Piropos poéticos
El próximo año, en los meses de mayor afluencia turística, el comercio podrá abrir sin límites de jornadas

La Junta desoye al pequeño comercio y extiende a toda Granada la libertad de horario

E+I+D+i - IndeGranada - Miércoles, 30 de Noviembre de 2022
La Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo amplía a toda la ciudad la Zona de Gran Afluencia Turística a pesar de la petición expresa del sector para que la limitara al ámbito declarado Patrimonio Mundial, al entender que la ampliación perjudicará gravemente al comercio tradicional y solo beneficiará a las grandes cadenas y superficies.

Imagen de archivo del centro de Granada. indegranada

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, ha aprobado la libertad horaria comercial para toda la ciudad de Granada en 2023. La medida sale adelante con el rechazo del pequeño comercio, asociaciones de consumidores y sindicatos, además del Ayuntamiento de la capital, que reclamaban acotar la Zona de Gran Afluencia Turística no solo temporalmente, a los meses de mayor afluencia turística, sino al área declarada Patrimonio Mundial.

Así, el próximo año, los meses de abril y mayo y también agosto, septiembre y octubre, habrá libertad horaria para abrir cualquier domingo y festivo. El sector, a través de la Federación Provincial de Comercio, ha advertido de que esa medida solo favorece a los grandes comercios y a las franquicias y pone en una difícil situación al comercio de proximidad, que difícilmente puede competir con las grandes cadenas.

En las Zonas de Gran Afluencia Turística, como recordó la Junta este martes al término de la reunión del Consejo Andaluz de Comercio para analizar esta medida, los establecimientos comerciales de más de 300 metros cuadrados tienen plena libertad para determinar los días y horas de apertura al público. Las declaraciones por parte de la Junta permiten que esta libertad se limite a determinados  períodos del año así como a determinadas zonas, siempre que esté objetivamente justificado.

Las Zonas de Gran Afluencia Turística se han aprobado para las ciudades de Granada, Almeria, Cádiz, Jerez de la Frontera y Sevilla. Según recuerda la Junta, la normativa establece que en municipios de más de 100.000 habitantes, la superación de algunos indicadores (como por ejemplo superar las 600.000 pernoctaciones en el año inmediatamente anterior o contar con puertos en los que operen cruceros turísticos que hayan recibido en el año inmediato anterior más de 400.000 pasajeros) obliga a la libertad horaria comercial.

La Junta trata de escudarse en que hay una normativa estatal que lo ampara, pero comerciantes, sindicatos y Ayuntamiento le recuerdan que hasta ahora había pleno consenso en acotar solo a las zonas de influencia del Patrimonio Mundial esa decisión, para preservar al pequeño comercio, uno de los más perjudicados durante la pandemia y que ya arrastraba graves problemas por la competencia de las grandes cadenas y franquicias.

La Federación Provincial de Comercio de Granada, con el respaldo de las organizaciones sindicales y de asociaciones de consumidores, planteaba acotar la apertura a los meses de abril y mayo, que comprenden la Semana Santa, ya que fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional mediante Resolución de 7 de octubre de 2009, de la Secretaría de Estado de Turismo, por la que se le concedió el título de 'Fiesta de Interés Turístico Internacional' a la Semana Santa de Granada, cumpliendo el criterio d) del artículo 5.4 de la Ley 1/2004, de 21 de diciembre, 'Celebración de grandes eventos deportivos o culturales de carácter nacional o internacional' y el Día de la Cruz, festividad de gran arraigo y tradición en la capital granadina y que atrae a un elevado número de visitantes cumpliendo el criterio d) del artículo 5.4 de la Ley 1/2004, de 21 de diciembre, 'Celebración de grandes eventos deportivos o culturales de carácter nacional o internacional'. Durante este mes se produce también un alto grado de ocupación hotelera.

Meses de agosto, septiembre y octubre, ya que según se indican el número de pernoctaciones de los años 2017, 2018 y 2019, los meses de septiembre y octubre se superan en casi un 14% la media.

Generalizar la libertad de apertura comercial únicamente beneficia a las grandes superficies y grandes cadenas y dará lugar a un grave daño al comercio tradicional"

La propuesta realizada se basa "en un principio fundamental", según los comerciantes, "el término municipal de Granada, cuenta con una oferta comercial suficiente, no solo para los granadinos, sino para todos los visitantes de nuestra ciudad, pues debemos recordar que los establecimientos comerciales con menos de 300 metros cuadrados, que representan más del 90% de la oferta comercial de nuestra ciudad, tienen libertar de apertura comercial, o lo que es lo mismo pueden abrir cualquier día del año, aunque sean domingos y festivos, por lo que no existe una falta de oferta comercial, de tal modo que el generalizar la libertad de apertura comercial a todo el centro de Granada, únicamente beneficia a las Grandes Superficies comerciales y grandes cadena de distribución comercial, instalados en el centro de nuestra ciudad, lo que dará lugar a un grave daño al comercio tradicional, a la conciliación de la vida laboral y familiar, y a la economía de los pequeños y medianos comercios granadinos".

"Precisamente, para evitar una falta de oferta comercial en nuestra ciudad en fechas de máxima afluencia de visitantes, se ha solicitado la libertad de apertura comercial, para todo el término municipal, en Semana Santa y el día de la Cruz, así como los meses de agosto, septiembre y octubre, períodos en los que las pernoctaciones superan un 14% de la media anual", defendía el sector.

Ese planteamiento, esgrimen pequeño comercio, sindicatos y capital, "ha sido consensuado por todos los agentes sociales de Granada", es decir con todas las Asociaciones de Consumidores, los organizaciones sindicales más representativas, así como con todos los sectores empresariales granadinos (representados por la Confederación Granadina de Empresarios), además de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Granada, "lo que justifica que si las instituciones y organismos anteriormente relacionados, representan a los intereses generales del comercio, turismo y consumo de Granada, además de los trabajadores representados por las organizaciones sindicales, debemos concluir que el interés general, regulado en el artículo 5.4 de la Ley 1/2004, así como en el artículo 20.4 de la Ley 1/2012, está suficientemente acreditado y respaldado".

"La apertura indiscriminada de los establecimientos comerciales va a suponer un incremento del gasto energético, lo cual contradice la obligación del ahorro energético en España, consensuado con la Unión Europea, por el que se debe reducir al menos un 7% dicho consumo, lo cual no se llevará a efecto si lo que se hace es propiciar o aumentar el número de días y horas de apertura de establecimientos comerciales".

Por ello, los comerciantes granadinos mantenían que del análisis de los datos anteriormente expuestos, "no se aconseja la ampliación de los horarios comercial autorizados, pues de los datos objetivos facilitados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, pese a existir pernoctaciones en Granada capital, lo cierto es que no existen apenas pernoctaciones por cada turista que acude a nuestra ciudad, ya que cada turista que nos visita solamente se queda en Granada 1,8 días, período durante el cual visita la ciudad y los innumerables monumentos de ésta (Alhambra y Generalife, Catedral y Capilla Real, Albaicín y Sacromonte….), no quedando apenas tiempo para realizar compras en la ciudad, y menos aún de productos que fácilmente puede adquirir en sus ciudades de origen".

Por otra parte, el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, publica que el gasto medio por turista, en Granada capital, es de 68,69 euros, de tal modo que, si se descuenta el coste de las entradas a monumentos, desplazamientos y comidas, dichos turistas no realizan compras en la ciudad, por lo que el aperturar los establecimientos comerciales, más allá de los días y horas legalmente autorizadas, "no responde de ninguna manera a una necesidad de oferta comercial para los turistas".

El sector defiende que no procedía la ampliación de libertad de horarios comerciales porque no solo no responde al interés general de los granadinos, sino que tampoco de los turistas

"Tristemente -exponía la propuesta de los comerciantes-, debemos recordar que las infraestructuras con que cuenta Granada, para facilitar la llegada de turistas, es muy deficiente, incluso peor que antes de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, pues las conexiones ferroviarias y aéreas son muy inferiores a las anteriores, y en comparación con otras ciudades del entorno (Málaga, Sevilla, Córdoba, etc.) son extremadamente inferiores, lo que impide la llegada de más turistas a nuestra ciudad, por lo que no habiendo existido nunca demanda de más apertura comercial en nuestra ciudad por parte de turistas, mientras no se mejoren significativamente los accesos por tren o por aire de turistas, no procede la ampliación de la libertad de horarios comerciales, pues no solo no respondería al interés general de los granadinos, sino que tampoco de los turistas".

Sin embargo, la propuesta ha salido adelante y en 2023 habrá libertad horaria en toda la ciudad. 

La medida se analizó en el Consejo Andaluz de Comercio,  órgano consultivo andaluz en el sector, en el que están representadas, además de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, las principales asociaciones empresariales representativas del sector, sindicales, asociaciones de consumidores, las administraciones locales, las cámaras de comercio y distintas consejerías del Gobierno andaluz.

En ese encuentro, según una nota distribuida por la Junta, la consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, recordó "el gran peso económico del comercio en la comunidad autónoma, con más de 140.000 empresas que emplean a medio millón de trabajadores, y ha garantizado el respaldo del Gobierno andaluz con un aumento del 15,5% en los presupuestos del próximo año, fondos con los que se quiere primar la recuperación de esta actividad y favorecer su plena incorporación a la economía digital". Rocío Blanco también informó que se está avanzando en la planificación del VII Plan Integral de Fomento del Comercio Interior de Andalucía 2023-2026 que acogerá las principales reclamaciones del sector.

Más información