Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano

Ante el juez el autor de la muerte de un zorro que había sido acogido como mascota por una aldea de Órgiva

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 7 de Julio de 2023
Fue abatido en plena calle en la pedanía de Alcázar y el caso generó una gran alarma social entre el vecindario.
Una calle de la pedanía de Alcázar.
ayuntamientodeorgiva.es
Una calle de la pedanía de Alcázar.

La Guardia Civil ha identificado e investigado al presunto responsable de la muerte de un zorro en la localidad de Alcázar, pedanía de Órgiva, un animal que había sido acogido por los poco más de treinta habitantes de la aldea como la mascota del pueblo. El presunto autor de los disparos que acabaron con la vida del zorro ha sido investigado por un delito contra los animales.

La muerte del zorro se produjo durante la madrugada del pasado día 22 de junio. La Guardia Civil ha averiguado que el investigado disparó contra el animal y lo dejó muerto en mitad de la calle. A la mañana siguiente, cuando los vecinos vieron muerto al animal en mitad del pueblo, se generó una gran alarma social que trasladaron a la Guardia Civil de Órgiva. El zorro había sido amaestrado por todos ellos y bajaba a diario al poblado a comer de sus manos. 

Tras la muerte del animal, la patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Órgiva y el Equipo de Policía Judicial Medioambiental del Seprona de la Comandancia de Granada abrieron una investigación para tratar de localizar al responsable de la muerte del zorro.

No ha sido una investigación sencilla, reconoce la Guardia Civil, porque lo único que se sabía era que el animal había muerto por un disparo de una escopeta de caza y la única evidencia eran los perdigones en la herida mortal. No obstante, los investigadores han conseguido con sus pesquisas encontrar los indicios suficientes para identificar de manera fehaciente al autor del disparo.

Este individuo ha sido investigado como presunto autor de un delito contra los animales por abatir mediante un arma de fuego a un animal silvestre, un zorro (Vulpes Vulpes), sin autorización, fuera del periodo hábil de caza e incumpliendo la distancia de seguridad que todo cazador ha de respetar respecto de los núcleos urbanos. El investigado se ha negado a declarar al respecto.

Tras concluir las diligencias, la Guardia Civil lo ha puesto a disposición del juzgado de guardia de Órgiva.