Ven a Sierra Nevada, mucho más que una estación de esquí

Envían un centenar de microrrelatos al ministro de Fomento para pedirle "la vuelta del tren"

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 4 de Mayo de 2017
La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Baza, que organizó la convocatoria, reclama la reapertura de la línea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca, cerrada hace 32 años.
Una de las reivindicaciones en Baza para reclamar la vuelta del tren.
Asociación Amigos Ferrocarril
Una de las reivindicaciones en Baza para reclamar la vuelta del tren.

La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza ha remitido al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, un centenar de microrrelatos aportados por vecinos que, entre otras medidas, reclaman el fin del aislamiento ferroviario que padece Granada usando para ello desde un tono reivindicativo a vertientes más poéticas y nostálgicas.

La iniciativa se enmarca en la primera convocatoria de microrrelatos 'Por la vuelta del tren' y ha recibido aportaciones mayoritariamente procedentes de las comarcas por donde discurría la línea férrea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca, cuya reapertura también se reclama en esta iniciativa, informa Europa Press.

Así, los relatos han llegado desde Baza o el Valle del Almanzora, hasta poblaciones de Murcia, Alicante, Barcelona y Gerona, pero también ha encontrado eco en zonas afectadas por la actual problemática ferroviaria.

Es el caso de la ciudad de Granada, Loja y la Costa Tropical en el ámbito granadino, y otros territorios como Valladolid, Zamora o Cáceres.

Los microrrelatos han sido remitidos tanto por personas mayores como por jóvenes, también por centros educativos. En cuanto a su temática, varía desde la más reivindicativa reclamando el fin del aislamiento ferroviario hasta la crítica contra la corrupción, pasando por la vertiente más poética y nostálgica sobre el pasado en la línea férrea, e incluso alusiones al retorno de la Dama de Baza.

Desde los Amigos del Ferrocarril de la Comarca de Baza se enmarca esta convocatoria de microrrelatos en la campaña que están llevando a cabo ante el Gobierno de España para lograr la vuelta del ferrocarril a las comarcas del sureste peninsular, tras más de tres décadas desde su cierre.

Reproducimos a continuación algunos de los relatos más destacados enviados por la asociación:

LA DAMA PA BAZA

-No me puedo creer que no haya billetes para Baza

-Lo siento señora, tan solo le puedo ofrecer a Guadix como punto más cercano

Con sus amplios ropajes, su llamativo tocado y sus espectaculares joyas, la Dama se buscó acomodo en un banco de la estación de Atocha. Sabía que le tocaba seguir esperando. Solo regresaría a su tierra con la vuelta del tren.

José R. Pérez. Madrid

FIN DE CAMINO

Salieron los dos cogidos de la mano, caminando lentamente hacia donde se ponía el sol. Decidieron ir juntos a esperar la vuelta del tren. 

A la altura de la estación de tren del Baúl se detuvieron exhaustos. Se sentaron  bajo las miles de estrellas que llenaban el cielo de aquella fría noche invernal. 

Los días se convirtieron en semanas, las semanas en meses, los meses en años. Y al amanecer de un día se habían convertido en las rocas que flanquean el puente de hierro sobre el arroyo Gor.

Álvaro Martínez. Baza.

TIC TAC, TIC TAC

Primero dejaron de pasar los trenes por la estación de Caniles. Después la Azucarera– Furfural  acabó su actividad y cerró sus puertas para siempre. A continuación comenzaron a quitar las vías y las traviesas. Posteriormente la estación cayó en el olvido, se fue abandonando, se paró el reloj de la estación, hasta que  finalmente desapareció treinta años atrás.

Hace unos días alguien volvió a colocar el reloj en la ya restaurada estación de tren, y ayer estaba funcionando. No sé tú, pero creo que es un buen presagio para la vuelta del tren.

María López. Caniles

INOCENTE O CULPABLE

Si pedir la vuelta del tren es un delito, yo soy culpable. Si querer que esta zona olvidada tenga futuro es un crimen, deténganme porque lo persigo en cuerpo y alma. Si oponerse a las injusticias es algo malo, condenado estoy. De lo que me declaro inocente es de contribuir a esta marginación, pues no voté a los gobernantes que la hacen posible.

Andrés Ruiz. Valladolid.

JOSEP WILCOX 

Jefes de estación, factores, guardagujas, interventores, enganchadores, guardesas, guardabarreras, capataces, sobrestantes, avisadores, telefonistas, maquinistas, fogoneros, jefes de tren, visitadores, guardanoches, interventores en ruta, guardafrenos…cada uno de ellos fue dejando una flor en aquella tumba del cementerio apócrifo de Baza, en el mármol blanco de Macael se había tallado:R.I.P. IN MEMORIAN JOSEP WILCOX M.I.C.E DIED FEB.27. 1890 ERRECTED BY THE ENGLISH ENGINEERS OF THE G.S.S.R. 

Los pétalos marchitaron sin agua, tan solo el relente de la mañana avivaba el moho esperando la vuelta del tren y una carta de agradecimiento de la Great Southern of Spain Railway Company Limited 

Andrés Molina.. Olula del Río

ECHANDO LAS REDES AL TREN

En Facebook se estaba especulando con la noticia. En Twitter se confirmó que era algo más que un rumor. La aparición en LinkedIn motivó que aumentara el interés. Desde Habbo se organizó una quedada y las reseñas en Snapchat convirtieron en viral el asunto. La retransmisión en tiempo real por Instagram demostró que era real. La imagen en Flick inmortalizó la vuelta del tren al valle del Almanzora.

Fran Reche. Armuña.

EL QUE FALTA, LA QUE SOBRA

Cuando ella llegó, él estaba ahí, llevaba más de un siglo estando. 

Ella era buena para los suyos, una minoría, y siempre encontraba la forma de tenerlos contentos.

El era necesario para la mayoría, casi todos, pero dudaron de su rentabilidad y se lo cargaron.

Ahora pedimos que ella se vaya, la corrupción, y rogamos que él vuelva, la vuelta del tren.

Marga Collado. Zamora

LOS ÚLTIMOS DE LOS ÚLTIMOS

En la España de los aeropuertos sin aviones y de la líneas del AVE derroche, mire usted que el ministerio de Fomento se ha quedado sin un chavico para la vuelta del tren a Granada. 

En la España de la corrupción de unos pocos, mire usted que somos muchos los que pagamos el derroche, siempre en el mismo lado.

Dicen que sí, que sí, que están por nosotros y que nos tienen muy presentes. Seguro que así es, que se acuerdan de esta zona pero para reírse en nuestra cara las pocas veces que vienen.

Los hay de primera categoría, están los de segunda y, al final de todo, ahí nos han colocao.

Paco Torres. Granada.