Ven al Parque de las Ciencias
La concejala Elisa Cabrerizo se pregunta cómo sólo 3 de los 97 ejemplares van a sobrevivir en esta fase

La segunda fase de las obras en el eje Palencia-Arabial tala un centenar de árboles

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 12 de Agosto de 2021
Unidas Podemos reprocha al PSOE que permita "un nuevo arboricidio" en Granada.
Un camión retira los restos de la tala de árboles en Arabial.
UP
Un camión retira los restos de la tala de árboles en Arabial.

Un centenar de árboles ha caído ya en el arranque de las obras de la segunda fase del eje Palencia-Arabial. Se han talado 94 ejemplares, "muchos de ellos sanos", según advierte Unidas Podemos, que reprocha al PSOE que "siga la misma senda" que Luis Salvador y permita "un nuevo arboricidio" en la ciudad. 

La concejala Elisa Cabrerizo llama la atención sobre la situación medioambiental de la ciudad, que "no para de agravarse", y por ello censura que se pierda otro centenar de árboles en la ejecución de estas obras, que lleva a cabo la Junta, a través de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio e Infraestructuras y que son compensatorias por los desperfectos ocasionados en su día por el Metro. 

La tala de ejemplares había suscitado las críticas de los vecinos, que ya habían alertado, como informó El Independiente de Granada, de las consecuencias de los trabajos. 

"Lo más grave se encuentra en el incumplimiento del propio proyecto, estudiado por este grupo municipal y en el que se garantiza que del total de ejemplares se deben preservar el 25 por ciento de ellos", según Cabrerizo. Por ello se pregunta, por qué de 97 árboles existentes en esta fase, tan solo van a sobrevivir 3. "El resultado final es que no se salva nada cuando ese, en una ciudad como Granada, tendría que ser el primer objetivo de cualquier proyecto", denuncia la edil.

Cabrerizo pide al PSOE que "se aleje de las políticas verdes de foto y titular, y realmente baje a la calle, donde están dejando a los vecinos de Arabial sin sombra ni calidad de aire". La concejala recuerda, además, que precisamente "el mismo alcalde, Francisco Cuenca, ya realizó en su anterior mandato otra tala masiva en la Chana, donde se destruyeron muchos ejemplares sanos y antiguos". 

UP exige al alcalde que "suelte el hacha de doble mango que empuña junto a Luis Salvador, flamante concejal del Anillo Verde, por cierto, y repare en que no debe ser el objetivo el aumento del número de aparcamientos sino el aumento del número de verde”, ya que “conseguir una ciclocalle no es suficiente para perder un entorno saludable en Arabial".

"No es suficiente -apunta- aumentar el número de árboles sino cuidar y mimar a los que ya están dando sombra, a los que están ya disminuyendo la temperatura y creando un microclima dentro de esta tórrida ciudad, a los que ya están absorbiendo CO2". 

Unidas Podemos pide "rectificar" de cara a las siguientes fases de ejecución del proyecto

La concejala llama al equipo de gobierno a "rectificar de cara a las siguientes fases de ejecución del proyecto" y añade que "Granada no quiere calles calvas a la espera que les crezca el pelo, las quere con su pelo sano y haciendo que cada vez tengan más y los granadinos y granadinas queremos una ciudad con el icono del corazón verde no con el del coche y el alquitrán". 

Unidas Podemos exige que las siguientes fases contemplen "el momento en el que estamos en relación al cambio climático y sigan las recomendaciones y las exigencias de los organismos internacionales y de esa Europa a la que le estamos pidiendo Fondos para unas nuevas ciudades saludables". "Que no les enseñemos cuatro arbolitos recién plantados y una montaña de madera sana para el fuego", sostiene Cabrerizo, que añade la petición de que las siguientes fases y cualquier otra actuación urbanística para una ciudad saludable, pase por "la participación ciudadana, con escucha y trabajo con colectivos y asociaciones de vecinas y vecinos y pedagogía para explicar los proyectos, las necesidades y las posibilidades de ejecución". 

La edil pide al equipo de gobierno que tenga en cuenta la"grave situación medioambiental de Granada, donde el calentamiento global es especialmente significativo a nivel local: Vivimos en una ciudad con un 42 por ciento de déficit de arbolado según la OMS, sin ningún plan de protección del arbolado y especies singulares". 

Cabrerizo, por otro lado, observa que "en estos días, la boina nos llega hasta los ojos, las temperaturas están al alza y los espacios verdes o son ausentes o nos los están talando. Nos alimentamos del asfalto, del calor que desprenden los edificios y de los tubos de escape de los coches y autobuses".

Información relacionada:

Más información sobre las obras que se ejecutaron en la primera fase:

También te puede interesar: