Ven, conoce la provincia de Granada.

El 90% de las empresas de transporte de la provincia han hecho un ERTE, calcula la patronal del sector

E+I+D+i - Europa Press - Viernes, 24 de Abril de 2020
En la provincia hay más de 900 empleados, la mayoría de empresas familiares.
Imagen de archivo de un autobús de transporte.
fedintra
Imagen de archivo de un autobús de transporte.

La Federación del Transporte de Andalucía, Fedintra, calcula que el 90 por ciento de los empresarios del sector del transporte de viajeros por carretera de la provincia de Granada se han visto abocados a hacer un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en sus empresas, ya que la viabilidad de muchas de estas firmas es "insostenible sin prácticamente carga de trabajo".

A casi un cien por cien de cancelación de transportes discrecionales, el colectivo suma "la suspensión unilateral de los contratos públicos de transporte escolar; restricciones aún más duras a las movilidad y desplazamientos de los ciudadanos en las líneas regulares, y unas ayudas y compensaciones muy pobres y condicionadas".

Un panorama que califican en una nota de "desolador, en el que los empresarios se han visto sin respaldo y que en poco más de un mes han disipado proyectos de años", por lo que auguran que se dejarán de ingresar este año más de 95 millones de euros.

Independientemente de lo que dure el estado de alarma, con las restricciones en movilidad que habrá en próximos meses y la adaptación lenta y progresiva del sector turístico, las empresas de transporte de viajeros dan el 2020 por perdido, con 60 empresas en la provincia de Granada "en una grave crisis económica y más de 600 autobuses actualmente parados".

A esta situación suman "las graves" consecuencias a nivel de empleo, con un 90 por ciento de empresas abocadas a tramitar Expedientes Temporales de Regulación de Empleo.

En la provincia de Granada hay más de 900 trabajadores en este sector y la mayoría son empresas familiares. Con los contratos de transporte escolar suspendidos, el sector espera ahora darle un uso legal y útil para esta crisis a los más de 600 vehículos que tiene parados en la provincia, establecer una mesa de diálogo para mantener a flote al sector, apostar por el empleo, y que cuente con empresas fuertes, "para volver tras la crisis a seguir siendo un elemento básico de la movilidad y el turismo en la comunidad".