Recicla la ropa que ya no usas.

El Gobierno aboga tras anunciar el retraso del AVE a Granada por "no entrar en el juego de los plazos"

Política - IndeGranada - Jueves, 2 de Febrero de 2017
El delegado del Gobierno en Andalucía se escuda en las pruebas de seguridad para justificar el horizonte de 2018 y obvia que el anterior titular de Fomento anunció que las obras concluirían en verano y que la explotación comercial del AVE a Granada comenzaría en otoño.
Sanz saluda al alcalde de Loja en presencia del ministro.
IndeGranada
Sanz saluda al alcalde de Loja en presencia del ministro.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha asegurado este jueves que el Gobierno central "va a cumplir" con los plazos de las obras de la Alta Velocidad en la provincia de Granada, ya que van a finalizar en este año, aunque ha abogado por "no entrar en el juego de los plazos" precisamente porque queda "un factor muy importante", refiriéndose a los trabajos pertinentes de seguridad, que se pondrían en marcha una vez finalizada la obra.

Según informa Europa Press, en declaraciones a los periodistas en Huelva, tras visitar las obras de la nueva estación ferroviaria, y preguntado por este asunto, Antonio Sanz ha incidido en que "el Gobierno se comprometió a que las obras terminarían en 2017 y eso lo vamos a cumplir".

"La obra en sí no se ha modificado, acaba a finales de 2017", ha precisado Sanz, pero "entrar a poner en cuestión que las pruebas de seguridad vaya a tardar un mes más o dos semanas más, yo no jugaría a criticar los plazos porque la seguridad es muy importante".

El Gobierno anunció el pasado octubre que las obras concluirían en verano para comenzar en otoño la explotación comercial

Pese a las manifestaciones de Sanz en Huelva, el pasado octubre, el entonces ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, anunció en Granada que las obras del AVE concluirían en verano y que estaría funcionando, ya en explotación comercial en otoño de 2017. 

En esa visita, Catalá anunció el desbloqueo de las obras del AVE, tras el acuerdo que se alcanzó con la UTE adjudicataria de los trabajos. Fue el 13 de octubre. Dijo entonces el ministro que las obras se reanudaban ese mismo día -lo que posteriormente fue objeto de polémica porque los trabajos tardaron en comenzar-. Superado el grave escollo con las empresas y tras hacer hincapié en que no había "ninguna restricción económica" ni "política" para que las obras del AVE a Granada acabaran "cuanto antes", dijo que "en un escenario realista", esto sucedería "para el verano" de 2017, tras lo que arrancará un proceso de formación de maquinistas y de pruebas necesarias en la infraestructura que, una vez superados, permitirían pensar en el horizonte del otoño de 2017 para el servicio comercial de la línea.

Eso fue lo que dijo en octubre de 2016 Fomento y que ahora, en febrero de 2017 retrasa. Porque el ministro Íñigo de la Serna retrasó a noviembre el fin de las obras y sumó a esa fecha dos o tres meses para las pruebas de seguridad, lo que retrasa a 2018 la explotación comercial. 

A su vez, Sanz ha recordado que "esta obra ha tenido problemas técnicos y con la empresa, de hecho hace unos meses estaba parada y la empresa se había ido", por lo que considera que "hay que poner en valor que está en macha y que se van a finalizar en 2017".

Este miércoles, en Granada, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se mostró confiado en que las obras de la Alta Velocidad en la provincia finalicen en el mes de noviembre cuando se pondrían en marcha los trabajos pertinentes de seguridad que "en muy pocos meses" permitirían desde esa fecha que el AVE esté en funcionamiento comercial en 2018.