Seamos ejemplares
Admite ahora que en Andalucía se han "disparado" los contagios

Juan Marín: "Es preferible cerrar ahora quince días y poder salvar la campaña de Navidad"

Política - Europa Press - Viernes, 23 de Octubre de 2020
El vicepresidente de la Junta reclama al Gobierno central que tome medidas en ese sentido, sin aclarar si debe ser un nuevo confinamiento y estado de alarma.
Juan Marín y, en primer término, Jesús Aguirre.
Junta
Juan Marín y, en primer término, Jesús Aguirre.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Cs), ha manifestado este viernes que "es preferible cerrar ahora quince días y poder salvar la campaña de Navidad", si bien no ha concretado si la fórmula debería ser un nuevo confinamiento y estado de alarma.

"El Gobierno central tiene que tomar una decisión, hay que tomar medidas que realmente paren una situación de crecimiento de los contagios", según ha señalado Marín, en una entrevista con la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

Ha reconocido que en Andalucía se han "disparado los contagios" en apenas ocho o diez días después de que a finales de septiembre y principios de octubre se estuviera en una situación de descenso de la curva de contagios. Ha indicado que la Junta ya está tomando medidas importantes para afrontar la situación y que siempre tendrán un carácter sanitario y no político.

Ha mostrado su preocupación por el elevado número de contagios entre los colectivos de jóvenes, que es donde está realmente el principal problema en este momento.

Ante este panorama, el vicepresidente ha señalado que hay que tomar medidas para frenar los contagios y "salvar la campaña de Navidad": "Es preferible cerrar ahora quince días y salvar la campaña de navidad".

En su opinión, el Gobierno central se tiene que plantear poner en marcha medidas en todo el territorio nacional y ha manifestado que la reunión de ayer del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), presidido por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue "sencillamente una nueva tomadura de pelo", porque el Gobierno no puso sobre la mesa ninguna "propuesta para parar esta situación" y se limitó a pedir la opinión de las comunidades.

Ha insistido en que falta "liderazgo" en el Gobierno central a la hora de afrontar esta situación sanitaria.