Ven al Parque de las Ciencias
La Junta admite ahora que no puede cumplir los plazos y retrasa su puesta en funcionamiento a 2017

El Metro tampoco estará en 2016

Política - M.A. - Lunes, 7 de Noviembre de 2016
La Consejería de Fomento y Vivienda asegura, después de haber mantenido hasta hace menos de un mes que el Metro funcionaría antes de final de año, que el retraso de seis meses que se acumuló en las obras en el entorno de la estación de Renfe hacen "inviable" los plazos que había comprometido. Ha concedido la prórroga solicitada por las empresas encargadas de la señalización y la electrificación del trazado.
Vías del Metro a su paso por el Zaidín.
Miguel Rodríguez
Vías del Metro a su paso por el Zaidín.

El pasado 10 de octubre, en una jornada en la que mantuvo una reunión con el empresariado granadino y dio explicaciones después a los vecinos y vecinas de Santa Adela por el retraso en la llegada de los fondos para los realojos, el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, mantuvo públicamente el compromiso de la Junta de que el Metro entraría en funcionamiento antes de que finalizara el año

Es más, aseguró a preguntas de los periodistas que esperaba que las pruebas comenzaran "en pocos días". En esa fecha aún no se había adjudicado el contrato de explotación, que se formalizó el pasado 3 de noviembre con la UTE Avanza Metro de Granada (Avanza, Transportes Urbanos de Zaragoza y Corporación Española de Transportes). 

Pero el compromiso de que entrara en funcionamiento en el último cuatrimestre de 2016 no se cumplirá. Según informó Ideal, se retrasará a marzo de 2017.

Será un nuevo retraso para una infraestructura que comenzó a construirse en 2007, con el compromiso entonces de que estaría acabado en cuatro años. Hasta llegar a 2016, el Metro ha tenido que superar diferencias políticas entre la Junta y el Ayuntamiento y penurias económicas en plena crisis. Y ha ido acumulando retrasos. 

Imagen de una de las pruebas del Metropolitano. miguel rodríguez

En julio del pasado año el consejero echó un primer jarro de agua fría anunciando que se posponía a finales de 2016, un año más, como se puede consultar en el enlace bajo estas líneas: 

Durante todo este año la Junta ha ido reiterando su compromiso, que situó en un amplio 'último cuatrimestre'. En los últimos meses solo la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, con los plazos encima y cuando aún no se había cerrado ni la explotación ni la contratación del personal, se había atrevido a apuntar que podría no llegarse a esos plazos, subrayando que, en todo caso, sería un retraso por una "cuestión administrativa", de unas semanas, derivado de los últimos pasos para ponerlo en marcha. 

Ahora ya está confirmado: el Metro tampoco estará en 2016, sumándose a otra gran infraestructura, el AVE, que también se ha aplazado al próximo año. 

Jornada de puertas abiertas en una estación del Metro. j.m.grimaldi/junta

Fuentes de la Agencia de Obra Pública de Andalucía, entidad que depende de la Consejería de Fomento y Vivienda, explicaron a El Independiente de Granada que dos de las contratistas del Metro, la empresa encargada de la señalización ferroviaria y la de la energía, solicitaron una prórroga, alegando que era imposible cumplir con los plazos. 

La justificación que da la Agencia es que la demora sufrida en su día por las obras en el entorno de la estación de Renfe, una intervención que inicialmente debería haber afrontado el Ministerio de Fomento y que tuvo que asumir la Junta, ha acumulado un retraso de seis meses imposible de salvar. A ello suma que la adjudicación del servicio de explotación se ha prolongado. "La evaluación ha sido lo más depurada posible", todo ello para garantizar "la idoneidad" de la operadora, algo "importante" pues de ello "depende la calidad del servicio". 

Pero esos dos argumentos que esgrime ahora la Junta se conocían ya. No son nuevos. Por qué entonces no se dio a conocer esa prórroga solicitada por las empresas. Las fuentes consultadas aseguran por un lado que las comunicaciones de las contratistas son "muy recientes" y, por otro, que la Junta ha tratado de "arañar" los plazos hasta hace pocos días negociando con las empresas. Pero hace una semana se comunicó, por escrito, que era "imposible". 

En este sentido, la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, reiteró en declaraciones a este diario que no fue hasta final de octubre cuando las empresas pidieron la prórroga. Según la delegada, se ha evaluado técnicamente la petición y llegado a la conclusión de que necesitan margen para concluir sus trabajos. Es una cuestión de "seguridad" y de garantizar "el buen funcionamiento" del Metro, apuntó, recordando los plazos se retrasaron por las obras en las que se tuvo que contar con la autorización de ADIF, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias del Estado. 

Agregó también que hasta el último momento las empresas habían ido trasladando que tenían margen para llegar en el plazo previsto, razón por la que la Junta siguió manteniendo el último trimestre de 2016.

Fernández-Bermejo defendió que la obra civil del Metropolitano está concluida al cien por ciento -desde el pasado verano- y todo el proceso en marcha para que comience a funcionar. Así, está previsto que a lo largo de este mes se hagan nuevas pruebas dinámicas, esta vez ya bajo el Camino de Ronda, y que siga adelante el proceso para la selección y posterior formación del personal, además de las jornadas de seguridad vial en diciembre. "Aquí no hay ningún tipo de paralización", resaltó para añadir que toda la planificación sigue adelante. 

Información relacionada: