Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Las aspiraciones granadinas para albergar DONES llegan esta semana al Parlamento de Andalucía

El centro de referencia español apuesta por agilizar la candidatura de Granada al macroproyecto científico internacional

E+I+D+i - M.A. - Lunes, 16 de Mayo de 2016
"Tenemos los mejores expertos", defiende el director del Laboratorio Nacional de Fusión, Joaquín Sánchez, que aboga por posicionarse "cuanto antes", aunque lanza un mensaje de tranquilidad: "No va tan rápida la competencia", en alusión a Polonia y los pasos que han inquietado a la comunidad científica granadina.

El Laboratorio Nacional de Fusión, el centro de referencia en España en este ámbito, no tiene dudas sobre la solvencia de la candidatura española, con Granada como escaparate, para albergar las grandes instalaciones de IFMIF-DONES, el macroproyecto científico internacional sobre energía de fusión. 

Llevan años estudiando la posibilidad de que se instale aquí. Con ello los científicos españoles se quitarían una "espina", la que se quedó clavada cuando el proyecto llamado ITER, en el que ahora está volcada la comunidad científica de la Unión Europea y países como Japón, Corea, India, EEUU o Rusia para construir la máquina que permitirá la fusión, se fue a Cadarache (Francia). La participacion española en esa iniciativa es importante. De hecho, algunas fuentes indican que ha sido el país cuyas industrias se han llevado mayor número de contratos, lo que revela que las industrias españolas están al más alto nivel. 

Ahora se abre una posibilidad real para albergar instalaciones -la de DONES, que se puede considerar como una fase intermedia para acelerar las pruebas de los materiales necesarios en la carrera por la energía de fusión, la que copia lo que ocurre en el sol y en las estrellas.- Y Granada puede conseguirlo. "Tenemos los mejores expertos", asegura en una conversación con El Independiente de Granada el director del Laboratorio Nacional de Fusión, Joaquín Sánchez.

Cauto respecto al posicionamiento sobre la sede, Sánchez, más cómodo cuando habla de las potencialidades españolas, no cree que haya una fecha "crítica" para lanzar las aspiraciones que España ya anticipó a Fusion for Energy -la Agencia Fusión para la Energía, que es la entidad de la Unión Europea encargada de las aportaciones al proyecto ITER y el desarrollo de la energía de fusión-. Lo hizo en lo que se denomina una 'carta de interés' o 'expresion de interés', un paso que dieron también Polonia y Croacia.

De momento es Polonia el país que está moviendo ficha. Ha presentado su candidatura en un encuentro científico reciente, celebrado en la Universidad Politécnica de Rzeszow, con la participación de representantes de su Gobierno. Ese movimiento ha inquietado a la comunidad científica granadina. 

Pero Sánchez lanza un mensaje de traquilidad. "No va tan rápido la competencia", apunta para precisar no obstante que "sería bueno" que la candidatura española estuviera presentada para junio. Si no se llega a esa fecha, "tampoco está perdido", dice el director del Laboratorio Nacional de Fusión para subrayar en cualquier caso: "Cuanto antes nos posicionemos, mejor". 

En Granada el CIEMAT -Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, en el que se enmarca el Laboratorio Nacional de Fusión- encontró "receptividad"; el Gobierno lo ve "con interés"; y el siguiente paso es la movilización de las instituciones locales. Todas las piezas para lanzar la candidatura de Granada. 

DONES llega esta semana al Parlamento andaluz

La movilización de la comunidad científica granadina está dando sus frutos. Alarmados por el silencio oficial de las instituciones, sin duda condicionadas por la situación política y la falta de Gobierno, ahora con una repetición de las Elecciones Generales, han tomado las riendas y puesto en marcha una campaña con contactos políticos e iniciativas como una página de facebook.

Si en la charla organizada en Granada para dar a conocer el proyecto consiguieron la asistencia de parlamentarios de IU y Podemos, ahora han logrado que otra formación, esta vez Ciudadanos, se interese en el Parlamento de Andalucía por la candidatura de Granada para albergar el acelerador de DONES.

Será en la Comisión de Economía y Conocimiento, donde la parlamentaria de Ciudadanos Marta Escrivá Torralva formulará una pregunta al respecto. La Junta de Andalucía había eludido hasta el momento pronunciarse oficialmente sobre el proyecto, al igual que el Gobierno de España. En la misma línea la Universidad de Granada. En los últimos días su rectora, Pilar Aranda, justificó en declaraciones a Radio Granada ese silencio en que se está trabajando de manera "discreta".

'Cuanto antes nos posicionemos, mejor', opina el director del Laboratorio Nacional de Fusion. ciemat (youtube)

Explica Sánchez que el coste de las instalaciones de DONES suponen un cuarto de la inversión destinada al proyecto matriz. "Una versión reducida y de menor coste" para probar con menos neutrones, pero de la que se esperan "resultados relevantes". Recuerda al respecto que Andalucía podría aspirar a fondos europeos para su financiación, un aspecto en el que inciden mucho los promotores para relativizar el esfuerzo inversor. En ese y en el retorno de esa inversión, no solo en dinero, sino en talento y en prestigio científico.

El acelerador de partículas será "una instalación única en el mundo", enfatiza el director del Laboratorio Nacional de Fusión para señalar una de las principales ventajas de su construcción: "los usuarios están garantizados". Porque más allá de aportar investigaciones y resultados para los proyectos referidos, después podrá seguir utilizándose para otros fines, como subrayan desde el ámbito científico para defender la candidatura. Precisamente a ese aspecto también se refirió recientemente en Granada Francisco Castejón, investigador del CIEMAT que ofreció una charla en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Informática y de Telecomunicación de Granada para presentar el proyecto.

Está convencido de que la energía de fusión es una alternativa para el futuro. "Pensamos que la fusión es una necesidad; no la única solución", explica para indicar que tienen "pocas dudas" de que va a funcionar, aunque se debe demostar que lo va a hacer y que es rentable. Y recurre a un ejemplo muy gráfico: ahora volamos en un avión moderno con 500 personas dentro y que solo requiere mantenimiento una vez cada 100.000 kilómetros; nadie lo podía imaginar cuando voló el primer aeroplano.

Apunta otro dato, esta vez económico, para afianzar sus argumentos a favor de la carrera por la energía de fusión. En la actualidad el gasto en energía al día es de 15.000 millones de euros, lo que cuestan 90 millones de barriles de crudo diarios. "Merece la pena" buscar nueves fuentes de energía, opina.

Más información: