Nueva reordenación del transporte público en la capital.
El primer encuentro se centrará, junto a las instituciones y la sociedad civil, la Capitalidad Cultural

La Universidad de Granada asume el liderazgo y anuncia un foro para debatir el proyecto de ciudad y provincia

E+I+D+i - J.I.P. - Lunes, 21 de Septiembre de 2015
La Universidad de Granada asume el liderazgo e impulsará su proyecto UGR-Granada para que en la primavera próxima se celebre un “foro institucional y de participación ciudadana” en el que la Universidad “sirva de punto de unión para la reflexión y la construcción de un proyecto de ciudad y de provincia”.
La rectora, rodeada de nuevos doctores.
Miguel Rodríguez
La rectora, rodeada de nuevos doctores.
Así lo avanzó hoy la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, en la inauguración del curso académico que, tras la tradicional procesión, se celebró en el Hospital con la asistencia del consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y los rectores de las universidades de  Setab, Mendoza, Jaén y Sevilla, entre otras autoridades.
 
La rectora, quien en sus primeras intervenciones ya reclamó el liderazgo social de la Universidad, precisó que el primer foro para reflexionar sobre Granada y la provincia tendrá  “como referente las ideas de cultura y de ciudad”. 
 

Pilar Aranda, junto a ex recotores de Granada y de otras universidades invitadas. Miguel Rodríguez

“Y pretendemos que se constituya como impulso que aglutine a todas las instituciones, a toda la sociedad civil y a la masa crítica de la Universidad para construir, juntos, un proyecto común e ilusionante en torno a la candidatura de capital cultural de la Ciudad forjando un horizonte 2031 en el que esta institución cumplirá 500 años”, añadió.
 
La rectora justificó el foro al señalar que la Universidad “del siglo XXI, como ente con una confluencia valiosa de pensamiento y un gran caudal creativo, tiene que ser también un activo agente cultural”, que, en su opinión, “debe hacerse visible, pues, por medio de acciones culturales en plena complicidad con las instituciones y con la sociedad civil en la que se inserta”.
 
En su intervención, la rectora fue reivindicativa y apeló en varias ocasiones al “diálogo” como medio para el entendimiento. “Es el momento de que sigamos sumando todos los esfuerzos y que todos ellos, coordinados, se encaminen en una misma dirección: consolidar a la  UGR en el lugar destacado que hoy ocupa en el sistema universitario andaluz y español”, dijo.
 

La rectora inviste a un nuevo doctor. Miguel Rodríguez

Pilar Aranda, quien señaló que la principal misión de la Universidad es formar profesionales, “pero sobre todo una ciudadanía activa y crítica”, manifestó que una de sus preocupaciones es que la coyuntura de crisis económica “no revierta en situaciones de exclusión y abandono”, por lo que adelantó la Universidad ya había establecido “como prioridad de la acción de gobierno la adopción de medidas que garanticen el principio de igualdad de oportunidades en el acceso a  la enseñanza superior”.
 
A los docentes, les anunció “una política de estabilización y promoción del profesorado que, sobre la base de una rigurosa y objetiva planificación de necesidades, posibiliten el necesario relevo generacional y garantice altos niveles de calidad en nuestra enseñanza e investigación”, sin olvidar que aún hay situaciones que solucionar, como la tasa de reposición, plazas impugnadas o los contratados doctores interinos”.
 
Y a los investigadores, les emplazó a “poder avanzar en el camino de la mejora de las condiciones laborales”.
 
También apeló al diálogo para afrontar el reto de establecer nueva Relación de Puestos de Trabajo, que permita a la Universidad dotarla de “una estructura mucho más flexible y más adaptada a las necesidades reales y a los retos que hoy debe afrontar la Universidad”. “Una estructura –subrayó- en la que además se premie y se profesionalice la gestión”, agregó.
 
Se refirió a las personas con discapacidad para señalar que la Universidad trabaja para la “inclusión efectiva” y, como ejemplo, adelantó  la apertura inminente de la nueva Biblioteca de la Facultad de Derecho, “como la primera biblioteca inclusiva que cumple todos los requerimientos de accesibilidad e inclusión en nuestro país”.
 

La comitiva llega al Hospital Real. Miguel Rodríguez.

Por otro lado, la rectora reseñó que impulsará la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y se fomentará y garantizará la igualdad entre mujeres y hombres, con el enfoque integrado de género en todas las políticas y actividades universitarias y en su proyección social, incorporándolo como un criterio más de excelencia.
 
“Como Universidad del sur de Europa, con Campus en dos continentes, debemos de contribuir con nuestra acción a que Europa siga siendo la tierra de los derechos y de la libertades, una tierra de paz, siempre imperfecta, pero siempre decidida  a abrir su brazos al que busca una vida digna tras las alambradas de nuestras fronteras”, señaló la rectora quien subrayó que más que nunca es “necesario hacer política universitaria”. 
 
“Es tiempo de hacer política, y creo que la política universitaria requiere grandeza y apasionamiento. Grandeza por el significado de lo que nos jugamos en el envite: quienes creemos que la educación es el más poderoso instrumento de transformación social, de igualdad de oportunidades, de lucha contra la marginación, de solidaridad y de tolerancia soportamos mal los periodos de crisis y estancamiento, sobre todo porque en el terreno de la educación, de la investigación y de la innovación social, no avanzar es retroceder”.

“Apasionamiento, porque esa convicción racional de que en el conocimiento está el progreso social, debe mover todas las energías de quienes estamos al frente de una institución pública como la Universidad de Granada para que cumpla  lo más fielmente posible las funciones que hoy le encomienda la sociedad”, señaló la rectora.
Junta recuperará su plan de investigación en 2016
 

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano interviene. Miguel Rodríguez.

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, anunció, por su parte, que la Junta recuperará el plan andaluz de la investigación en el 2016, año en el que prevé producir las bases y convocatorias adecuadas para evitar "otro año en blanco" en materia investigadora en las universidades.
 
El consejero de Economía y Conocimiento adelantó que la Junta realizará las bases y convocatorias adecuadas para generar "todos los elementos" que revitalicen la investigación unida a las universidades, "una de las mayores preocupaciones que compartimos".
 
El consejero destacó la necesidad de recuperar la normalidad en las universidad públicas andaluzas, un reto que ha considerado que "no es fácil" por las condiciones impuestas por el Gobierno de España, aunque se ha mostrado "convencido" de lograrlo.
 
La Junta trabajará para reorganizar las plantillas de las universidades y analizar con cada una de ellas tanto las previsiones presupuestarias como la tesorería, para evitar problemas de pago a proveedores.