Recicla, para respirar un aire más limpio
El pago de amortizaciones de crédito, el agujero del transporte público y el capítulo de Personal elevan los gastos

El presupuesto de la capital para 2017 parte con un desfase negativo entre ingresos y gastos de 21 millones

Política - IndeGranada - Miércoles, 23 de Noviembre de 2016
El Ayuntamiento está "en la ruina", dice el portavoz del gobierno local y responsable de Economía, Baldomero Oliver, que defiende la propuesta elaborada por el gobierno socialista como un documento "realista" y "vivo", abierto a las aportaciones de los grupos.

El gobierno socialista acaba de remitir a los grupos de la oposición una propuesta de partida para la elaboración del presupuesto de 2017, un documento que refleja de partida un desfase entre los ingresos previstos para el próximo ejercicio y los gastos a los que tendrá que hacer frente el Ayuntamiento de la capital de 21 millones de euros. 

El portavoz del equipo de gobierno y responsable de Economía, el teniente de alcalde Baldomero Oliver, ha informado de los datos de esa propuesta que reflejan que el Ayuntamiento ingresará 6 millones de euros menos de los previstos para 2015, la última fecha con la que se comparan las cifras al estar las cuentas prorrogadas, y un incremento del gasto de unos 15 millones de euros. 

"Partimos en este proceso con una diferencia de menos 21 millones de euros que habrá que ajustar y ver cómo lo hacemos", ha dicho para añadir después que a eso se suman los 40 millones de remanente negativo de tesorería existentes. 

Ha defendido que el gobierno local ha seguido para elaborar esta propuesta unos criterios básicos que demandaba cuando estaba en la oposición: "que la previsión de ingresos fuese realista". Y ha destacado que no se han utilizado decisiones "más propias de ingeniería financiera", como a su juicio se venía haciendo durante la anterior etapa del PP. 

"No hemos hecho una carta a los reyes magos", ha dicho Oliver, que ha subrayado que se trata de un "documento vivo", abierto a las aportaciones del resto de grupos. 

Entre los criterios aplicados, ha explicado que para contabilizar los ingresos por multas de tráfico, 2en lugar de derechos reconocidos que contablemente ayudan a cuadrar cuentas, hemos utilizado el de recaudación efectiva". Así, de los 11 millones que se contabilizaron en 2015 se pasa a 6,5 para el próximo año.

Además, no se han contabilizado otros que aún no se conocen, como si habrá ingresos no previstos por la liquidación de la Participación en los Ingresos del Estado; tampoco se han tenido en cuenta los más de 3 millones que calcula que se ingresarían si se aprueban las ordenanzas fiscales, según ha precisado, porque la oposición ha puesto "serias pegas" para apoyar su aprobación definitiva antes de que finalice el año, como es preceptivo.

El gobierno local calcula 278 millones de presupuesto

Con estos datos, el equipo de gobierno calcula que, si en 2015 el presupuesto de gasto ascendió a 262 millones, en 2017 serían necesarios 278 millones. Un incremento que viene derivado de datos que "todos conocíamos", como son: el abono de parte de la paga extraordinaria que se adeuda a los funcionarios; la subida del 1 por ciento de los salarios de los empleados públicas aprobada vía presupuestos generales del Estado, lo que representa casi un millón más; los 11,5 millones de amortizaciones de préstamos; y"lo que cuesta de verdad la LAC". La subvención del transporte público pasa de 10 a 14 millones de euros. 

Son gastos a los que hay que hacer frente "sí o sí" y ello implica, ha implicado, que el resto de áreas tengan que reducir gastos "lo máximo posible". Esa ha sido la consigna: "contención", y aún así, ha precisado, se produce ese desfase.

Pese a todo ha asegurado que se mantendrá la partida de Servicios Sociales, para la que incluso se han consignado 700.000 euros más. 

Tenemos que "dejarnos de cartas a los reyes magos y fuegos de artificio y pedir lo imposible, como si no hubiéramos asumido que estamos en la ruina", ha dicho el portavoz del equipo de gobierno socialista que ha culpado de esta situación a que, el anterior gobierno del PP, desde 2012, no ha aplicado las medidas del plan de ajuste que el propio equipo popular puso sobre la mesa, como una ponencia catastral de valores o reducir los gastos del transporte público.

Ha admitido que es "muy complicado" abordar la situación pero ha asegurado que hay "posibilidades", como exigir el cumplimiento estricto de los contratos de servicios y suministros, que permitiría un ahorro cercano a los 4 millones de euros. "Si en el contrato pone que son 10 millones a gastar, eso es lo que te gastas y no 20", como según él ha llegado a ocurrir; además de recurrir a medidas novedosas como el 'leasing', que permite comprar material prorrogando el pago en varios ejercicios. 

Y se ha referido también a "un estudio serio" del Capítulo I, el referido a personal, sin que "signifique en absoluto una reducción de puestos de trabajo", además de incidir en la necesidad de aplicar planes de inspección para mejorar los ingresos y aplicar "con contundencia" la ley en materia de recaudación.

Oliver cree que, de aquí a febrero, hay margen para sacar unas cuentas que comienzan a ser debatidas en paralelo a la negociación de la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales.