Sanidad Pública de Andalucía, en las mejores manos

UGT y CCOO exigen la derogación de la reforma de las pensiones de 2013

E+I+D+i - IndeGranada - Miércoles, 16 de Mayo de 2018
Delegados y delegadas de CCOO y UGT han participado este miércoles en una nueva concentración a la entrada de la Subdelegación de Gobierno de Granada para denunciar que el Gobierno "bloquea el diálogo social y el Pacto de Toledo, y no atiende ni las demandas sindicales y ciudadanas en materia de pensiones", y para exigir que "se garantice el poder adquisitivo de las pensiones".
Concentración a las puertas de la Subdelegación.
UGT
Concentración a las puertas de la Subdelegación.

Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, ha manifestado al inicio de la concentración que el pacto entre el Gobierno y el PNV para subir las pensiones al IPC durante 2018 y 2019 es "un acuerdo puramente electoralista", que ha dejado "en suspenso la reforma de las pensiones de 2013 para este año, y ni siquiera para el que viene, ya que está condicionada la subida de 2019 a un acuerdo del Pacto de Toledo".

Para UGT, ha señalado el representante sindical, "el Gobierno no está dispuesto a dar marcha atrás en su reforma, y las concesiones hechas a varios grupos políticos, en el periodo de negociaciones de los PGE, han puesto de manifiesto que el Sindicato tenía razón cuando decían que había dinero para llevar a cabo sus propuestas y que el problema fundamental era la ausencia de voluntad política".

Martín ha indicado que "el objetivo debe ser derogar la reforma de las pensiones de 2013, que ha supuesto la ruptura del necesario Pacto de Estado en materia de pensiones". Y  por eso, el sindicalista exige al Gobierno "el carácter retroactivo del incremento de las pensiones desde enero de 2018, ya que la entrada en vigor de los presupuestos, si son finalmente aprobados, está prevista para junio y la estimación del coste de la revalorización de pensiones debe garantizar un incremento de pensiones que garantice su poder adquisitivo desde principios de año".

Ha agregado que "para que no haya pérdida de poder adquisitivo, no basta con subir las pensiones conforme al IPC previsto, como se ha anunciado, sino que la fórmula de revalorización acordada en el Diálogo Social en 1996, establecía una necesaria cláusula de revisión que ahora no aparece". Todo ello, no hace sino "abonar la necesidad de derogar la reforma de 2013 en su integridad, ahora sólo desplazada en el tiempo en su ejecución: tanto el Índice de Revalorización de Pensiones, como el Factor de Sostenibilidad que se definió en ella", ha concluido el represente sindical.

En este sentido, el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, ha apuntado que "con la estrategia  de posponer la aplicación del factor de sostenibilidad hasta 2023, el Gobierno de turno podrá utilizar cuando le convenga la revalorización de las pensiones como chantaje". Una estrategia que es "ni más ni menos que la utilización de las pensiones como arma electoral” y hacía décadas que estaba desterrada en nuestro país".

Para Flores, las subidas de las pensiones anunciadas por el Gobierno y sus socios parlamentarios, durante la negociación del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2018, son, en realidad, "consecuencia de las movilizaciones sociales que vienen produciéndose desde hace meses en protesta por la reforma de las pensiones de 2013". Sin embargo, dichas subidas son "una medida insuficiente", que no resuelven el problema de fondo pues, en su opinión, solo se aplicarán en 2018 y 2019, "condenando posteriormente a todos los y las pensionistas a un mísero incremento del 0,25 por ciento en su pensión".

En su opinión, la clave de la intervención sindical está en "garantizar el equilibrio entre los ingresos y los gastos, frente a decisiones de los gobiernos de turno de ajustar el sistema exclusivamente sobre el gasto, que es el que afecta al eslabón más débil de la sociedad: las personas trabajadoras y los pensionistas".

Por último, el secretario provincial de CCOO ha querido recordar que el conflicto social en torno a las pensiones es intergeneracional. "Afecta tanto a las personas que hoy cobran pensiones, como a las que contribuyen a financiarlas y las percibirán en el futuro", ha añadido.