Recicla, para respirar un aire más limpio
Ampliará su cartera de servicios con la última tecnología

El Virgen de las Nieves incorpora un robot ‘Da Vinci’ para cirugías complejas y maniobras de elevada exactitud

E+I+D+i - IndeGranada - Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Con este nuevo equipamiento, el hospital situado en el corazón de Granada ampliará su cartera de servicios y lo reafirma a la cabeza de los hospitales andaluces de referencia.
Fachada principal del Hospital Virgen de las Nieves.
P.V.M.
Fachada principal del Hospital Virgen de las Nieves.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) trabaja en la licitación de un equipo robótico 'Da Vinci', de última generación, para cirugías complejas y maniobras quirúrgicas de exactitud para el Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Este equipamiento robótico mejora la precisión, aumenta la seguridad de la actividad quirúrgica y reduce las secuelas de la operación para el paciente, según informaron fuentes de la Junta.

Con el de Granada, el sistema sanitario público andaluz dispondrá en Andalucía de un total de cinco robots ‘Da Vinci’, al sumar los ya existentes en Sevilla y Málaga, el anunciado este viernes por la consejera de Salud, Marina Álvarez, para el Reina Sofía, en Córdoba, y el Puerta del Mar, en Cádiz, a los que se suma el equipo de formación que alberga el Complejo Multifuncional Avanzado de Simulación e Innovación Tecnológica, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud, en Granada.

A este centro que gestiona Iavante han acudido durante años profesionales de España y extranjeros para formarse en la técnica que requiere el ‘Da Vinci’.



El sistema ‘Da Vinci’ permite al cirujano no operar directamente sobre el paciente, sino que lo hace en una consola situada al lado, desde donde maneja virtualmente unas pinzas. La visión en tres dimensiones con un aumento de hasta 10 veces, permite trabajar con una gran precisión.

Este sistema traduce los movimientos de las manos del médico en impulsos que son trasmitidos de forma literal a los brazos robóticos permitiendo llegar a zonas de difícil acceso durante la operación quirúrgica.

Asimismo, ofrece un aprendizaje más rápido (especialmente útil para los médicos residentes), facilita el acceso a cualquier punto de la anatomía del paciente (gracias a sus brazos, que giran 360º), reduce el tiempo operatorio respecto a la laparoscopia para el mismo tipo de intervención y elimina el riesgo del temblor fisiológico o el cansancio postural tras muchas horas de intervención. Por tanto, las ventajas son incuestionables en términos de precisión, tanto en el proceso, como en la fase reconstructiva.

El robot Da Vinci se compone de tres elementos: consola quirúrgica, carro del paciente y torre de visión. La consola es el lugar en el que el cirujano dirige la intervención controlando la fibra óptica y los instrumentos mediante manipuladores y pedales. El carro es el lugar donde se posiciona al paciente y cuenta con cuatro brazos móviles e intercambiables. Y la torre de visión es la unidad central de elaboración y procesamiento de la imagen para obtener una visión en 3D real.