Loading
A horas del próximo pleno municipal, aún se desconoce quién actuará como portavoz del grupo

Pilar Rivas: "Gutiérrez, Matarán y Daponte quieren controlar el grupo de Vamos, Granada para lanzar su campaña a las municipales y debilitar a Podemos"

Política - M.A. - Jueves, 23 de Noviembre de 2017
Tras su expulsión, la concejala presenta una demanda contra el partido por vulneración de derechos fundamentales -el de asociación y participación política y democrática-, y lleva al Ayuntamiento a la vía de lo contencioso por dar por bueno su condición de no adscrita.
Pilar Rivas, en rueda de prensa.
IndeGranada
Pilar Rivas, en rueda de prensa.
  • Pilar Rivas: "No voy a dejar en manos de Marta Gutiérrez y sus dos bailarines el capital que representan los tres ediles de Vamos, Granada; no nos pertenece, es de la gente"

La crisis de Vamos, Granada en el Ayuntamiento de la capital se está agudizando y serán los tribunales finalmente los que terminen por aclarar el grave enfrentamiento que mantienen sus integrantes y la legalidad de las decisiones que se están adoptando. A horas de que se celebre el pleno ordinario de noviembre, ni siquiera está claro si actuará como portavoz Marta Gutiérrez o será Luis de Haro-Rossi.

Quien no lo hará será Pilar Rivas, que asumió esa responsabilidad el pasado verano, tras apartar a Marta Gutiérrez. El partido de Vamos, Granada, en el que tomaron las riendas Alberto Matarán, Marta Gutiérrez y Antonio Daponte impulsándolo al mismo tiempo que se apartaban de Podemos en la provincia, la ha expulsado y considera que se ha formalizado su condición de no adscrita. 

El mismo miércoles, mientras el partido estaba dando esos pasos, Pilar Rivas, que oficialmente sigue siendo la portavoz municipal pues el pleno no ha tomado conocimiento de lo contrario, registró un escrito renunciando a la portavocía e informando de que la asumía Luis de Haro-Rossi. 

Según Rivas, dio ese paso para evitar que el grupo municipal se quedara sin portavoz, lo que podría haber ocurrido si se oficializa en esa sesión su condición de no adscrita, como piden Matarán, Gutiérrez y Daponte. 

Rivas ha explotado este jueves a preguntas de los periodistas sobre la situación interna de la formación con la que concurrieron a las elecciones integrantes de Podemos, Equo e independientes. 

Ha pedido disculpas y ha admitido el "bochorno absoluto" que siente por una situación que, en sus palabras, es "una traición" a la ilusión y la confianza que depositó la ciudadanía en la candidatura de Vamos, Granada que, "de primeras, logró tres concejales". 

"Es un capital enorme que no estoy dispuesta a dejar en manos de Marta Gutiérrez y sus dos bailarines [en alusión a Matarán y Daponte]; es de la gente, esos recursos no nos pertenecen", ha afirmado con contundencia. Al respecto ha añadido que tanto Gutiérrez como Matarán y Daponte quieren esos recursos, que deben destinarse al funcionamiento del grupo municipal y a responder al mandato de la ciudadanía, "para su carrera profesional y hacer campaña para las elecciones municipales de 2019 y debilitar una posible candidatura de Podemos". 

'Ni los chantajes ni las mentiras ni las presiones van a conseguir que me rinda'

"Ni los chantajes ni las mentiras ni las presiones van a conseguir que me rinda", ha dicho para asegurar que no dejará su acta de concejal, lo que según ella están intentando desde que comenzó el mandato para dar entrada en el grupo a otros de la lista. "Mi compromiso es con la gente", ha apuntado al respecto, recordando que, aunque no es militante ni de Podemos ni de Equo, su compromiso con esas formaciones es "absoluto".

Según Rivas, los puentes con esas dos formaciones se habían "roto", pese a que "esas son nuestras fuentes para nutrirnos; es imprescindible el trabajo colaborativo, estamos aquí para transformar la política no para competir entre nosotros", ha expuesto para insistir en que la crisis interna está relacionada con el intento de Marta Gutiérrez, Alberto Matarán y Antonio Daponte de impulsar sus carreras políticas al margen de Podemos. 

Cuestiona que el Ayuntamiento oficialice su condición de no adscrita

La concejala, que ha comparecido con la parlamentaria de Podemos Carmen Molina, representante de Equo, para dar a conocer la moción que Vamos, Granada debería defender en el pleno de mañana -está incluida en el orden del día aunque la compleja situación ni siquiera deja claro que pueda hacerse- ha sido crítica con la posición del alcalde, el socialista Francisco Cuenca. 

Tras considerar que el informe del secretario municipal sobre su situación es "ambiguo", ha lamentado la fórmula elegida por el gobierno local para llevar este asunto a pleno. Aunque en el orden del día figura que se dará cuenta de su condición de no adscrita, en el informe que tienen los corporativos se indica que se trata de una propuesta para "su aprobación en el pleno". "En sí mismo es nulo de pleno derecho", ha abundado.

Rivas ha explicado a los periodistas que ya ha recurrido a los tribunales. No lo había hecho hasta ahora porque no contaba con ninguna resolución de Vamos, Granada y cualquier juez incluso se habría negado a admitirlo. Ya la tiene, pero cuestiona su legalidad. 

De un lado ha presentado una demanda contra el partido de Vamos, Granada por considerar vulnerados derechos fundamentales como el de participación política y democrática y asociación. Según Rivas, en el proceso de expulsión ni siquiera se le ha dado oportunidad de presentar alegaciones. Cuestiona además los órganos que han tomado esa decisión, integrados por cuatro personas, entre ellas Marta Gutiérrez y Antonio Daponte. Entre esas cuatro personas se aporta la firma de una que ya dimitió hace dos años. 

La otra vía judicial que ha abierto es la contenciosa para denunciar el acto administrativo de su paso a la condición de no adscrita. En este caso es contra el Ayuntamiento. 

A la situación de Vamos, Granada se ha referido, también a preguntas de los periodistas, el portavoz del gobierno local, el socialista Baldomero Oliver. Ha considerado "inaudito" que se trate de involucrar al Ayuntamiento y al alcalde en la búsqueda de una solución para un problema interno.

"Están empeñados en una situación que es imposible: que desde fuera se les arregle. No es un problema político, casi ya es personal", ha reflexionado Oliver para asegurar que el pleno toma conocimiento de las decisiones internas de organización de los grupos municipales, pero en ningún caso debe decidir al respecto.

Ha insistido, respecto a la posición de Pilar Rivas, que no se puede pedir amparo al Ayuntamiento, que este no corresponde darlo al Ayuntamiento, sino a los tribunales. 

Y ha reconocido que desconce quién actuará como portavoz en el pleno. Este jueves por la mañana, el único escrito oficial registrado al respecto otorgaba esa condición a Luis de Haro-Rossi, según ha señalado.