El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
Una o dos veces a la semana durante un mes

Salud admite el colapso en Atención Primaria y propone a los médicos que trabajen más

Política - M. Andrade - Miércoles, 12 de Enero de 2022
La Dirección de Personal del SAS ofrece a los profesionales de los centros de salud que pasen consulta fuera de su jornada habitual a cambio de una remuneración.
Centro de salud del Zaidín.
IndeGranada
Centro de salud del Zaidín.

Aunque las declaraciones públicas del Gobierno andaluz niegan la mayor, en una estrategia que reproducen cargos de PP y Ciudadanos, la maquinaria interna de la Administración sanitaria sí evidencia lo que cualquier usuario o usuaria de la sanidad pública en Andalucía padece desde hace meses: el colapso de los centros de salud. Y las fórmulas que la Consejería de Salud y Familias que dirige Jesús Aguirre (PP) y el SAS buscan para hacer frente, por la puerta de atrás, a este grave problema sorprenden. Como ya ocurriera con la Enfermería, a la que endosó el nuevo triaje en los centros de salud, ahora la solución, en el caso de los médicos, es también la sobrecarga.

Pasar consulta cinco horas seguidas, fuera de la jornada ordinaria, una o dos veces a la semana, durante un mes

Una resolución de la Dirección General de Personal del SAS, con instrucciones que entraron en vigor el pasado 1 de enero, recoge un plan para que los médicos y médicas de Atención Primaria se sumen de manera voluntaria. En resumen lo que plantea la Junta es que estos profesionales trabajen más, a cambio de una remuneración. 

Se trata de pasar consulta fuera de la jornada habitual cinco horas seguidas, una o dos veces a la semana durante un mes. Las instrucciones de la Dirección General de Personal fijan incluso la agenda con el número de pacientes a atender durante esas cinco horas. 

20 citas telefónicas de 6 minutos cada una y 16 presenciales de 8 minutos

"La organización de las agendas de esta actividad deberá ajustarse a los siguientes criterios, la diferencia entre la franja horaria de inicio y fin tendrá una duración total de 5 horas. Se programarán 20 citas telefónicas a razón de 1 cita cada 6 minutos y 16 consultas de demanda clínica presencial a razón de 1 cita cada 8 minutos. La agenda incluirá el tiempo de descanso y una previsión de tiempo para absorber aquellos casos en que la duración real de la consulta sobrepase la franja de tiempo de cita. El total de la agenda programada será, por tanto, de 36 consultas con acceso externo al usuario (sin atención a demanda no demorarle, ni a programas de salud ni atención en domicilio). Esta organización de agendas se podrá adaptar, de manera justificada, en aquellos centros en los que, por particularidades específicas del centro, el profesional deba atender urgencias o avisos domiciliarios urgentes".

En principio, como detalla esa resolución, consultada por El Independiente de Granada, los profesionales que se incorporen a este plan voluntario no tendrán que atender citas no demorables y tampoco atención a domicilio. A excepción, como bien recoge el texto, de los centros cuyas "particularidades específicas" así lo requieran.

Todo ello a cambio de unas retribuciones también fijadas en la resolución: por cada jornada de cinco horas que haga el profesional, 214,65 euros, con un máximo mensual de 2.000 euros. 

De hecho, la resolución que ha entrado en vigor en enero actualiza las instrucciones en vigor desde hace cinco años, como explica el director de Personal del SAS. 

Cola a las puertas del centro de salud Zaidín Sur, una imagen cada vez más habitual. Foto: IndeGranada

Para centros con "una demora media superior al objetivo establecido, superior al percentil 75" y cuando la actividad media de los médicos "no ese sitúe por debajo del percentil 25"

Salud argumenta "la creciente dificultad para la cobertura normalizada por la falta de profesionales médicos con disponibilidad en las bolsas del SAS" para poner en marcha este plan. Y detalla cómo debe ser la saturación de los centros de salud para que se acojan a estas medidas. En concreto, "cuando la demora media para consultas de demanda clínica y telefónica, de la categoría de Medicina Familiar y Comunitaria se sitúe por encima del objetivo establecido, y no sea factible la cobertura normalizada por la falta de profesionales facultativos con disponibilidad en las Bolsas de contratación del SAS". 

Detalla al respecto que cuando del "análisis continuo que la Subdirección de Gestión Sanitaria realiza de la demora media para consultas de demanda clínica y telefónica, de la categoría de Medicina Familiar y Comunitaria de Atención Primaria, se identifiquen centros con una demora media superior al objetivo establecido, y ésta sea superior al percentil 75 y la actividad media diaria de consultas por profesional del centro no se sitúe por debajo del percentil 25, previa autorización de la Dirección General de Personal, se procederá a ofrecer a la dirección del Centro Sanitario o Centros Sanitarios bajo su dependencia, la posibilidad de realizar una o dos jornadas fuera de su jornada ordinaria a la semana por centro durante al menos cuatro semanas. Este programa podrá ser renovado en función de la evolución de la demora y la actividad desarrollada por los profesionales de cada centro". 

Un tope de 10.560 horas al mes en toda Andalucía

La solución planteada por el SAS tiene límites, en concreto pone tope de horas mensuales para toda Andalucía. 

"Se autoriza para la realización de este programa específico para retribuir la participación en la mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios de Atención Primaria fuera de la jornada laboral de los profesionales para el personal de Medicina Familiar y Comunitaria de Atención Primaria un máximo de 10.560 horas mensuales en toda Andalucía".