Seamos ejemplares
Tres de los participantes estaban escondidos en un armario

Tres detenidos en una fiesta ilegal que se celebraba en un bajo comercial

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 24 de Octubre de 2020
Los detenidos arremetieron contra los agentes de la Policía Local que disolvieron la fiesta que se celebraba en el local, situado en la calle Maestro Lecuona.
La fiesta se celebraba en un local de Maestro Lecuona.
Google Maps
La fiesta se celebraba en un local de Maestro Lecuona.

La Policía Local de Granada disolvió anoche una fiesta que se celebraba en un bajo comercial de la calle Maestro Lecuona. En la intervención tres de los participantes en la fiesta, ilegal, acabaron detenidos por arremeter contra los agentes.

La actuación se llevó a cabo minutos antes de la medianoche. La fiesta se celebraba en bajo comercial que no cuenta con autorización de establecimiento de hostelería. En el interior había un grupo de personas consumiendo bebidas alcohólicas y sin cumplir con las medidas sanitarias vigentes para evitar la propagación del virus COVID-19.

Los agentes comprobaron el ruido que había en el local, donde se observaban también luces de colores intermitentes, y las quejas de los vecinos. Tras tocar a la puerta en reiteradas ocasiones, los participantes hicieron caso omiso, pero los agentes lograron acceder al interior del local cuando un joven abrió la puerta con intención de salir al exterior. 

Una vez en el local, los agentes observan a ocho personas "con síntomas evidentes de embriaguez, sin hacer uso de la mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad, manteniendo una actitud desafiante ante los policías".

Al realizar una inspección del establecimiento para localizar a más personas que pudiese haber en el interior, "una de las participantes en la fiesta se interpone ante uno de los agentes impidiéndole la labor inspectora propinándole tanto ella como otro de los asistentes varios empujones y golpes, acometiendo tanto a este agente como a otro de los actuantes, motivo por el cual se procede a la detención de ambos, así como de un tercero que se negó rotundamente a facilitar su identificación a los policías".

Realizada la inspección del local, tres de las personas identificadas fueron encontradas escondidas en el interior de un armario.

Finalmente se cerró el local por su propietario quedando denunciados todos los participantes en la fiesta, siendo trasladados los detenidos (de entre 23 y 24 años) a dependencias policiales para su posterior puesta a disposición judicial.