Un verano en el Parque de las Ciencias.
Apoyan la búsqueda del poeta en Alfacar

'El último paseo' en homenaje a Lorca y a todas las víctimas del franquismo alerta del intento de "desmemoria" por parte del Gobierno andaluz

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 14 de Agosto de 2019
Los organizadores de la marcha colocaron una placa en La Colonia, aún sin señalizar como Lugar de Memoria, para recordar que allí pasaron sus últimas horas más de 2.000 detenidos antes de ser asesinados.
Imagen de la marcha entre Víznar y Alfacar celebrada este miércoles.
VJR
Imagen de la marcha entre Víznar y Alfacar celebrada este miércoles.

El colectivo Alfacar y Lorca, Romero y Luna, en colaboración con la Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación, organizaron este miércoles la sexta edición del último paseo, una marcha popular desde La Colonia de Víznar a Fuente Grande en Alfacar, para rendir homenaje al poeta Federico García Lorca y a todas las víctimas del franquismo. Una iniciativa que contó con el acordeón republicano de Javier Cuesta y a la que se sumaron varias asociaciones memorialistas, sindicatos y partidos políticos.

Esta marcha es popularmente conocida como 'el último paseo', método utilizado por los militares golpistas en 1936 para acabar con la vida de sus víctimas, durante la guerra civil. El paseo se iniciaba en La Colonia, un antiguo molino que la República utilizó como centro de vacaciones para hijos de los obreros y los franquistas convirtieron en corredor de la muerte, según recuerdan los organizadores. Más de 2.000 detenidos pasaron sus últimas horas de vida en este siniestro lugar y fueron sacados de madrugada a pasear por la carretera, donde los verdugos les disparaban un tiro en la nuca, en cualquier cuneta del camino. Entre las víctimas estaban el poeta García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo y los anarquistas Francisco Galadí y Juan Cabezas, convertidos en símbolo de la represión franquista.

Placa que recuerda a las víctimas asesinadas.

“Han pasado ya 83 años -recordó el periodista Paco Vigueras- y todavía no existe en La Colonia ninguna información que recuerde a los caminantes lo que ocurrió en este Lugar de Memoria Histórica, que sigue sin estar señalizado”. Por este motivo, han colocado una placa informativa que recuerda: “Desde aquí les daban el Último Paseo, por la carretera de Víznar a Alfacar, donde las víctimas eran asesinadas por defender la legalidad democrática”.

Los participantes en la marcha visitaron después la gran fosa común del barranco de Víznar, donde yacen los restos de centenares de víctimas. En este lugar, Luis Naranjo habló de las catas realizadas en 2014, cuando era director general de Memoria Democrática. Naranjo subrayó la importancia de estos trabajos arqueológicos para documentar el genocidio franquista y la necesidad de hacer exhumaciones con denuncia judicial: “Pues además del derecho de las familias a enterrar a sus seres queridos con dignidad, hay que investigar judicialmente estos crímenes contra la humanidad”.

Los promotores del último paseo explicaron también los trabajos arqueológicos realizados por el movimiento memorialista en el Parque García Lorca de Alfacar y en el Peñón del Colorao para buscar la fosa del poeta: “Aún no se han encontrado los restos de Lorca y sus compañeros de muerte, pero eso no significa ningún fracaso, pues la búsqueda de la verdad es el mayor éxito de una sociedad democrática”.

En este sentido, manifestaron su apoyo a la microcata arqueológica, solicitada por la nieta adoptiva de Dióscoro Galindo, en la fuente del Parque García Lorca de Alfacar. Consideran necesario comprobar la versión sobre un saco de huesos, que según algunos testigos estaría enterrado ilegalmente en la zona de la fuente, entre los que podrían estar los restos del poeta, el maestro y los dos anarquistas.

La marcha popular concluyó con una velada poético-musical en el Parque Romero y Luna de Alfacar y la lectura de un manifiesto con el siguiente mensaje: “Condenamos la desmemoria y las maniobras del actual gobierno andaluz para sepultar las voces que reclaman justicia y calificamos de insulto a las víctimas las medidas aprobadas por la Junta de Andalucía, que aniquilan los avances de la Ley de Memoria Histórica”.