Ven al Parque de las Ciencias
Conmina al personal de refuerzo a que sufrague por su cuenta un nuevo hospedaje

La Junta cancela el alojamiento para los sanitarios que luchan en Granada contra el Covid-19

Ciudadanía - Redacción El Independiente de Granada - Sábado, 30 de Mayo de 2020
La Delegación Provincial de Salud y Familias ordena, por sorpresa, a los sanitarios de refuerzo que luchan contra el Covid-19 que abandonen el hotel este domingo, un mes antes de lo previsto.

Hotel Luna, residencia del personal sanitario de refuerzo. IndeGranada

La crisis del coronavirus ha dejado claro, por encima de todo, el reconocimiento a los profesionales sanitarios. Su esfuerzo, su entrega, su lucha, que han logrado contener la pandemia. Pero a la luz de los hechos no todos lo ven así, más allá de las grandes palabras, que quedan huecas sin actuaciones concretas.

Sin aviso previo, la Delegación Provincial de Salud y Familias ha ordenado a los sanitarios de refuerzo que todavía luchan contra la pandemia que abandonen este domingo el Hotel Luna, donde residían.

La orden es tajante: dejar el hotel el domingo por la mañana, a pesar de que Salud había reservado hasta finales de junio, según confirmaron varios de los afectados del grupo, que expresó su malestar por las formas con las que han sido tratados

En este hotel, situado en la capital granadina, descansaban de las largas y estresantes jornadas sanitarios, unos pocos, para no volver a sus domicilios y poner en riesgo de contagio a sus familias, pero la mayoría eran profesionales desplazados de otros municipios y provincias, contratados como personal de refuerzo en la lucha contra el coronavirus.

La orden es tajante: dejar el hotel el domingo por la mañana, a pesar de que Salud había reservado hasta finales de junio, según confirmaron varios de los afectados del grupo, que expresó su malestar por las formas con las que han sido tratados.

La mayoría del personal de refuerzo ni se lo pensó cuando fueron llamados para incorporarse a los hospitales de Granada, al inicio de la crisis sanitaria. Algunos dejaron, incluso, sus empleos, como reconoció una de las enfermeras que este domingo dejará el Hotel Luna, que trabajaba en una clínica privada de una capital andaluza próxima.

En total son 70 los profesionales sanitarios afectados por la medida entre ellos, médicos de todas las especialidades, enfermeras y auxiliares de Enfermería

Porque lo peor es que junto a la orden de dejar la habitación, la Delegación Provincial de Salud y Familias conmina a aquellos que tienen aún contrato del SAS y, por lo tanto, continuarán de refuerzo las próximas semanas, a que busquen y sufraguen un alojamiento por su cuenta.

En total son 70 los profesionales sanitarios afectados por la medida, entre ellos, médicos de todas las especialidades, enfermeras y auxiliares de Enfermería.

Esta semana, Indalecio Sánchez-Montesinos, en su primer comunicado público desde el inicio de la pandemia, difundía una carta, titulada ‘Mil millones de gracias serían insuficientes, Gracias infinitas’, agradecía a todos el esfuerzo en la lucha contra el coronavirus.

En la carta extendía el agradecimiento a instituciones, organismos, fuerzas y cuerpos de seguridad, hasta una larga lista que incluía firmas comerciales, algunas de las cuales se desconoce su participación en la lucha contra el Covid-19, o la Escuela Taurina de Motril.

Y solo en el antepenúltimo párrafo se refería a los “a todos los trabajadores y profesionales de los Centros Sanitarios, de Residencias y Centros Sociosanitarios, Centros de Inserción Social, del 061, del 112, del Consorcio del Transporte Sanitario…,” no sin antes expresar su reconocimiento a “mis compañeros, de la Delegación de Salud y Familias y del resto de las Delegaciones y Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía”.

El establecimiento había habilitado medidas especiales para acoger a los sanitarios, que no entraban por la puerta principal del hotel, que cuenta con otros dos edificios, también destinados hasta ahora al personal esencial desplazado a Granada, como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o de empresas de suministro.

La orden de la Junta se explica por la necesidad del SAS de recortar gastos, en un periodo que la crisis sanitaria ha disparado la cuenta de gastos

El hotel habia sido autorizado por el Gobierno junto a otros dos de la capital que, finalmente, la Junta descartó.

La orden de la Junta se explica por la necesidad del SAS de recortar gastos, en un periodo que la crisis sanitaria ha disparado la cuenta de gastos..

En plena crisis, Salud y Familias también decidió recortar la productividad a los profesionales sanitarios.

Así, decretó no abonar el complemento de productividad que los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) perciben en su totalidad, a razón del 50 por ciento en la paga de julio y el otro 50 restante en la de octubre.