Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
La movilización se ha llevado a cabo en otras capitales andaluzas

Una manifestación 'blanca' y en silencio en defensa de la sanidad pública

Ciudadanía - M.A. - Sábado, 20 de Marzo de 2021
'¡Recuperemos la sanidad pública!' es el lema con el que la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública ha marchado este sábado en Granada.
Uno de los participantes con un cartel en defensa de la sanidad pública
IndeGranada
Uno de los participantes con un cartel en defensa de la sanidad pública

Si algo nos ha enseñado la pandemia es la necesidad de una sanidad pública fuerte, que no exprima a héroes, sino que ofrezca contratos dignos y estables a sus profesionales; que no escatime recursos, sino que cuente con un presupuesto robusto que garantice la asistencia y evite centros y servicios colapsados por falta de recursos. 

Con distancia suficiente y sin corear lemas para incrementar la seguridad

Para reivindicarlo y rechazar recortes en el sistema sanitario público, este sábado una manifestación silenciosa y 'blanca' ha recorrido el Centro de Granada. En filas para evitar aglomeraciones, con distancia suficiente y sin corear lemas para incrementar la seguridad, la marcha convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Granada ha partido a las 12.00 horas de la Fuente de las Batallas, para concluir en Plaza Nueva, donde se ha leído un comunicado con una cerrada defensa de la sanidad pública. 

El mismo texto que se ha escuchado en las movilizaciones celebradas en otras capitales andaluzas -Málaga, Sevilla, Córdoba y Cádiz-, en una acción liderada por la Coordinadora Andaluza de las Mareas Blancas para rechazar los recortes sanitarios y la apuesta por la sanidad privada y reclamar al Gobierno andaluz que "no use la pandemia para aumentar el deterioro de la sanidad pública". 

En la protesta se ha recordado también los planes de la Junta para suprimir la Escuela Andaluza de Salud Pública. Por prestigio internacional y su reconocida labor, "no sólo no debe ser eliminada, sino que merece ser reforzada", es el mensaje que la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública ha lanzado. 

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública y las mareas que se han movilizado este sábado en Andalucía exigen un plan de choque para frenar el deterioro del sistema sanitario público, que incluya contrataciones que eviten el colapso hospitalario y de la Atención Primaria. 

Organizaciones que han respaldado la manifestación: Granada Laica, Podemos Granada, CCOO, Grupo Municipal Podemos-IU Independientes, Vamos Granada, Más País Andalucía, Izar Granada, Defender Granada, Asamblea Feminista, PCE Granada, UGT, USTEA, Granada Acoge, Verdes Equo Granada, FACUA, DMD, PSOE Granada, Ajuntamientos (Albaicín, Sagrario, Casa de Paso), Sindicato de Inquilin@s Granada, CGT Costa, PSLF Granada, IU Granada Provincial, Stop Desahucios Centro, Ateneo Granada, Plataforma por las Pensiones Públicas.

En Plaza Nueva se ha leído el comunicado, cuyo texto reproducimos a continuación:

Comunicado de la Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas. Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Granada

"No a los recortes y enriquecimiento del sector privado ¡Recuperemos la sanidad pública!

Nuestro Sistema Público de Salud nació gracias a la lucha de nuestras madres y padres, de nuestras abuelas y abuelos, y constituye un pilar básico de nuestro estado del bienestar, que mitiga las desigualdades sociales y garantiza la equidad en el derecho a la Salud de toda la ciudadanía de manera Pública, Universal y Gratuita. Sin embargo, últimamente, la Sanidad Pública andaluza está en una situación de crisis creciente producida por años de recortes, situación que el actual gobierno no soluciona. Esta crisis deriva del dominio de la economía neoliberal globalizada que promueve la primacía de la ganancia de las empresas y corporaciones de medicina privada, sobre el derecho a la igualdad en la salud, incumpliendo así los derechos humanos. Este sistema económico, defendido por el gobierno andaluz, no soluciona las deficiencias de la Sanidad Pública de todos (servicios infradotados, falta de personal, listas de espera insufribles) mientras deriva fondos y crear espacios que den cabida al negocio de empresas afines y multinacionales del sector, poniendo en práctica estrategias con un solo objetivo: "conseguir que la salud sea un negocio y no un derecho de la ciudadanía".

"La pandemia ha hecho aún más visibles todas las carencias del sistema, llegando a tensionar al máximo los deficitarios recursos materiales y humanos con que contábamos, dando lugar a hospitales colapsados, UCI desbordadas, Atención Primaria con una presión asistencial insostenible, dificultad para atender a pacientes no Covid y plantillas de profesionales y personasl de apoyo de la Sanidad Pública exhaustas físima y mentalmente, después de ser durante un año la única y generosa defensa real de la ciudadnía ante la pandemia"

En este contexto ha aparecido durante el último año la pandemia de la COVID-19, que ha hecho aún más visibles todas las carencias del sistema, llegando a tensionar al máximo los deficitarios recursos materiales y humanos con que contábamos, dando lugar a hospitales colapsados, UCIs desbordadas, Atención Primaria con una presión asistencial insostenible, dificultad para atender a pacientes no Covid y plantillas de profesionales y personal de apoyo de la Sanidad Pública exhaustas física y mentalmente, después de ser durante este año la única y generosa defensa real de la ciudadanía ante la pandemia. Vaya aquí nuestro eterno agradecimiento a ellas y ellos. Y cómo no recordar ahora el indigno escenario de las Residencias de Mayores en unas condiciones lamentables y con deficiente atención médica. Todo ello describe una situación socio-sanitaria al borde del abismo e inadmisible en una sociedad avanzada como presumiblemente es la nuestra.

Esto está ocurriendo tras las varias olas pandémicas a pesar de que el gobierno andaluz dispone de recursos económicos suficientes para restaurar el deterioro de la Sanidad Pública (1.000 millones de euros del gobierno central, 150 millones de euros adicionales para conciertos privados en 2020, “hucha” de 450 M de € adicionales para este fin en 2021, y gastos superfluos de 30 M de €/año para eliminar la exclusividad y favorecer el trasvase de profesionales a la medicina privada y de 200 M de €/año más en farmacia al eliminar las subastas; además anuncio de superávit presupuestario). Más bien parece que el gobierno andaluz está usando la pandemia para aumentar el deterioro de la Sanidad Pública, para así justificar la derivación de recursos a los centros de medicina privada.

Ante esto la CAMB llama a la población y a los trabajadores y trabajadoras sanitarias y socio-sanitarias a luchar contra esta insostenible situación y a defender la Sanidad Pública exigiendo un Plan de Choque con las siguientes medidas urgentes:

1) El gobierno andaluz debe aclarar en qué ha invertido los 1.000 millones de euros estatales de ayuda COVID, durante 2020.

2) Políticas activas de mitigación de la pandemia mediante un aumento en los presupuestos de salud pública y de prevención, implementación de las restricciones adecuadas de la movilidad que eviten niveles de incidencias como las actuales, con índices de morbi-mortalidad evitables. No a SALVAR LA SEMANA SANTA.

3) Contrato inmediato de 500 rastreadores nuevos para la COVID y de los recursos suficientes para la realización rápida de PCR, para así minimizar las sucesivas olas de la pandemia, lo que permitirá que el grueso de los recursos de la Sanidad Pública puedan ocuparse de las patologías no COVID graves, que no están siendo atendidas actualmente. Hay que tener en cuenta que Andalucía es la CCAA con menores tasas de rastreadores y PCR por habitante. El coste de esto es de 15 millones de euros/año.

4) Contrato inmediato de 1200 facultativ@s, 1500 enfermer@s y 500 miembros de personal de apoyo para la Atención Primaria (AP), para acabar con la saturación y asfixia laboral actual, uso excesivo de la consulta telefónica y para que la AP vuelva a poder cumplir sus funciones de Atención integral a toda la población con consultas presenciales y actividades de Prevención y Promoción de la salud. Coste 140 millones de euros/año.

5) Contrato inmediato de 1200 facultativ@s, 1200 enfermer@s y 500 miembros de personal de apoyo para abrir los 19 hospitales de referencia y de especialidades que existen en Andalucía en turno de tarde con personal nuevo, para disminuir de forma drástica las listas de espera. No puede ser que estos centros y su costoso instrumental se usen casi exclusivamente de 8 a 15h. Coste 135 millones de euros/año. PONER LA SANIDAD PÚBLICA A TRABAJAR A TOPE EN VEZ DE PAGAR CONCIERTOS CON LA MEDICINA PRIVADA.

6) Garantizar la coordinación del Sistema Público Salud con las Residencias de Mayores públicas y privadas con el fin de asegurar que reciban los recursos humanos y la atención sanitaria que nunca debió faltarles según el artículo 10 del Real Decreto ley 21/2020.

7) Implementar un sistema de participación real de la ciudadanía en temas de salud. Promover políticas de Educación Sanitaria sobre la pandemia y no solo culpabilizar a la población, sobre todo a los jóvenes.

8) Acelerar en lo posible la vacunación de la población. Suspensión de las patentes de las vacunas anti-COVID en la pandemia actual y acceso universal a las mismas.

9) Políticas de intervención social que protejan a la población vulnerable y a las bolsas de pobreza que se están incrementando y que hacen aún más severo el riesgo para la salud en este segmento de población.

Este plan es factible con los recursos económicos disponibles mencionados anteriormente. También están disponibles los profesionales necesarios, si se les ofrecen contratos normales, no precarios. Por ello la aplicación de este plan, es solamente una DECISIÓN POLÍTICA.

Por último exigimos reponer progresivamente los 10,000 millones de euros recortados durante la última década. Asimismo reclamamos el aumento y uso público de los fondos europeos destinados a la sanidad.

En Granada, la Consejería de Salud y Familia ha anunciado una Proposición de Ley para la creación de un futuro Instituto Andaluz de Salud, y la disolución y extinción de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Esta institución, reconocida internacionalmente, desarrolla desde hace años una excelente y necesaria labor de investigación, consultoría y formación, y cooperación internacional, por lo que no sólo no debe ser eliminada, si no reforzada como se ha demostrado por lo que aporta en el ámbito de la Salud Pública tanto en situaciones como la provocada por la pandemia, como estudios e informes para la promoción de la salud y mejoras en el funcionamiento del Sistema Sanitario Público.

No podemos permitir la desaparición de esta Institución de prestigio de Granada, así como los puestos de trabajo con lo que significa para la economía de la ciudad.

Por todos estos motivos hacemos un llamamiento a la población andaluza y al personal sanitario y sociosanitario para que permanezcan alerta y acudan a los actos programados en defensa de nuestra Sanidad Pública. Ésta va a ser una lucha dura y larga, porque los poderes que quieren degradar la Sanidad Pública y hacer negocio con la salud son fuertes. Pero es que, en esta lucha, NOS ESTAMOS JUGANDO LA SALUD DE TODAS Y TODOS. En circunstancias excepcionales, como ésta, son más necesarias que nunca las conductas solidarias, el apoyo mutuo, potenciar lazos comunitarios y luchar por nuestros derechos desde los barrios, desde los pueblos y las ciudades, teniendo como única prioridad al ser humano".