Un verano en el Parque de las Ciencias.

La capital elabora un plan de mejora de la calidad del aire que elude medidas polémicas como prohibir el uso del vehículo privado

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 31 de Enero de 2017
El borrador se presenta este martes a la Comisión de Calidad del Aire para iniciar su tramitación.
Cuenca y Fernández Madrid.
IndeGranada
Cuenca y Fernández Madrid.

El Ayuntamiento ha elaborado un Plan para la Mejora de la Calidad del Aire en la ciudad de Granada con el horizonte del año 2020.

El Plan, que mañana se llevará a la Comisión de Calidad Ambiental como paso previo a su aprobación por el pleno, busca la implicación de la Junta de Andalucía, de los municipios del Área Metropolitana, el Ministerio de Medio Ambiente y la Universidad de Granada. "Queremos que cuente, además, con el apoyo de todos los grupos políticos, las instituciones y la ciudadanía con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los granadinos, que es nuestra prioridad”, ha explicado el alcalde, Francisco Cuenca, que ha presentado las líneas generales del plan junto al concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo, Miguel Ángel Fernández Madrid.

Así, la puesta en marcha de actuaciones encaminadas a limitar el uso del vehículo privado -especialmente el procedente del Cinturón- reducir las emisiones de las calderas de las calefacciones o cláusulas sociales medioambientales en todos los contratos públicos del Ayuntamiento, son algunos de los ejes sobre los que se fundamenta este proyecto.

Una batalla contra la contaminación sin medidas polémicas

En la presentación del borrador del plan, Cuenca ha dicho que con esta iniciativa el Ayuntamiento emprendía "una batalla contra la contaminación". Pero no habrá medidas polémicas, al menos de partida. No se contempla prohibiciones del uso del vehículo privado como acordó Madrid. Entre otras razones porque el pasado año Granada solo superó 7 días los niveles máximos que suponen una alerta para la salud según la OMS. 

Lo que sí contempla es la necesidad de que la capital se dote de una herramienta que le permite hacer sus propias mediciones y contar de primera mano con información sobre esos niveles para decidir si son necesarias medidas extraordinarias. 

Entre las medidas concretas que el Consistorio plantea poner en marcha está un plan de inspección de las calderas de las comunidades para revisar aquellas que puedan generar más emisiones contaminantes y, en su caso, recomendar a sus propietarios un uso más adecuado o incluso, el cambio, si se considera necesario.

También con el fin de fomentar el uso del transporte público metropolitano para la conexión con la capital, el plan incluye la implicación del Consorcio Metropolitano para establecer líneas transversales de autobuses o la ubicación de aparcamientos disuasorios de borde con los que se pretende evitar la entrada de vehículos privados en la ciudad.

Destaca también la creación de itinerarios escolares, un proyecto piloto con el que se pretende poner en funcionamiento caminos saludables para peatones. 

Tras referirse a la necesidad de la puesta en funcionamiento del Metro, que en palabras del alcalde "no debe demorarse más allá del 31 de marzo”,  Cuenca ha apuntado otras posibles medidas como la bonificación de las tarifas para los vehículos que produzcan baja o nula contaminación “para que paguen menos los que menos contaminan” o a la implantación de caminos saludables peatonales, especialmente en las zonas escolares.

Cuenca, quien en el pasado mes de noviembre firmaba el Pacto de Alcaldes contra el Cambio Climático en el que se comprometía a reducir un 40 por ciento de las emisiones contaminantes y a un ahorro energético municipal del 27 por ciento, entre otros aspectos, ha insistido en la necesidad de concienciar a la ciudadanía sobre este problema y, sobre todo, de implicar a todas las administraciones en su resolución.

El borrador del plan presentado por el alcalde y el concejal de Medio Ambiete plantea un marco de actuación general que deberá ahora concretarse no solo en la tramitación del mismo, sino en el desarrollo de ordenanzas. Por ejemplo, la que debe amparar las inspecciones en calderas comunitarias. 

Para poner en marcha ese plan de inspecciones, una de las medidas más concretas recogidas en el documento, comenzará la elaboración de un inventario. Se encargarán las personas que sean contratadas con cargo a uno de los programas de empleo. 

A partir de la presentación del borrador a la Comisión de Calidad del Aire, a la que se le ha dado oficialidad tras aprobarla en Junta de Gobierno Local con el objetivo, según ha destacado Fernández Madrid, de darle "fuerza normativa", de la que carecía cuando fue impulsada por el anterior gobierno local, y también para demostrar "la voluntad de cumplimiento", habrá un mes para estudiar y hacer aportaciones. Después comenzará la tramitación oficial "para que tenga fuerza normativa" y sea aprobado finalmente en pleno.

Información relacionada: