la resolución de cuantos problemas puedan surgir siendo obligatoria la asistencia del responsable principal de la empresa adjudicataria así como del conservador, cuyos acuerdos se recogerán en actas. Por otra parte, la empresa remitirá al Parque de las Ciencias informes mensuales sobre el bienestar animal".

Más de 216.000 personas han visitado el BioDomo en su primer año. miguel rodríguez

La empresa que resulte adjudicataria debe garantizar "el mantenimiento de las colecciones actuales y la reposición de aquellos ejemplares que desaparezcan bien por causas naturales bien por un inadecuado mantenimiento de las condiciones de vida de los animales, condiciones tanto sanitarias como de alimentación así como de mantenimiento de las condiciones ambientales artificiales con las que se diseñó el proyecto y que son particulares de los climas propios de las especies".

Se ha de tener en cuenta, detalla el Parque, que "tanto la animal como la vegetal son colecciones que sufren alteraciones con el paso del tiempo, la reproducción de las especies, el envejecimiento y fallecimiento de las mismas así como la desaparición por la interacción habitual de animales/animales o animales/plantas" y ello provoca que la colección "sufra cambios con el tiempo y que deba ser actualizada o modificada constantemente". Dicha evolución de las colecciones obliga, advierte, "a una constante relación de contacto entre promotor y empresa licitadora para comprobar incidencias, decidir actuaciones concretas o incluso modificar la colección si fuera necesario".