Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
Analizamos la situación del gobierno de Cs y PP tras la marcha de Sebastián Pérez como presidente provincial del PP

El bipartito, pendiente de Sebastián Pérez

Política - M.A. - Lunes, 10 de Febrero de 2020
Aislado por el PP, sin apenas apoyo en el Ayuntamiento, la decisión de Sebastián Pérez sobre si permanecer en el gobierno bipartito o marcharse marca de nuevo la agenda municipal, copada desde el inicio del mandato por las tensiones internas. Te ofrecemos un análisis para situar el complicado tablero de la Plaza del Carmen.
Sebastián Pérez, junto al alcalde y concejales del bipartito, en el balance de los cien días de gobierno.
IndeGranada
Sebastián Pérez, junto al alcalde y concejales del bipartito, en el balance de los cien días de gobierno.

La única tregua que ha tenido el gobierno de las derechas en la capital llegó en elecciones generales, para centrarse en la campaña electoral de sus partidos, como admitieron. Porque desde que el 15 de junio del pasado año Luis Salvador llegó a la Alcaldía, prácticamente no ha habido mes sin sobresalto, ligado siempre a los ultimátums lanzados por Sebastián Pérez. Febrero de 2020 ha comenzado con el bipartito, de nuevo, pendiente de él.

¿Puede Luis Salvador mantener como primer teniente de alcalde a quien lo ha llamado mentiroso y le ha acusado de 'mercadear' con Granada junto al PP? Si lo hace, su debilidad se acrecienta. Y, ¿puede el PP dejar pasar las graves acusaciones que lanzó Pérez sin reclamarle el acta? Mirar para otro lado no borra lo dicho

Esta vez la situación se ha convertido en un auténtico polvorín político. Porque las duras acusaciones con las que Sebastián Pérez ha puesto punto y final a su larga etapa como presidente provincial del PP comprometen a los dos partidos del bipartito y hacen inviable su continuidad en el gobierno. 

¿Puede Luis Salvador mantener como primer teniente de alcalde a quien lo ha llamado mentiroso y le ha acusado de 'mercadear' con Granada junto al PP? Si lo hace, su debilidad se acrecienta. Y, ¿puede el PP dejar pasar las graves acusaciones que lanzó Pérez sin reclamarle el acta? Mirar para otro lado no borra lo dicho.

Los concejales de Cs y PP centran sus esfuerzos en negar la evidencia

De momento, Cs y PP centran todos sus esfuerzos en negar la evidencia. El pasado viernes el encuentro con los medios tras la Junta de Gobierno Local fue tenso. En representación del gobierno municipal César Díaz, Francisco Fuentes y Manuel Olivares. Se mostraron molestos con las preguntas de los periodistas sobre la crisis municipal. Díaz llegó a decir que era un asunto "secundario".

Los concejales, especialmente los del PP, tienen un papelón. Nunca defendieron con entusiasmo el 2+2 que abanderaba Pérez, pero ahora tienen que hacer malabarismos para no criticarle -fue él quien los metió en las listas y rescató a políticos como César Díaz como hombre de confianza- y tampoco molestar al partido, que ha pasado página a la etapa de su anterior presidente con una pasmosa habilidad

De izquierda a derecha, Francisco Fuentes, César Díaz y Manuel Olivares. j.a./ayto.granada

Ese 'no hacer', tanto del alcalde como del partido de Pérez, evidencia sin duda el miedo a la reacción del político y, si como se rumorea, estaría dispuesto a pasar al Grupo Mixto e, incluso, a firmar una moción de censura.

Ese 'no hacer', tanto del alcalde como del partido de Pérez, evidencia sin duda el miedo a la reacción del político y, si como se rumorea, estaría dispuesto a pasar al Grupo Mixto e, incluso, a firmar una moción de censura

Pasos que parecen imposibles para alguien que hasta la pasada semana tenía el siguiente mensaje fijado al inicio de su cuenta de tuiter: "Granada lo primero. Mi Partido y sus militantes mi fuerza. Y este sms personal q comparto, mi mayor orgullo...", en alusión a un mensaje de su hijo elogiándole y expresando su orgullo por tener "el mejor padre del mundo entero". 

Aunque ya no está ese tuit fijado. Lo ha cambiado por un comentario de su hijo a su tuit de despedida como presidente provincial del PP: "Por tu dedicación, sacrificio y constancia. Después de estos años llenos de presiones, comentarios, ataques y personajes sin escrúpulos al fin vamos (en plural) a poder descansar y vivir. Las palabras nunca reflejarán lo orgullosos que estamos de ti. Siempre equipo!".

Hay más pistas. Este sábado, el primer teniente de alcalde ha reaparecido tras su dimisión en el PP. Una nota oficial difundida por el Ayuntamiento informó de un encuentro, según exponía, "reciente" y en clave "institucional", de Sebastián Pérez con un ministro de los Emiratos Árabes para trasladarle el deseo de que Granada participe en el pabellón de España en la Exposición Universal que se celebra en Dubái este año. 

Sebastián Pérez en su encuentro con el ministro. ayto.granada

Una reaparición y un mensaje: sigo ostentando las mismas competencias, que son Presidencia, Relaciones Institucionales y Contratación. Esta última, centro de todas las miradas a cuenta de la comisión cuyo control reclama Vox para supervisar los grandes contratos, una reivindicación que hizo estallar a Pérez, que llegó a alertar de la "extrema derecha" en su ya explosiva despedida. 

Cosas de la política y de los números del bipartito. Tiene al alcalde -de Ciudadanos- con el menor apoyo recibido hasta ahora en las urnas y a un primer teniente de alcalde -del PP- que, con menos poder que nunca, tiene la sartén por el mango

Cosas de la política y de los números del bipartito. Tiene al alcalde -de Ciudadanos- con el menor apoyo recibido hasta ahora en las urnas y a un primer teniente de alcalde -del PP- que, con menos poder que nunca, tiene la sartén por el mango.

Los rumores sobre su paso al grupo mixto y su disposición a firmar una moción de censura no le vienen mal. Porque aumentan el miedo entre sus, hasta el momento, compañeros de grupo, y también los del gobierno municipal en su conjunto. "No tiro la toalla", dijo también entre sus explosivas declaraciones. Y qué quería decir con eso, se le preguntó. La respuesta la dejó a "la sabia" interpretación de los periodistas, para advertir después de que el PP iba a comprobar "dónde estaban las fuerzas en las provincias".

Lo que sí parece descartado es que abandone sin más y ponga fin a su trayectoria política, que ha sido su ocupación en el último cuarto de siglo. Lo habría hecho el mismo viernes 31 de enero cuando lanzó unas críticas tan graves, que el PP vendió Granada a Ciudadanos, dijo, que son incompatibles con continuar en el partido.

Por ese motivo otras fuentes inciden en que trata de buscar una salida. Un cargo. Tarea complicada. No logró ir en las listas al Senado porque el partido le puso como condición que renunciara a la presidencia, que ya no ostenta. No está ya vacante la Delegación de la Junta en Madrid, sobre la que también se especuló que hubo una oferta. Ahora es Vicente Azpitarte, apuesta personal de Casado y Egea, quien la ocupa.

Seguir en la Plaza del Carmen, aparezca o no por su despacho, es un factor de inestabilidad, muy especialmente en el área de Contratación. Y Vox lo sabe.

Para la organización provincial y regional, Sebastián Pérez es ya un lastre, y un temor. Y pese a las invitaciones para que se marche del Ayuntamiento, el aludido hace oídos sordos

Para la organización provincial y regional, Sebastián Pérez es ya un lastre, y un temor. Y pese a las invitaciones para que se marche del Ayuntamiento, el aludido hace oídos sordos.

Así, que de continuar, puede convertirse en un tripartito, con PP, C´s y Sebastián Pérez por libre, con el apoyo de la ultraderecha. Un reto.

El alcalde opta por demorar la decisión sobre Contratación

Recién investido alcalde, cuando Sebastián Pérez se resistía a concretar con su firma el reparto de las competencias municipales entre los PP y Cs, Luis Salvador proclamó que tendría "toda la paciencia del mundo". A su "muchísima paciencia" volvió a aludir cuando, finalizando las vacaciones de agosto, Sebastián Pérez le exigió un compromiso público sobre la alternancia. 

Como mensaje de cara al público está bien. Nadie sabe cómo lo afronta en su despacho. Y si en la mesa de camilla política ahora, además de José Antonio Huertas, de Cs, tras distanciarse de Manuel Olivares, hay algún representante del PP. Quién sabe. De esto también se habla, si de carambola, esta jugada de Sebastián Pérez acabará también poniendo en bandeja al sector de Ciudadanos que nunca ha comulgado con Salvador su salida. Esa que anhelan.

Luis Salvador, en la pasada festividad de San Cecilio, acompañado por otros corporativos. Como ha ocurrido desde el inicio del mandato en actos destacados, sin la presencia de Sebastián Pérez. En esta ocasión, además, solo habían pasado 48 horas desde su dimisión como presidente provincial del PP. Foto: J.Algarra/Ayto.Granada

De momento, en el terreno municipal, Salvador opta por posponer la solución. La pasada semana reunió a la Junta de Portavoces para tratar de salir del callejón sin salida de la Comisión de Contratación.

Porque aunque ya no se enfada hablando de su socio de investidura, como le ocurría en las jornadas posteriores al 15 de junio cuando los periodistas le preguntábamos por su alianza con la ultraderecha, y muchos hablan de lo más parecido a una 'luna de miel' -el propio Sebastián Pérez le afeó ese acercamiento a la "extrema derecha"-, tampoco le entusiasma reconocerlo

Básicamente el alcalde trata de que la decisión de poner a Vox al frente de ese foro no sea 'su decisión', sino que salga del consenso. Porque aunque ya no se enfada hablando de su socio de investidura, como le ocurría en las jornadas posteriores al 15 de junio cuando los periodistas le preguntábamos por su alianza con la ultraderecha, y muchos hablan de lo más parecido a una 'luna de miel' -el propio Sebastián Pérez le afeó ese acercamiento a la "extrema derecha"-, tampoco le entusiasma reconocerlo. En Ciudadanos, una de cal y otra de arena. Pero los grupos de la oposición no tienen intención de solucionarle el embrollo que él mismo ha liado.

Esa Comisión de Contratación -aunque haya sido la excusa para maquillar esta crisis- debe supervisar, no está mal recordarlo, las grandes contratas municipales, como la de Rober. ¿Onofre Miralles controlando la gestión de Sebastián Pérez?

Y en esta situación comienza el Ayuntamiento una nueva semana. Pendiente de saber si esta vez se dará otra patada hacia adelante o definitivamente los dos grupos que forman el gobierno local arreglan el timón que dicen llevar con fuerza pero que vira a golpes, dejando a la nave de la Plaza del Carmen a punto de zozobrar una y otra vez.