Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Registra un nuevo escrito reclamando información sobre la publicidad instalada por McDonald's junto al Pabellón Mulhacén

El empresario Ramón Arenas vuelve a denunciar los obstáculos para obtener información municipal

Política - IndeGranada - Martes, 17 de Septiembre de 2019
Tras recibir este mes una respuesta que, una vez más, no se corresponde con lo solicitado, estalla y recuerda la obligación de los funcionarios del área de Urbanismo de entregarle, conforme a lo que establece la ley, la documentación requerida.

El empresario Ramón Arenas sigue batallando para obtener información municipal que necesita para ejercer la acusación en el caso Nazarí. Una vez más, como expone el último escrito que acaba de registrar en el Ayuntamiento de Granada, no ha obtenido la documentación solicitada. 

El pasado julio pidió datos concretos al área de Urbanismo sobre los "monolitos publicitarios" instalados en por McDonald's en la parcela del Pabellón Mulhacén. La operación de esta manzana es una de las investigadas en el caso Nazarí a raíz de las denuncias de Arenas, perjudicado con los pasos que dio en su día en gobierno municipal favoreciendo supuestamente a otro empresario -como reflejan los informes de la UDEF incorporados a la causa-.

Con fecha de 4 de septiembre, el informe que se le remite no contiene la información solicitada. El empresario ha estallado: "Es la tercera vez que intenta cargarme basura que nada tiene que ver con lo solicitado", indica en relación al funcionario que firma la respuesta. La información recibida evidencia, a juicio de Ramón Arenas, "una total falta de profesionalidad y transparencia" así como "una auténtica provocación a los intereses de los granadinos y el mio propio".

Recuerda que en el marco del contencioso administrativo que mantiene con el Consistorio también por esta operación, al margen de la investigación penal, este funcionario aportó "pruebas falsas de muchísima relevancia". Y al respecto considera que "supuestamente encubrió antes de las detenciones a sus superiores" y "a día de hoy seguiría haciendo exactamente igual".

El empresario recuerda que tiene derecho, por la Ley de Transparencia, a recibir información en el plazo de 30 días, como también la obligación de "denunciar el conocimiento de cualquier delito". Respecto al funcionario, añade, tiene la obligación de entregar la documentación en base a la misma ley "por encima de signos políticos y personas que le nombraran en su cargo", y también la de "colaborar en restaurar el orden jurídico, urbanístico y económico perturbado".

Por todo ello, este lunes ha vuelto a solicitar información del expediente y autorización de ese monoposte publicitario y el importe pagado por el restaurante de cómida rápida en concepto de canon por instalación y exposición publicitaria.