Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano
El Ayuntamiento ve injustificable la decisión

El Ayuntamiento de Monachil denuncia que la Junta deja al municipio sin servicio de bus dos semanas después de declararlo turístico

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 22 de Junio de 2020
Vecinos de la localidad han iniciado una recogida de firmas.
Parada de bus en Monachil.
Ayto.Monachil
Parada de bus en Monachil.

Un municipio turístico sin autobuses. Esa es la denuncia que hace el Ayuntamiento de Monachil, que critica que la Junta de Andalucía, a través del Consorcio Metropolitano de Transportes, ha dejado a la localidad sin conexión por autobús apenas dos semanas después de haberla declarado Municipio Turístico de Andalucía, "una decisión injustificable y muy preocupante", según el alcalde, José Morales.

Desde que se declaró el estado de alarma, "el ya de por sí insuficiente servicio de autobuses a Monachil se vio muy disminuido", recuerda el Ayuntamiento. El Consorcio Metropolitano de Transportes de Granada señaló al concejal de Transportes, Mariano Sevilla, que "en la fase 3 las frecuencias de las tres líneas que pasan por Monachil (las 181, 182 y 183) mejorarían, volviendo a las que había antes del estado de alarma durante la nueva normalidad".

"Sin embargo, hemos visto atónitos cómo la Junta de Andalucía ha incumplido estas promesas, dejando literalmente al Casco Antiguo de Monachil sin autobuses los domingos y festivos, ya que la línea 183, que antes contaba con cuatro viajes, directamente ha desaparecido esos días", explica el alcalde.

La realidad es que, en la nueva normalidad, las tres líneas de autobús que conectan Monachil con Granada han visto reducidas sus frecuencias en más de un cincuenta por ciento, según el Ayuntamiento. "Un hecho inaudito teniendo en cuenta que desde hace dos semanas somos el único municipio turístico que hay en la provincia de Granada, junto a Almuñécar, por lo que no podemos aguantar ni un día más con estos recortes en las líneas de autobús", apunta Morales.

Así, entre semana las expediciones de la línea 183 se han reducido a menos de la mitad, pasando de 17 a 7, y los sábados se ha pasado de 10 expediciones a 3. Lo mismo ocurre con la línea 181, la del Barrio de Monachil, y ha pasado de 24 expediciones a 8 de lunes a viernes, y de 16 a 4 los sábados y de 14 a 4 los domingos. 

En el caso de la línea 182, un microbús que une el Casco Antiguo y el Barrio de Monachil, la Junta ha recortado su frecuencia en más de un 60 por ciento, pasando de 18 expediciones de lunes a viernes a apenas 8, "algo inexplicable también cuando tiene gran demanda y, además, el Ayuntamiento financia la mitad del servicio". 

"La indignación en nuestro municipio es absoluta – señala el alcalde-, porque la Junta de Andalucía está aprovechando la crisis del coronavirus para recortar también en el servicio de autobuses metropolitanos, cuando ya antes del estado de alarma era a todas luces insuficiente". 

El alcalde y el concejal de Transportes. ayto. monachil

Recogida de firmas

Así, los vecinos de Monachil han iniciado una recogida de firmas para dirigirlas al Consorcio Metropolitano de Transportes de Granada, y el Ayuntamiento ha pedido una reunión urgente con el gerente de este organismo, Jorge Saavedra, y los responsables de la empresa adjudicataria, Autocares Liñán.

"Desde el Consorcio nos dicen que no hay demanda y que por eso han recortado las frecuencias, pero es evidente que esto no es cierto, y que la gente simplemente se ha tenido que buscar la vida para poder ir a Granada en coche particular o en taxi", lamenta el alcalde. 

José Morales pide a la Junta de Andalucía "una solución urgente" para este problema, "que viene de atrás y ahora se ha complicado aún más, y está afectando especialmente a las personas mayores, pero también a los comercios que viven del turismo, en un momento especialmente complicado para ellos". 

Por su parte, el concejal de Turismo de Monachil, Francisco Álvarez, destaca "el enorme daño que estos recortes en el servicio de autobuses están causando a Monachil tanto en el ámbito turístico como en el medioambiental, ya que la escasez de autobuses hará que más vecinos tengan que usar su vehículo particular para desplazarse a Granada, provocando más contaminación y emisiones de gases, y supondrá también enormes pérdidas para los negocios de nuestro municipio".