Disfruta de la Feria del Corpus 2019
Más de 15.000 personas salen a la calle, hartas del ninguneo de Fomento

Granada clama ahora por un tren y una Alta Velocidad que de justicia le pertenece

Ciudadanía - M. Andrade - Domingo, 12 de Febrero de 2017
Granada salió a la calle este domingo para reclamar el fin del vergonzoso aislamiento ferroviario, por un tren y AVE que de justicia y por dignidad le pertenece.
Más de 15.000 personas han participado en la manifestación.
Miguel Rodríguez
Más de 15.000 personas han participado en la manifestación.
Granada no se calla. Harta del ninguneo del Gobierno, protagonizado por los sucesivos ministros de Fomento, que no han dado respuesta a la única provincia española desconectada por tren, tomó las calles de Granada en un marea amarilla ciudadana para exigir que Granada sea tratada como el resto de provincias, como Vitoria, Bilbao o Santander, donde el PP acepta lo que niega aquí.

La manifestación partió de la estación de trenes. miguel rodríguez

‘Ahora el tren’ 'Se trata de Granada', señala la pancarta que abría la manifestación, que ha partido pasado el mediodía desde  la estación de RENFE, donde con sorna hay una exposición fotográfica sobre el tren, y en cuya plaza, rodeada de vallas, salen los autobuses con dirección a la estación de Santa Ana, en Antequera, para que pasajeros se conecten desde Málaga a la Alta Velocidad.

Entre 15.000 y 17.0000 personas, según cálculos de la Policía Local, han participado en la marcha que ha recorrido el centro de la ciudad hasta la Fuente de las Batallas. La Subdelegación del Gobierno, según informa Europa Press, ha rebajado esa cifra a solo 2.500 asistentes. La manifestación estuvo precedida de una campaña apoyada en las redes sociales por Miguel Ríos, Luis García Montero, Kiko Veneno o Antonio Arias, entre otros muchos.

Cabeza de la manifestación en la salida por Constitución: Ahora el tren. Se trata de Granada. miguel rodríguez.

Miembros de la Marea Amarilla y la plataforma ciudadana Granada En Marcha, convocantes de la movilización, así como de la Asociación de la Marea Amarilla, portan la pancarta de cabecera. Tras ella, los que claman por el soterramiento del AVE, o las plataformas de Baza, que exigen la reapertura de la Guadix-Lorca, Ciudadanos por el Tren, la Asociación de Amigos del Ferrocarril u organizaciones como FACUA.

Vista de la Gran Vía. P.V.M.

Ambiente festivo, en un día que el sol se abrió paso, para una reclamación más que justa, cuando en abril próximo Granada cumplirá dos años de aislamiento ferroviario. Y lo hará con una única certeza respecto a las conexiones ferroviarias, hasta 2018 no habrá novedades respecto a la desconexión. La prioridad para el Ministerio de Fomento es finalizar las obras del AVE, tal y como está proyectado ahora -sin Variante en Loja y sin soterramiento en la capital-, y descarta la alternativa de Moreda que acabaría con el aislamiento.

Pancarta de la plataforma de Loja 'AVE sí, pero no así'. p.v.m.

Sin banderas de partidos ni de sindicatos, participan en la convocatoria miembros del PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU, Vamos Granada, de UGT, CCOO, y del empresariado granadino. Todas y todos a una. Con esta manifestación, la ciudadanía retoma con fuerza la movilización, tras la convocatoria del pasado 17 de septiembre.

También representantes institucionales de la Junta de Andalucía, parlamentarios y senadores de los partidos, salvo el PP. Y de la Diputación de Granada. Todos y todas, de forma discreta. A la manifestación ha preferido no asistir el alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, que sí estuvo en la del pasado septiembre.



En las redes sociales, el alcalde justificaba su decisión. Tras recordar que había estado al frente de la causa "desde el primer día", explicaba: "Hoy no voy a permitir que usen al alcalde para restar fuerzas a una lucha necesaria". En las últimas semanas y dado que no asistió a las movilizaciones por los hospitales, se había puesto el foco sobre su decisión. Finalmente, a diferencia de lo que ocurrido en las anteriores protestas contra el aislamiento y por el AVE soterrado, no ha asistido. Sí han acudido otros representantes del gobierno local y concejales de otros grupos municipales, salvo el PP.
 

La reivindicación ferroviaria del Norte de la provincia, presente. P.V.M.

Que acabe urgentemente con el aislamiento ferroviario al que somete a Granada de forma irracional el Gobierno que, como en los viejos tiempos, no ofrece respuesta, y que no merece de ninguna forma esta provincia y esta ciudad universal patrimonio cultural de la humanidad. Es una de las reclamaciones que se une a la propuesta de reconectar Granada con Madrid y Barcelona por la vía de Moreda y Linares Baeza, pese al rechazo del Gobierno que se ampara en su nula competitividad.

La ciudadanía también clama hoy en la calle por la integración del ferrocarril de forma  soterrada, con el fin de garantizar la mejora de las condiciones de vida de los vecinos de las zonas más afectadas y para desarrollar un proyecto de ciudad diferente, más humana y más acorde con la naturaleza, preservando la Vega e integrando a los ciudadanos de unos barrios y otros y al área metropolitana de Granada con una población de casi 600.000 habitantes.

La manifestación exige un trato igualitario para Granada. P.V.M.

Y que se liciten también de forma inmediata contratos para seguir con los proyectos de realización de la Variante Sur de Loja como única salida a los graves problemas orográficos, ciudadanos y medioambientales que se presentan en ese tramo a lo largo de treinta kilómetros (30 kilómetros) y que de no realizarse llevaría a una deficiente adaptación de las obras en el trazado actual con el consiguiente peligro, y que desvirtuaría al mismo tiempo la Alta Velocidad pretendida.



Al término de la manifestación, Almudena Cano ha leído un comunicado, consensuado por las plataformas convocantes, en el que ha denunciado el “engaño de Fomento a Granada al que tienen sometido en parte a un cerco ferroviario” y han pedido que se ponga fin “al agravio” con tres reivindicaciones principales: el fin del asilamiento, para lo que piden recuperar la vía de Moreda; la integración del AVE, mediante el soterramiento, y la variante de Loja, sin excusas.

La marea amarilla sucede a la marea blanca de la sanidad, que consiguió en las calles dos hospitales completos y urgencias finalistas, en una lucha histórica que ahora retoma la reivindicación para que Granada no pierda el tren de futuro.

Información relacionada: