El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022

Vecinos de la zona Norte temen que la Junta emprenda desahucios masivos de viviendas sociales

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 11 de Agosto de 2016
Vecinos de Casería de Aguirre, en la zona norte de la capital granadina, residentes en viviendas sociales temen que la Junta de Andalucía emprenda desahucios masivos y les eche de las viviendas sociales en las que residen, propiedad de la Administración autonómica.
Concentración hoy ante la sede de la Agencia de Vivienda de Andalucía.
IndeGranada
Concentración hoy ante la sede de la Agencia de Vivienda de Andalucía.

Así lo han trasladado hoy en una rueda de prensa convocada ante la sede en Granada de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, para protestar, con el apoyo de STOP Desahcucios 15M, la forma de actuar de este este organismo en el último desahucio realizado este lunes en Granada, del que informó el Independiente de Granada.

Según Daniel y Silvia, los afectados de este último desahucio practicado por la Junta el lunes pasado, y el primero en Granada después de que el Ayuntamiento declarara la ciudad ‘libre de desahucios’, se colocó a las familias en una situación de “total indefensión” al no respetar los plazos que la ley les reconocía para el recurso y la presentación de alegaciones desde que se les notificó el desahucio y se les daba un plazo de un mes para la ejecución del mismo, puesto que recibieron la notificación el pasado viernes día 5 de agosto y el desalojo se ejecutaba el lunes 8.

En ese desqalojo, fue detenida una activista de Stop Desahucios 15M por hacer fotos de la intervención policial, en virtud de la Ley Mordaza.

Stop Desahucios 15M criticó con dureza que la Junta de Andalucía, gobernada por los socialistas, compartan con las entidades bancarias  ”una forma de proceder” que “ignora” la posibilidad de una tutela judicial efectiva, el derecho a la defensa y en última instancia la propia legalidad, actuando al margen de la misma, despreciando al mismo tiempo el carácter social del uso de la vivienda que reconoce nuestra legislación.



Un portavoz de la plataforma Stop Desahucios 15M explicó que la Junta “pretende desvestir a un santo para vestir a otro”. Con ello significó que las políticas sociales de la Junta no se entendían cuando echan de sus casas a personas en situación de exclusión, sin darles alternativas para ofrecérselas a otros que en el caso de poder pagar el alquiler demostraría que no se encuentran en situación límite como los actuales inquilinos.

“Porque la clave aquí está en que nos encontramos con unas administraciones incapaces de dar soluciones, colapsadas, faltas de recursos y de medios. Ante esta situación, y lejos de reconocerla, pretende castigar con dureza a quienes no se resignan a conformarse con su situación de miseria y de exclusión, no se resignan a dormir debajo de un puente y actúan para hacer efectivo el derecho a la vivienda que esas mismas administraciones deniegan al tiempo que dicen garantizar”.

Y añade Stop Desahucios 15M, que el desahucio acometido el pasado lunes por la Junta de Andalucía trata de “dar un escarmiento, aunque sea ignorando la ley, a quien no se resigna a soportar esta situación”.

Desalojos masivos

Junto a Daniel y Silvia, también se pronunció otro vecino de Casería de Aguirre quien explicó que sobre su vivienda también existe una amenaza de desahucio por parte de la Junta de Andalucía, en una situación que puede afectar a un centenar de vecinos de la zona.

Según explicó, la Junta le ofrece un alquiler de 200 euros al mes, pero él, que vive con dos niños y dos nietos y sin trabajo, percibe 160 euros por su situación de exclusión social. La Junta, señaló, no le ofrece alternativas.

Además significó la poca claridad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía respecto a las subvenciones que no llegan a los residentes pero que el organismo percibe.