Un verano en el Parque de las Ciencias.

Un sistema inteligente desarrollado por la UGR ahorra un 20% en la climatización de grandes edificios

E+I+D+i - E.P./IndeGranada - Viernes, 24 de Noviembre de 2017
Investigadores que han desarrollado el sistema.
ugrdivulga
Investigadores que han desarrollado el sistema.

Investigadores del Departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada han desarrollado un sistema de control automático para equipos de aire acondicionado que permite reducir en más de un 20 por ciento la energía requerida para climatizar grandes edificios.

Los gastos de operación de un edificio, una vez finalizada su construcción, suponen un 80 por ciento del total de su coste. Alrededor de la mitad de estos gastos se deben al consumo de energía de los equipos de aire acondicionado e iluminación, en cuya producción además se genera el 90 por ciento del CO2 emitido durante toda la vida útil del edificio, según informa la UGR en una nota.

Los edificios, y en particular aquellos dedicados a usos no residenciales incorporan numerosas medidas arquitectónicas destinadas a reducir el consumo de energía. Sin embargo, para aprovechar este potencial es necesario optimizar la gestión del equipamiento, ajustando su utilización a los requisitos de los ocupantes.

El plan operacional del edificio es la secuencia de instrucciones de control que se aplican durante un día al equipamiento de aire acondicionado. Esta configuración es administrada de forma remota por los operadores del edificio desde la consola del sistema de gestión de energía.

Normalmente, los operadores programan un plan con una antelación de varios días, de acuerdo a su propia experiencia, al uso esperado del edificio y a las predicciones meteorológicas. Esta labor consume mucho tiempo, por lo que los operadores no pueden valorar diferentes alternativas, y resulta ineficaz, pues al final se suelen aplicar planes parecidos durante toda la temporada.

Así, no es infrecuente que el plan resulte inadecuado, provocando temperaturas demasiado altas o demasiado bajas en el interior del edificio y, en consecuencia, falta de confort y consumo excesivo de energía.

El proyecto Energy IN TIME, financiado por el 7º Programa Marco de la Unión Europea, propone una ingeniosa solución al problema de la generación de planes operacionales: utilizando un modelo de simulación configurado para reproducir el comportamiento del edificio al día siguiente, evalúa el consumo energético y las temperaturas interiores que resultarían de la aplicación de múltiples planes, y selecciona aquel que minimiza el gasto y, a la vez, consigue un ambiente agradable para los ocupantes.

El proyecto, iniciado en octubre de 2013 y con una duración de cuatro años, ha contado con la participación de 13 entidades de 8 países diferentes, incluyendo, además de la Universidad de Granada, otros centros de investigación internacionales.