Ven, conoce la provincia de Granada.

Ecologistas en Acción otorga cuatro banderas negras y seis puntos negros a playas y enclaves del litoral granadino

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 27 de Junio de 2018
Las banderas negras son para las playas del Peñón (Salobreña), Granada y Poniente (Motril) y Pozuelo (Albuñol).
Un camión echa arena en Playa Granada mientras el agua se la lleva.
ecologistas en acción
Un camión echa arena en Playa Granada mientras el agua se la lleva.

Las playas del Peñón, en Salobreña; las motrileñas de Playa Granada y Poniente, y la de Pozuelo, en Albuñol, han sido 'premiadas' por las banderas negras que cada año otorga Ecologistas en Acción en Granada, que también ha concedido seis puntos negros a otros puntos del litoral de la provincia.

La campaña Banderas Negras, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral. "Tratamos de explicar, de forma clara y entendible para la población, la realidad que nos encontramos en nuestras playas desde una óptica ambiental", explica Ecologistas en Acción. 

Los objetivos de “Banderas Negras” son, según el colectivo: 

  • Dar una información rigurosa a todos los usuarios de las playas, del estado real en que se encuentran. 
  • Requerir a los ayuntamientos y resto de las administraciones para que contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

Las dos calificaciones negativas otorgadas son: 

  • Bandera negra: Impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes, basuras, agresiones urbanísticas y artificialidad de las playas). 
  • Punto negro: Impactos significativos, pero de menor gravedad. 

Los “galardones” concedidos por Banderas Azules, según E cada vez tienen menos valor, primero, "por su falta de rigurosidad y, segundo, porque los ayuntamientos cada vez están menos dispuestos a pagar por aparecer en la lista. No vale la pena. De hecho solo dos banderas azules habrá en Granada, una en la playa de Torrenueva y la otra, ¡increíble! en Playa Granada, que ha tenido que ser regenerada tres veces este año, y que se espera que en el primer temporal vuelva a perder la arena y otros cientos de miles de euros tirados al mar", según Ecologistas en Acción.

Los datos analíticos oficiales sobre la calidad de los vertidos de las depuradoras están dentro de la norma, dice el colectivo, lo cual no quiere decir "que nos encontremos sorpresas en el agua cuando nos bañamos. Habría que vigilar el origen de esas sustancias", advierte.

Ecologistas en Acción pide también a la ciudadanía y al conjunto de los visitantes de nuestros espacios costeros que tenga una actitud responsable en el uso de los recursos que nos brinda nuestro privilegiado medio natural. Retirar las basuras a los contenedores más cercanos, respetar la vegetación y los pasos peatonales recomendados, no utilizar vehículos destructores en espacios tan frágiles,... en definitiva, procurar dejar inalterados los espacios que hemos utilizado es algo fundamental para usos futuros.

Banderas Negras 2018 en el litoral de Granada 

En Granada, según la organización ecologista, "todo sigue casi igual. Poco ha cambiado la cosa desde el anterior informe del año 2017. Sólo hay tres depuradoras en la Costa que, según datos de la junta de Andalucía, depuran correctamente, y el resto de las poblaciones vierten directamente al mar".

Cuatro son las playas merecedoras de Bandera Negra en la costa granadina:

1ª.- Playa del Peñón y la Guardia (Salobreña)

"La urbanización de la playa, hecha a toda prisa y a costa de destruir huertas de toda la vida, para, según dicen, la futura construcción de cuatro hoteles de lujo, ha terminado. De entrada, y a la espera del hipotético inicio de construcción de alguno de los hoteles, ya se ha constatado que se trata de una zona inundable, tal y como aparece en los mapas del Ministerio y de la Consejería de Medio Ambiente y que se denunció en su momento", explica Ecologistas en Acción.

Vista de la playa antes de que se urbanizara. fotos: ecologistas en acción.

"Pero como esa vega era y es zona inundable, como se ve en este mapa del ministerio de Medio Ambiente que considera alta probabilidad de inundación en periodo de 10 años":

Zona inundable en Salobreña. Urbanización TH-1 en el círculo. 

Inundaciones en la playa tras las lluvias de primavera. 

2ª.- Playa Granada (Motril)

"Después de dos años, sigue privatizada por el hotel la servidumbre de tránsito -franja de 6 metros desde el final de la playa hacia el interior- y que deberá dejarse permanentemente expedita para el uso público peatonal (Ley de Costas Art. 27). El hotel tiene ocupada la zona y corta el paso mediante hamacas y césped y pistas deportivas privadas", dice Ecologistas en Acción.

"Lo más sangrante es que desde octubre de 2016 la Consejería de Medio Ambiente asegura que lo autorizó en julio de 2016 con la condición de que debía dejarse libre la zona de servidumbre. Hasta hoy seguimos igual", añade. 

Zona de servidumbre de tránsito privatizada por el hotel

No solo hay este problema, según el colectivo. Como todos los años, los temporales se llevan la playa y en este invierno 2017-18, ha habido que regenerarla tres veces, la última a finales de mayo. "Y mientras los camiones echaban arena, el mar se la llevaba", lo que para el colectivo supone "un claro ejemplo de mal uso de los fondos públicos que dio lugar a que se denunciara ante la Fiscalía del Tribunal de Cuentas el año pasado, que archivó la denuncia por no haber apreciado la existencia de indicios de responsabilidad contable. Tirar millones de euros al mar sabiéndolo, no es responsabilidad de nadie", lamenta la organización ecologista.

Se da la circunstancia de esta playa tiene el distintivo de Bandera Azul. "Para que sepamos el valor que tiene tal distinción", valora Ecologista en Acción.

3º.- Playa de Poniente (Motril)

Los desagües de vertidos, industriales sobre todo, siguen llegando por balates (acequias) a la rambla de las Brujas que vierte en plena playa, explica el colectivo medioambiental. "No hay ningún interés en solucionar este problema. Por si faltaba poco la playa se inunda cada vez que hay temporal y para mejorarlo, el Servicio de Costas se dedica a sacar arena de esta playa para llevarla a Playa Granada, agravando, aún más si cabe, la situación de la playa provocando además cuantiosos daños materiales a las instalaciones de los concesionarios", explica.

Rambla de las Brujas en su función de alcantarilla hacia Playa de Poniente

Sacando arena de Playa de Poniente para “regenerar” otras playas...

… y facilitando las inundaciones por lluvia o temporales, indica Ecologistas en Acción. 

4ª.- Playa del Pozuelo (Albuñol)

"Sigue igual a pesar del intento de Costas, aún sin concluir, de recuperar el dominio público derribando los invernaderos ilegales que lo ocupaban. La mugre -que ha dado nombre a nivel internacional a esta playa- sigue y se junta lo derribado por costas con los aportes periódicos de las ramblas (plásticos, envases, desechos agrícolas, etc) o los vertidos directos por parte de los vecinos", afirma la organización ecologista.

Arriba, la basura que trae la rambla, y sobre estas líneas, invernaderos abandonados. 

Puntos negros 2018

1º.- Municipio de Almuñécar

Playa de Cotobro: "Este año, para variar, ha habido que reponer más de una vez la arena que se lleva los temporales. Otros cientos de miles de euros tirados al mar hasta el temporal que viene".

Playa de Cabria: "Cuando parecía que el boom urbanístico era cosa del pasado, en Cabria se está aprovechando hasta el último metro para construir. Adiós al encanto de esta zona".

Últimas construcciones en la zoan de Cabria.

2º.- Municipio de Salobreña

Jaulas piscifactoría: "Los restos de las antiguas jaulas de la piscifactoría siguen allí, sobre zona protegida (ZEC Zona de Especial Conservación, antes LIC) de la Caleta al Tesorillo y suponiendo un peligro para la navegación y los bañista atrevidos que se acercan al lugar".

Monte Almendros: "Sigue siendo increíble que la zona de chalés encima de la N-340, entre Salobreña y Almuñécar, siga sin tener alcantarillado (a pesar de que el Ayuntamiento de Salobreña les cobra como suelo urbano), y cada cual vierte sus aguas residuales como le parece, o sea, de mala manera y provocando daños al medio. ¿Qué hacen las administraciones responsables para solucionar estos vertidos que llegan hasta el mar en Zona protegida? Nada".

Tubería de aguas residuales directa al barranco.

Playa de la Charca: "Como ya viene siendo habitua,l el temporal destroza las instalaciones y el paseo marítimo. Vuelta a invertir miles de euros para adecentarla hasta el próximo temporal. ¿A nadie se le ha ocurrido retranquear el paseo para dejarle espacio al mar que lo está reclamando insistentemente en los últimos años?"

Playa de la Charca tras un temporal del pasado invierno.

3º.- Municipio de Motril

Acantilados de Calahonda: "En mayo se celebró el XXIII Campeonato de Pesca Submarina de Andalucía en la Zona de Especial Conservación de Calahonda-Castell de Ferro (ES6140014). El lugar escogido está protegido por la legislación nacional y europea, y se reconoce por la administración que “Las actividades de ocio y turismo como deportes náuticos, navegación deportiva, buceo deportivo son fuentes de amenazas para el espacio, ya sea por afecciones a los hábitats o bien por molestias y perturbaciones a la fauna”. A pesar de ello los responsables de medio ambiente han dado el visto bueno. Así se protege el patrimonio natural".

Zona de costa protegida. 

"Y como todos los años decimos que sigue siendo un problema sin solucionar las actividades pesqueras de arrastre, muy cerca de la costa, y la recogida furtiva a pequeña escala de especies protegidas, como la ortiguilla de mar".

Asignatura pendiente, la "mal llamada regeneración de playas"

Ecologistas en Acción critica con fuerza la regeneración de playas mediante la aportación de arena tras los temporales. "Comenzó en diciembre de 2017, se intervino antes de Semana Santa, se volvió a perder la arena y todavía en mayo se echaba arena. Miles de metros cúbicos con un coste de muchos miles de euros, para no arreglar nada, ya que el siguiente temporal volverá a llevarse la arena", dice el colectivo.

"La solución alternativa que dan es la construcción de diques y espigones pero no hay nadie que pueda asegurar que será efectiva esa solución, ya que, aunque consiguiera fijar la arena en un lugar determinado, influiría negativamente en las playas inmediatas, lo que crearía agravios comparativos y una vuelta a construir nuevas infraestructuras para tapar lo fallos de las ya construidas", explica.

La organización aplaude la decisión del Ayuntamiento de Sagunto, en Valencia, "que ha emitido un informe desfavorable sobre el proyecto constructivo de estabilización del frente litoral del sur de Castellón basado en la incertidumbre sobre el alcance de los efectos negativos para las playas aledañas y reconoce el consistorio que el litoral saguntino se encuentra actualmente en un proceso de regresión que se agravaría con la construcción de los nuevos espigones. Una decisión sopesada y que invita a Costas a mejorar los proyectos que presenta". 

"En definitiva, la única solución viable al problema de retroceso de las playas en Granada -y a la vista de que no se pueden retomar los aportes de arena que se quedan en la presa de Rules- sería dejar espacio al mar, adaptarnos a una situación de retroceso de la costa que figura en todos los modelos de efectos del cambio climático, y aprender a convivir con playas más estrechas y diferentes a lo que hay hoy. Lo contrario sería negar una evidencia con un coste desorbitado e injustificable de fondos públicos para quedar como estamos al principio. Se debe imponer la cordura".