Un verano en el Parque de las Ciencias.

Granada pasa este sábado a aviso naranja por temperaturas máximas que pueden superar los 40 grados

Ciudadanía - Europa Press/IndeGranada - Sábado, 20 de Julio de 2019
Para el domingo y lunes se mantiene el aviso amarillo.
Fin de semana de mucho calor en Granada.
archivo
Fin de semana de mucho calor en Granada.

Granada ha pasado del aviso amarillo a naranja este sábado por altas temperaturas, que probablemente superen los 40 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología. Granada rozó este viernes los 40º, con 39,6 de máxima en la estación meterológica de Aemet en el Aeropuerto de Chauchina. 

La Cuenca el Genil se encuentra en aviso naraneja entre las 12,00 y las 20,00 horas de este sábado, donde, además de temperaturas máximas de 40 grados o más, las mínimas no bajarán de 20, por lo que también habrá dificultades para conciliar el sueño.

Igualmente, según ha informado Emergencias 112 Andalucía en un comunicado, se prevén avisos de nivel amarillo, con mediciones de hasta 39 grados, en Los Pedroches y la Sierra de Córdoba, así como en Cazorla y Segura (Jaén).

La alerta amarilla también estará vigente en otras provincias andaluzas como Huelva --en Andévalo y El Condado--; Sevilla --en las sierras Norte y Sur y en la campiña sevillanas--, y Málaga --en la zona de Antequera--. En todos los casos, los avisos estarán vigentes entre las 12,00 y las 20,00 horas.

Para el domingo, Aemet ha activado el aviso amarillo para Granada, por temperaturas máximas que estarán en torno a los 39 grados, que se mantendrán también el lunes. 

Consejos ante el calor

Ante las altas temperaturas que se esperan para los próximos días, el 112 recomienda una especial atención a personas mayores, bebés y enfermos crónicos, por ser los sectores de la población más vulnerables a los efectos del calor; la hidratación debe ser continua y se recomienda beber agua de forma periódica incluso si no se tiene sensación de sed.

Los biberones serán preparados en el momento en el que se les vaya a dar a los más pequeños de la casa. Como norma general para la alimentación en estos calurosos días, se evitarán las comidas copiosas y se optará por comer frutas, verduras frescas y sopas frías.

En casa, se aconseja cerrar bien las ventanas, cortinas y persianas expuestas directamente al sol, así como encender el ventilador o el aire acondicionado y permanecer en las estancias más frescas de la casa. Si salimos a la calle, es preferible no hacerlo en las horas centrales del día y de mayor calor.

Tampoco se deben realizar ejercicios físicos o esfuerzos desacostumbrados en esta franja horaria. Usaremos sombrero, gorra, gafas de sol y protección solar, además de ropa holgada, de colores claros y de tejidos ligeros.

Si se emprende un viaje en coche, se aconseja llevar siempre una botella de agua para hidratarnos y, por supuesto, no dejaremos a nadie, tampoco a las mascotas, en el interior de vehículos cerrados ni siquiera un momento.

Ante cualquier indicio de un posible golpe de calor, como mareos, náuseas, pérdida de fuerza o migrañas, avisaremos al 112, un teléfono de emergencias gratuito y disponible las 24 horas, todos los días del año.