Recicla las pilas
El nuevo instituto tendrá sede en Sevilla

La Junta avanza en la eliminación de la EASP por integración en el Instituto Andaluz de Salud

E+I+D+i - Europa Press/IndeGranada - Martes, 18 de Mayo de 2021
Con la aprobación, en el Consejo de Gobierno, del inicio de la tramitación del anteproyecto de Ley de Creación del Instituto de Salud de Andalucía.
Jesús Aguirre, este martes en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.
Junta de Andalucía
Jesús Aguirre, este martes en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el inicio de tramitación del anteproyecto de Ley de Creación del Instituto de Salud de Andalucía (ISA), que tiene como principal objetivo, según el Gobierno andaluz, la reordenación del sector instrumental de la Consejería de Salud y Familias. De este modo, la Secretaría General de I+D+i de Salud y Familias, la Fundación Progreso y Salud y la Escuela Andaluza de Salud Pública se unen para "dotar de armonía, cohesión y fortaleza a la I+i y a la formación en Andalucía, asesorando en diferentes ámbitos de la salud y aspirando a convertirse en un referente internacional".

Así explica la Junta de Andalucía el paso aprobado este martes por el Consejo de Gobierno que en la práctica supone la desaparición, por integración en el nuevo Instituto, de la Escuela Andaluza de Salud Pública, unos planes que desveló en su día El Independiente de Granada

Según informa Europa Press, así lo ha manifestado el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, donde ha expuesto que esta reordenación será "a coste cero" y no se producirán "despidos" en el personal que integran los actuales organismos que quedarán unidos. Ha indicado que el debate sobre esta fusión se abrió el pasado año.

Según ha expuesto, estos objetivos se enmarcan en "los esfuerzos de racionalización" del sector público andaluz desde una doble perspectiva. Por un lado, se persigue una reordenación de los principales entes instrumentales con que cuenta la Junta de Andalucía en materia de formación, gestión del conocimiento y de investigación en salud. Por otro, y de manera paralela, se simplifica el régimen jurídico al que se encuentran sometidos, adaptándolo a la normativa vigente y estableciendo aquellas especialidades que puedan estar justificadas por la especificidad de sus funciones.

El Instituto se configura como agencia administrativa y asume los fines y objetivos de la Fundación Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública, lo que implica la cesión e integración global de todo el activo y pasivo de ambos, con sucesión de derechos y obligaciones y subrogación del personal

El Instituto de Salud de Andalucía se configura como agencia administrativa de la Junta de Andalucía, adscrita a la Consejería competente en materia de salud, asumiendo los fines y objetivos de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud y de la Escuela Andaluza de Salud Pública Sociedad Anónima, y con la integración de la Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de la Consejería de Salud y Familias. Esto implica la cesión e integración global, en unidad de acto, de todo el activo y el pasivo de la Fundación y de la Escuela, con sucesión universal de derechos y obligaciones, así como la subrogación del personal de acuerdo con los procedimientos establecidos al efecto.

Según la Junta, la formación del SAS y la investigación que actualmente se desarrolla en la Escuela permanecerá "íntegramente" en su sede de Granada. 

Por otro lado, el Instituto ostentará la condición de Organismo Público de Investigación del Sistema Andaluz del Conocimiento y tendrá, entre otros, los siguientes fines: fomentar la investigación, el desarrollo, la innovación y la transferencia, dentro del marco del Sistema Andaluz del Conocimiento y del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación; promover la excelencia en los servicios de atención a la salud, mediante la mejora de la calidad de los procesos asistenciales, la seguridad del paciente y el desarrollo profesional; desarrollar la formación en materia de salud de toda la población andaluza, atendiendo especialmente a la cualificación profesional, del personal al servicio del sistema sanitario público de Andalucía; impulsar la generación y gestión del conocimiento en los campos de la Salud Pública y de la gestión de servicios sanitarios; generar procesos de formación, asesoramiento, cooperación internacional, investigación y crear espacios de colaboración y redes que posibiliten la gestión del conocimiento, la salud pública y el buen gobierno de los sistemas de salud.

La formación de la Consejería de Salud y Familias, incluida toda la referente también al Servicio Andaluz de Salud, más la investigación que actualmente se desarrolla en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) permanecerá íntegramente en su sede de Granada, según defiende la Junta, que trata de responder así a las críticas por diluir a la Escuela, pese a su protagonismo internacional.

Las funciones del nuevo Instituto

Sus funciones, entre otras muchas, según la Junta, son la dirección y ejecución de las políticas de investigación, desarrollo e innovación, así como las políticas de generación y gestión del conocimiento, en el ámbito sanitario, con especial atención a los campos de la salud pública y la gestión de servicios sanitarios; la aplicación y la promoción de la transferencia de tecnología en este sector, así como la compra pública innovadora en materia de salud; el diseño y coordinación de una estrategia de excelencia en materia de investigación, desarrollo e innovación en salud, o la coordinación de la política de investigación sanitaria con el marco estratégico andaluz de investigación, desarrollo e innovación.

Finalmente, en cuanto a su organización y estructura, sus órganos de gobierno serán un consejo rector, que estará presidido por la persona titular de la Consejería competente en materia de salud; y la dirección, que será el máximo órgano directivo del Instituto, y su titular será nombrado por el Consejo de Gobierno a propuesta de la persona titular de la Consejería competente en materia de salud. Tendrá rango de viceconsejería.

También contará con un órgano consultivo y de asesoramiento de carácter técnico, científico y formativo, cuyo referente será el consejo asesor; y con órganos de gestión como una secretaría general y direcciones de los centros de actividad.

En definitiva, el nuevo Instituto de Salud de Andalucía dotará a la Junta de un instrumento a la vanguardia en el ámbito de la nueva generación del conocimiento, según el consejero.