Ven al Parque de las Ciencias

Vamos Granada propone la participación de técnicos y entidades del sector en la elaboración del reglamento de servicios sociales

Política - IndeGranada - Miércoles, 11 de Mayo de 2016
La formación pide la retirada del documento propuesto por el PP y se presta a colaborar con el equipo de gobierno y el resto de grupos municipales para elaborar el nuevo texto.
Pilar Rivas, en rueda de prensa.
Vamos Granada
Pilar Rivas, en rueda de prensa.

Vamos Granada tiene preparada una batería de alegaciones al reglamento sobre Servicios Sociales presentado por el PP que ahora trasladará como propuestas al nuevo gobierno. El objetivo de estas propuestas es el de "dar estabilidad" al funcionamiento de los Servicios Sociales, "no dejar en manos de voluntades políticas" determinadas prestaciones y dar "homogeneidad" en los distintos ámbitos territoriales a las actuaciones a través de los recursos materiales y humanos adecuados.

Pilar Rivas advierte que el documento que estaba encima de la mesa "pone la atención en los conflictos" que surgen entre los usuarios y los trabajadores y pretendía solucionarlos "a través de sanciones sin analizar los motivos que originan estos conflictos". Tres meses de lista de espera, la gravedad de las situaciones que se plantean y la escasez de respuesta resumen la mayor parte de estos conflictos, según la concejala. 

El usuario debe conocer sus derechos y requisitos de acceso y de este modo se evitarían la mayor parte de los conflictos porque se eliminaría la percepción de discrecionalidad, explica. “Un reglamento donde el peso fundamental está en las infracciones y sanciones, nos parece una forma de criminalizar a la población usuaria de estos servicios, cosa que hemos visto en muchas actuaciones del PP”. 

Para Rivas, una cuestión clave es el desarrollo exahustivo de la estructura básica de atención. El documento actual recoge el funcionamiento de los 8 centros de servicios sociales y el centro de transeúntes, pero se deja fuera el SAI, Servicio de atención al inmigrante, el Centro de la mujer o las Unidades Técnicas por programas, "donde hay tantos responsables que, ni el propio personal de los centros conocen el organigrama o las funciones".  

Otra de las propuestas es que la persona beneficiaria de los servicios sociales tiene derecho a la libre elección del profesional: “proponemos un modelo similar al sistema sanitario, donde uno puede escoger el médico atendiendo a la especial relación que se establece con el médico de familia. La mejor herramienta que un profesional tiene para trabajar con una persona es la relación terapéutica que se establece entre el técnico y el usuario”.

En cuanto a la universalización, la igualdad de acceso, la dimensión comunitaria y otros principios básicos y generales de calidad de los servicios, Vamos Granada alega la necesidad de recoger la ratio de población por profesional, “existe una gran necesidad de una ampliación sustancial de la plantilla y  de un estudio de los presupuestos para establecer una hoja de ruta hacia ese objetivo. Pero si en el Reglamento no queda recogido cuántos casos es posible llevar simultáneamente, si no se establece la ratio por profesional el resto de objetivos de calidad no serían más que una falacia. Es imprescindible al menos saber cuánto de lejos estamos de cumplir esos estándares de calidad”.