Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

Juan Marín cree que sería bueno que la investidura salga en primera votación y está seguro de que PP y Cs agotarán el mandato

Política - Europa Press - Martes, 1 de Enero de 2019
Aboga por dialogar con todas las fuerzas de la Cámara para acuerdos puntuales y recalca que el acuerdo programático "está cerrado".
Juan Marín.
Jesús Prieto/Europa Press
Juan Marín.

El líder andaluz de Ciudadanos (Cs), Juan Marín, ha defendido que "sería bueno" que la investidura del próximo presidente andaluz -previsiblemente el líder del PP-A, Juanma Moreno, en virtud del pacto de gobernabilidad alcanzado entre sendas formaciones- salga adelante en primera votación, para lo que requeriría alcanzar la mayoría absoluta de la Cámara y, por tanto, el respaldo de otro grupo parlamentario que les garantice llegar a los 55 escaños donde se sitúa dicha horquilla, ya que el PP-A y Cs suman 47 parlamentarios. Además, se ha mostrado seguro de que serán capaces de agotar la legislatura siempre y cuando cumplan con los acuerdos firmados.

En una entrevista con Europa Press, Marín ha dicho que por el momento desconoce si se conseguirá que la investidura salga adelante en primera votación pero que "sería bueno" que así fuera para poner a funcionar cuanto antes el Ejecutivo andaluz.

"Si hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en todos los puntos, de buscar acuerdos y apoyos para constituir la Mesa del Parlamento para que se ponga en marcha la legislatura, ¿por qué no vamos a ser capaces de buscar esos puntos de encuentro que puedan sacar la investidura en una primera votación y que se ponga en marcha el gobierno desde el primer día que sea posible", ha planteado.

Además, en opinión del dirigente de Cs, sería "higiénico para la democracia" que así fuera y también necesario "porque los andaluces están esperando ese gobierno de cambio, se palpa en las calles, en cualquier situación con quien hablo quiere ese cambio, ese aire fresco, y eso tiene que hacerlo el Ejecutivo, no puede hacerlo un gobierno en funciones".

Ahora trabajan en encontrar una fórmula de gobierno que poner en marcha así como en ir buscando los apoyos que les falta "para que cuando la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), proponga un candidato, pueda investirse en una primera sesión", aunque si no es así, ha asegurado que lo seguirán intentando.

Sobre los apoyos que le faltan al PP-A y a Cs para sumar los 55 escaños que marcan la mayoría de la Cámara, Marín ha dicho que "en política puede suceder casi de todo" por eso cree que "hay que ser precavido y tener la humildad y tranquilidad suficiente para buscar puntos de encuentro y ser capaces de comprometerse y cumplirlo".

Preguntado por su prioridad para entablar relaciones con ese fin, Marín ha incidido en que lo primero debe ser aclarar qué gobierno se pondrá en marcha: "PP-A y Cs tenemos que poner encima de la mesa qué estructura de gobierno planteamos, cuántas consejerías y todo lo que afecta a la Junta y cuando encontremos esa fórmula, veremos las distintas posibilidades y si es posible hablar con unas fuerzas u otras".

En este marco, el líder de Cs en Andalucía se ha mostrado partidario de hablar con todos los partidos representados en el arco parlamentario andaluz -además del PP-A, Vox, Adelante Andalucía y el PSOE-A-, "aunque después nos cierren las puertas cuando le planteamos algunas cuestiones". "Hablar hay que hablar con todos, no sé qué opinará Juanma Moreno", ha apostillado.

Sobre Vox

Sobre el caso concreto de Vox, Juan Marín ha insistido en que Cs no han firmado ningún acuerdo con esta formación política y que las críticas en este sentido responden "al interés del PSOE-A y de Adelante Andalucía de crear un escenario ficticio para justificar unos resultados electorales que les ha situado en la oposición y con los peores resultados de la historia".

"Cs solo tiene un acuerdo con el PP-A", ha sentenciado, antes de explicar que el trasvase de votos de Cs para los puestos de la Mesa perseguían que el PP-A consiguiera un segundo representante, como habían acordado. "Lo que el PP-A y Vox hayan hecho con su voto es cuestión de ellos", ha matizado antes de recordar que sí trasladó a Francisco Serrano su agradecimiento por que Vox apoyara la candidatura de Marta Bosquet para la Presidencia de la Cámara.

Preguntado por si el acuerdo programático alcanzado entre el PP-A y Cs pudiera sufrir cambios para contemplar planteamientos de Vox al objeto de conseguir su apoyo en la investidura, Marín ha sido tajante al afirmar que dicho acuerdo "está cerrado", aunque eso no quita que a lo largo de la legislatura tendrán que seguir buscando acuerdos para aprobar el resto de iniciativas que se aborden en el Parlamento más allá de esas 90 medidas.

"Tenemos un acuerdo de programa cerrado con el PP-A, 47 escaños para un gobierno de cambio y, a partir de ahí, tendremos que ir buscando apoyos si definimos el gobierno en las próximas semanas, para la investidura pero también para sacar adelante las leyes, los decretos o las mociones", ha explicado el dirigente de Cs, que entiende que esto "solo consigue a través del diálogo, del consenso y de buscar puntos de encuentro, y en algunas ocasiones de ceder en algunos puntos". Así, cree que "habrá que abrir ese abanico de diálogo a todas las fuerzas políticas".

Entretanto, y después de que la mayoría de los doce diputados de Vox juraran el cargo por España sin mencionar a Andalucía, Marín ha preferido no opinar y que, partiendo de que aboga por respetar el procedimiento establecido para la toma de posesión del acta, durante el pleno constituyente se dijeron algunas cosas que no le gustaron.

"Allá cada uno con lo que decida, yo he prometido respetar la Constitución y el Estatuto, me siento tan español como andaluz, y no necesito decir ciertas cosas como se dijeron" en el pleno

"Allá cada uno con lo que decida, yo he prometido respetar la Constitución y el Estatuto, me siento tan español como andaluz, y no necesito decir ciertas cosas como se dijeron, ni para ayudar a las personas que lo pasan mal, ni para defender la educación, la sanidad o la unida del país. Eso va por dentro y otros lo hacen de una forma que respeto pero no comparto", ha dicho en alusión a las reivindicaciones que hicieron muchos de los diputados de Adelante Andalucía durante la toma del cargo.

Agotarán la legislatura

Con todo, Juan Marín se ha mostrado convencido de que el gobierno que pongan en marcha PP-A y Ciudadanos será capaz de agotar los cuatro años de legislatura: "El PSOE-A pudo con 47 escaños, ¿por qué no va a poder un gobierno del PP-A y Cs con 47 escaños? Claro que sí". A su juicio, el quid de la cuestión es que ambos partidos cumplan los acuerdos que han firmado.

Ahora tendrán que afanarse para sacar adelante la investidura y, a partir de ahí, "negociar todo con todo el mundo, como hizo el PSOE-A", un partido que, como ha recordado, a pesar de tener un acuerdo de investidura con Cs, a lo largo de la legislatura sacó adelante decretos y leyes que no respaldó el partido naranja sino otras formaciones o que incluso se aprobaron por unanimidad.

"Buscaremos esa fórmula, soy bueno en sentarme y hablar con la gente, soy paciente, no me levanto de la mesa", ha augurado Juan Marín, quien no da por perdidas las relaciones con ninguna formación política, "ni siquiera con Adelante Andalucía, a pesar de que no haya aceptado nuestra mano tendida" para obtener un puesto en la Mesa de la Cámara