Loading
Nueva denuncia contra los vigilantes de la sala de fiestas

Denunciados los porteros de la discoteca ‘Mae West’ por propinar palizas a tres jóvenes, que arrinconaron en el ascensor

Ciudadanía - Indegranada - Lunes, 10 de Julio de 2017
De nuevo la discoteca ‘Mae West’ en el punto de mira por la conducta de sus porteros, que serán juzgados por agresiones.
Fachada de la discoteca 'Mae West'.
IndeGranada
Fachada de la discoteca 'Mae West'.

Tres jóvenes han denunciado a los porteros de la discoteca Mae West por propinarles una brutal paliza –uno de ellos llegó a perder el conocimiento-, tras arrinconarles en el ascensor de la sala de fiestas.

Otra noche de fiesta que mal acabó. Los tres jóvenes celebraban el pasado 1 de junio el fin de curso con el resto de alumnos y profesores y decidieron acudir a la sala de fiestas, poco antes de las 21.00 horas.

Según consta en las denuncias, a las que tuvo acceso El Independiente de Granada, los tres jóvenes estudiantes tomaban unos refrescos en la terraza de la discoteca, cuando uno de ellos cogió un vaso de una mesa utilizada por otras personas que se encontraban en el local.

Pero una de las personas que rodeaba la mesa le recriminó que no era su vaso, por lo que el denunciante se disculpó y se lo devolvió. Sin embargo, reaccionó de forma violenta, empezó a gritar, y dio un golpe sobre la mesa cayendo al suelo todos los vasos depositados en ella.

Furibunda reacción de los porteros

Tras ello, llegaron cuatro porteros sacando a la persona que daba voces y a otra que estaba con él, y otros dos porteros que sacaron de “forma violenta, por los brazos en volandas” a uno de los acompñantes de denunciante, momento en que el este les dice que él no había hecho nada y trata de aclarar lo sucedido.

Ascensor de la sala de fiestas. IndeGranada

Uno de los agredidos hace constar en la denuncia que cuando estaban en el suelo, tras recibir golpes y patadas, los porteros se burlaron de ellos haciendo gestos obscenos

A su amigo –también denunciante- lo llevan al exterior de la discoteca, en frente de un ascensor, y comienzan a golpearlo, por lo que intenta mediar mientras repite que no había hecho nada.

Según las denuncias, lejos de parar, los porteros reaccionan metiendo a él, y a los otros dos amigos –los tres denunciantes-, uno de ellos, al que ya habían golpeado, en el ascensor y comenzaron a propinarles una paliza con golpes y patadas.

Uno de los agredidos afirma en la denuncia que firma que “como temió por su vida y tuvo miedo que le pasara algo se protegió la cara recibiendo patadas y golpes en todo el cuerpo y en la cabeza”.

Tras tirarlos al suelo, le cogieron violentamente por el cuello y le cortaron la respiración y perdió el conocimiento.

Cuando recobró el conocimiento salió por su pie, junto a los dos amigos apalizados, y salieron bajando por las escaleras.

En ese momento pasaba una dotación policial, a la que rogaron pararse y le explicaron lo sucedido.

Adjuntan parte de lesiones del Hospital Campus de la Salud, en el que fueron atendidos en urgencias, de numerosas contusiones, erosiones por el cuerpo y conmoción.

Uno de los agredidos hace constar en la denuncia que cuando estaban en el suelo, tras recibir golpes y patadas, los porteros se burlaron de ellos haciendo gestos obscenos.

No comparecen en el juicio

El pasado miércoles estaba fijado el juicio rápido por agresiones contra los porteros de la discoteca Mae West. Pero fue aplazado por incomparecencia de los denunciados.

La defensa de los tres jóvenes extenderá la denuncia contra la sala de fiestas.

No es la primera vez que los porteros de la Mae West son denunciados por conducta violenta e inapropiada. Además, a ello se suma otra denuncia por racismo, por no dejar acceder al local a un grupo de senegaleses, que además, fueron insultados.