Acude al partido internacional de fútbol sub-21 España-Rumanía
Chequeo a los espacios públicos

¿Adefesios u ornamentos?

Ciudadanía - Redacción El Independiente de Granada - Domingo, 6 de Enero de 2019
La ciudad y también parte del área metropolitana han sucumbido a la instalación de esculturas en rotondas y espacios públicos que, en algunas ocasiones, no contribuyen a embellecer, sino más bien a afear los espacios urbanos y, en todo caso, generan debate. Hemos hecho una selección. ¿Conoces otros adefesios?
Rotonda dedicada a twitter, en Jun.
P.V.M.
Rotonda dedicada a twitter, en Jun.
Esta selección no pretende cuestionar la calidad artística de los autores de estas obras, ni el fin para el que fueron creadas.  Vaya por delante el respeto a cada uno de ellos. Pero los años del boom de la construcción dejaron en las ciudades espacios de dudoso gusto por el afán de decorarlos, muy especialmente las rotondas que han proliferado por la capital y el área metropolitana. La crisis ha mermado la disposición de fondos para seguir ahora con esa moda que ha condicionado los espacios públicos. 

Pese a todo, algunos municipios han sorteado esas dificultades para dejarnos en estos últimos años lugares como la rotonda dedicada a twitter, herencia del ahora exalcalde de Juan José Antonio Rodríguez Salas y su proclamada afición por las redes sociales, especialmente la del pajarito.

Repasamos algunos de los 'adefesios' que pueblan nuestras calles, y cuya instalación en su momento incluso levantó en muchos casos polémica. Esculturas descontextualizadas, demasiado grandes o que no aportan nada al espacio en el que se colocaron forman parte de esta selección.

AGUADOR, PLAZA DE LA ROMANILLA



Fue instalada por el equipo de gobierno de Gabriel Díaz Berbel y hasta sus compañeros de partido, cuando recuperaron el gobierno municipal tras la etapa de José Moratalla (PSOE), anunciaron que cambiarían de lugar esta escultura de bronce situada frente al Centro Lorca y que ahora es menos visible por la proliferación de mesas en las terrazas de la Plaza de la Romanilla.

El capítulo de rotondas es amplio. Los mandatos de José Torres Hurtado (PP) en la capital dejaron plagada la ciudad de rotondas con grandes esculturas. La Zona Norte acapara algunas de ellas. De un lado, la rotonda con la descomunal granada, el símbolo de la ciudad, y, de otro, una réplica, a gran escala, de la luna que se entrega con el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca:

Rotonda de la Granada. m.rodríguez

Rotonda de la luna. m.rodríguez

Que la Base Aérea de Armilla es un símbolo nadie lo duda. Tampoco se cuestiona la admiración que se siente por los militares que prestan su servicio allí. Pero el helicóptero en el centro de la rotonda -que es una maqueta del primero que voló desde el recinto militar- no termina de convencer. 

Rotonda del helicóptero. m.rodríguez

Y como se ha señalado, no solo la capital sucumbió a las modas de las rotondas, también el área metropolitana. Hay múltiples ejemplos, pero uno de ellos resume esa tendencia. Es la rotonda dedicada a twitter en Jun. Un gran monolito coronado por el pájaro de twitter. Un legado del exalcalde José Antonio Rodríguez Salas que por su fealdad parece de broma, como sus alardes sobre su influencia en la red del pájaro azul.

Rotonda dedicada a twitter en Jun. p.v.m.

Cabe recordar que la proliferación de estas isletas con monumentos ha sido incluso objeto de estudio. Hay uno, de la Universidad Autónoma de Madrid, firmado por Elia Canosa Zamora y Ángela García Carballo y centrado en la Comunidad de Madrid, bajo el título: "Enmascarando la pobreza del paisaje urbano: rotondas y arte público". Repasa desde cómo fueron inventadas hasta su incorporación al Diccionario de la Real Academia Española en 1984 con la acepción de plaza circular.

Dejando a un lado el capítulo de rotondas, hay más esculturas en la capital que suscitan dudas. 

MONUMENTO A LA AFICIÓN, JUNTO AL NUEVO LOS CÁRMENES



Sin mucha visibilidad, en la Avenida del Emperador Carlos V, el entorno del Nuevo Los Cármenes, lo que más chirría de esta escultura son las placas de los patrocinadores, que se pueden ver en una de las caras de su base. Un monumento para elogiar lo que representa el deporte y la afición del Granada que, por sufridora en los momentos en los que ha tocado, y fiel siempre, seguro que merecería más. 

El Caminante de Puerta Real no parece estar situado en el lugar más adecuado. No porque no haya caminantes en ese espacio, sino porque ya está saturado de elementos. Junto a la Fuente de las Batallas en este espacio público proliferan quioscos y otro mobiliario urbano, sin contar las ya mencionadas terrazas que ocupan otros espacios de la ciudad, y las salidas del aparcamiento público. 

Caminante en Puerta Real. p.v.m.

¿Conoces otros 'adefesios' que puedan formar parte de esta selección?